Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Ambiente » Proteger los ambientes desde adentro
CONSERVACIÓN

Proteger los ambientes desde adentro

Las áreas naturales protegidas públicas y privadas siguen siendo la herramienta fundamental para proteger nuestros ambientes y su biodiversidad, pero ¿qué se necesita para crear una?

 

Por MARIO ROVINA de EL MIÉRCOLES DIGITAL

 

El trabajo de pensar y concretar la creación de una nueva área natural protegida no es fácil y como todo lleva un proceso que consiste en diferentes etapas que son fundamentales para diagnosticar el estado de conservación del ambiente y determinar en qué categoría de protección debemos incluirla.

En la provincia de Entre Ríos, la Ley 10.479 establece el Sistema de Áreas Naturales Protegidas provinciales y es la que determina los objetivos que deben tener las mismas y las categorías de manejo a las cuales estas áreas se pueden incorporar.

Y el decreto 2474 establece los pasos que deben seguir quienes quieran incorporar sus propiedades al sistema provincial de áreas naturales protegidas, las normativas que se deben respetar y también cuáles serán los beneficios impositivos que conlleva dicha incorporación, que van desde un 40% de reducción del impuesto inmobiliario, hasta un 90% en las categorías de protección más estrictas.

Uno de estos primeros pasos es recorrer el área y determinar si sus ambientes son representativos de la región, observar en qué estado se encuentran y en especial relevar la presencia de la flora y fauna nativa que los habitan.

Pero antes de esto, y sobre todo en lo que refiere a las áreas privadas, tiene que estar la intención del dueño de que sus tierras pasen a formar parte del sistema de áreas naturales protegidas de la provincia.

Y a pesar de lo que se piensa, la mayoría de los propietarios que deciden convertir sus propiedades en unidades de conservación, no lo hacen únicamente por la reducción impositiva que prevé la ley, sino por un fuerte compromiso ambiental y por una motivación por conservar la naturaleza, como nos cuenta Guillermo Treboux, integrante de Sudeste Explora, quienes, junto a Guillermo Rajneri, Alan Feyt y Claudio Treboux, se dedican a realizar los inventarios y relevamientos de flora y fauna de estas futuras áreas protegidas y asesoran a los propietarios en cuanto a la normativa y los pasos necesarios para concretar un adecuado manejo de las mismas.

“En la actualidad la gran mayoría de los proyectos surgen principalmente por iniciativa de los propietarios y lo que nos ha pasado es que nos hemos encontrado con gente que ya viene bastante motivada con respecto a los temas de conservación y por lo tanto no hay que convencerlos”, nos cuenta Guillermo.

“Igualmente, lo que nosotros siempre le proponemos antes de avanzar, es conocer qué es lo que hay, por lo que una de las primeras cuestiones que les proponemos es comenzar a realizar relevamientos que nos permitan inventariar lo que hay dentro del predio”, nos explica.

Conocer las especies de flora y fauna presentes en los lugares que se quieren preservar es fundamental, sobre todo para poder diagnosticar el estado de conservación del lugar y poder definir en cuál de las categorías de manejo se lo debe incluir. Esto además va a determinar los objetivos que se incluirán en el plan de manejo que se deberá confeccionar para la adecuada gestión del área protegida a futuro.

Cuidar lo que nos representa

El lugar de la provincia en que se ubique el predio y el ambiente que allí se encuentre va ser determinante a la hora de estimar el valor de conservación del mismo, ya que en nuestra provincia se encuentran bien diferenciados distintos ambientes que incluyen pastizales, montes de espinal, selvas en galería y zonas de esteros y bañados, todos ellos con diferentes grados de protección.

Por esto es que la Ley 10.479 establece entre sus principales objetivos mantener la diversidad biológica, genética, los procesos ecológicos y evolutivos naturales, además de proteger muestras de la totalidad de los ambientes naturales y especies de la Provincia de Entre Ríos, preservando su carácter de bancos genéticos, de reguladores ambientales y de fuentes de materia prima a perpetuidad.

En base a esta legislación es que la provincia cuenta actualmente con cerca de 600 mil hectáreas protegidas, repartidas entre publicas y privadas, que abarcan todos los ambientes presentes en Entre Ríos.

En base a esta legislación es que la provincia cuenta actualmente con cerca de 600 mil hectáreas protegidas, repartidas entre publicas y privadas, que abarcan todos los ambientes presentes en Entre Ríos.

A estas se le deben sumar las superficies protegidas por los Parque Nacionales Pre-Delta y El Palmar, como así también las que protegen los dos Sitios Ramsar con los que cuenta la provincia, que ayudan a preservar humedales de vital importancia para la biodiversidad y para el desarrollo sustentable de las comunidades locales.

Aunque esto parezca mucho, en realidad la mayoría son superficies chicas y en muchos casos separadas entre sí, lo que hace que la conservación de los ambientes sea de forma fragmentada y en muchos casos sin el adecuado manejo, ya sea por desconocimiento o por falta de recursos.

Por lo que a la pregunta de ¿Cómo veía el estado de protección actual que tienen los ambientes de la provincia?, Guillermo Treboux nos decía que “hoy por hoy la provincia de Entre Ríos presenta un esquema ambiental complejo, más que nada vinculado al tema de la fragmentación de los ambientes naturales. Si bien todavía conserva algunos espacios bien conservados, lo cierto es que empiezan a estar distanciados y fragmentados de otros espacios naturales”.

A lo que agrega que “la ciencia de la conservación pone como un paradigma sobre el cual construir a la biodiversidad. O sea que los ambientes naturales cuanto más diversos mejor, porque de alguna manera eso quiere decir que existen interrelaciones y existe funcionamiento del ecosistema. Todas las redes naturales están funcionando, toda la interconexión entre los seres vivos, toda es interdependencia que también sucede entre los seres vivos, cuanto más diverso mejor. Lo que pasa que para eso necesitamos muchos ambientes naturales o grandes ambientes naturales, y el problema es la fragmentación de esos ambientes. Hoy por hoy tenemos parches que van quedando en donde lo que tenemos que tratar de hacer desde la conservación es unir todos estos espacios y empezar a generar lo que se llaman corredores biológicos, eso es para que tanto las plantas se propaguen y los animales se dispersen y pueda haber un intercambio genético entre las distintas áreas, y eso de alguna manera fortalezca y contribuya a perpetuar esas distintas poblaciones que existen en los diferentes lugares de la provincia de Entre Ríos.”

Como se ve, falta mucho camino por recorrer en materia de conservación pero en muchos lugares de la provincia se protegen y preservan muestras de los ambientes más representativos y en muchos casos se ha comenzado con su restauración, ya que como algunos científicos afirman, en estos tiempos no hay que preocuparse tanto por la conservación, sino que hay que empezar a preocuparse más por la restauración y por la remediación ecológica. Es hora de ocuparse de tratar de arreglar en parte los daños que hemos generado.

Fotos: Alan Feyt y Claudio Treboux / Sudeste Explora

 

Notas relacionadas:

Declaran Área Natural Protegida a "El Cencerro" en Federal

Se presentó un proyecto para crear un nuevo sitio Ramsar en Entre Ríos

Entre Ríos tiene una nueva área natural protegida

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Se creó la Dirección Nacional de Agroecología y proponen a Eduardo Cerdá como su director

Como se venía anunciando el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación creó …