BNA
Inicio » La Ciudad » Reclamo que poco aporta

Reclamo que poco aporta

¿Tiene algún sentido reclamar la soberanía sobre Malvinas en un partido de fútbol? La FIFA  prohíbe este tipo de acciones, pero igualmente se hizo en un amistoso. Y la AFA fue sancionada con una multa. Esto implicó que algunos reaccionaran con indignación. Se parece mucho a una zoncera y que no tiene mucho sentido. Con ese criterio todos los países tienen derecho a exponer sus reclamos.

multa de la FIFA

Por ANÍBAL GALLAY para EL MIÉRCOLES DIGITAL  

 

AnibalGallay

 

La Federación Internacional de Fútbol Asociado, conocido como FIFA, dispuso una multa a la Asociación del Fútbol Argentino por exhibir una suerte de pancarta, en la que se reivindicaba la soberanía sobre las Islas Malvinas. Esto fue en un partido amistoso, antes del Mundial. Esta multa implicó que muchos argentinos se sintieran indignados argumentando que la FIFA no es sino una organización que conspira contra la justa reivindicación argentina. Es decir que la FIFA  es un ariete importante en esta disputa y que por supuesto está en contra de los intereses argentinos.  Sin embargo, al parecer todo es más sencillo. El reglamento de FIFA  prohíbe expresamente este tipo de manifestaciones. Este organismo que opera como una organización sin fines de lucro,  pero recauda millones cuyos destinos no están muy claros. El vicepresidente de FIFA, es Julio Grondona, el sempiterno presidente de la asociación del futbol argentino.

 

REINVINDICACIONES

Si la Argentina tiene derecho a reclamar por Malvinas en un partido de fútbol, esto debería ser extendido a todos los países. Y hay cientos de reivindicaciones de todo tipo, y atendiendo a cuestiones territoriales cada país tendría el derecho a expresarse utilizando para ello un partido de futbol de su selección.

Así Marruecos podrá escribir en una pancarta que España devuelva las ciudades de Ceuta y Melilla. Y a su vez España inscribir el reclamo a Inglaterra por la soberanía del Peñón de Gibraltar.

Y además: las islas Salvajes (en el Atlántico Norte) que España le reclama a Portugal.  El territorio de Guantánamo que Cuba reclama a Estados Unidos.  La Guayana Esequiba que Venezuela le reclama a Guyana.  El Rincón de Artigas  (en Santa Ana do Livramento) que Uruguay le reclama a Brasil.

Haití quiere tener soberanía sobre la Isla Navaza, en posesión de Estados Unidos,  y Brasil sobre la isla Suórez (en el rio Mamoré)  y que está en posesión de Bolivia.

Los municipios de Oliveza y Taliga  están en posesión de España, pero Portugal los reivindica como propios. España los ocupó en 1801.

Excede esta sencilla reflexión,  detallar la situación en Medio Oriente, sobre todo a partir de la guerra de los Seis Días, en 1967, cuando una ofensiva Israelí ocupó  parte de los territorios de Egipto, Jordania, Irak y Siria. Si bien muchos fueron devueltos, todavía existen reclamos.

En definitiva si cada país, utilizara su selección de fútbol o de cualquier deporte, cada torneo se convertiría a una controversia interminable. Si la Argentina pretende tener derecho a exhibir una reivindicación territorial en un partido de fútbol, tendrá que admitir que todos tienen el mismo derecho.

A veces los nacionalismos tienen una cierta pátina de zoncera. Esa pancarta no aporta nada, salvo a la consabida soberbia de creer que los reglamentos están para ser violentados.

anibalgallay52@hotmail.com

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Informaron que siguen con los recambios de luminaria

A lo largo de las últimas semanas, y en diferentes zonas de Concepción del Uruguay, …