BNA
Inicio » Cooperativismo » Quieren hacer la diferencia con la calidad

Quieren hacer la diferencia con la calidad

Temen que el achique económico de la sociedad los termine afectando.

La Cooperativa de Trabajo Gastronómica Tiempo de Sabores Ltda. de la ciudad de Gualeguaychú, apunta a brindar todos los servicios en la medida de sus posibilidades, son proveedores municipales, están a cargo del espacio del bar del museo que es una confitería; también hacen catering “son épocas difíciles y hay que hacer de todo un poco para sobrellevar la cooperativa”, dice María Antonia Larrama ante el requerimiento de El Portal de las Cooperativas.

A veces les piden desayunos, meriendas,cenas,”los que nos soliciten,nosotros somos egresados de la UNER en técnicos de gestión gastronómica,y en el grupo tenemos una chica que es técnica en bromatólogia”.

Quieren que el servicio sea de calidad y seguro para la gente.

Son 8 socios aunque aclara que en estos momentos trabajan 5 “porque los demás tienen sus emprendimientos particulares”.

La mujer contó que hasta el año pasado podían vivir del rubro porque tenían mucha demanda de servicios como ser las viandas para el municipio y la UNER, pero este año “no nos salió ningún trabajo aún”.

Con respecto a la materia prima señaló que la compran en la zona, en lo referido a verduras orgánicas le compran incluso a otras cooperativas que se dedican a eso, y el resto de las cosas lo compran a otros proveedores, “trabajamos con mercadería de primera,si es jamón es jamón, no se la reemplaza con paleta ni nada de eso,la mercadería es de primera marca” insiste.

Subrayó que no trabajan con el turismo.

Sobre las expectativas a futuro fue directa “son malas,si la gente no tiene un peso en el bolsillo no tiene para consumir,para gastar en eventos sociales,hacer reuniones. El sueldo se pulverizó. Intentamos que no se caiga la cooperativa, achicarse lo que más se pueda”.

Sumado a esa realidad que relata hay varios eventos institucionales que organizaba el Municipio que este año ya no se hicieron, “antes había licitaciones, y ahora no hay nada,estamos en la dulce espera”, lamenta.

Insistió en que legalmente tienen todos los papeles al día.

Están nucleados en Fecootra, organización a la que agradecen por haberlos incentivados a cooperativizarse: “estábamos recibidos,cada cual con su emprendimiento, había algunos sin trabajo. Cuando salió la nueva facultad en la UNER queríamos brindar el servicio del comedor y la decana nos señaló que teníamos más posibilidades como empresa para poder presentarnos a licitar”. Tras contactarse con Fecootra empezaron a relacionarse con el mundo cooperativo, “lo de la Facultad no se dio porque no tenían presupuesto, pero como cooperativa salieron otros proyectos” reconoce agradecida.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Plantean un proyecto de resistencia productivo como cultural

Es una organización socio-política que lucha para cambiar el paradigma productivo en el campo. Amanda …