BNA
Inicio » La Ciudad » Recuerdan que hace 41 años desapareció Violeta Graciela Ortolani de Garnier

Recuerdan que hace 41 años desapareció Violeta Graciela Ortolani de Garnier

Se trata de la esposa del uruguayense Edgardo Garnier, también desaparecido durante la última dictadura cívico militar. Hace pocas semanas Concepción del Uruguay se vio conmocionada por la aparición de Adriana, la hija de ambos.

Violeta nació en la Ciudad de Buenos Aires el 11 de octubre de 1953. A los tres años falleció su mamá y fue criada por una tía en la ciudad bonaerense de Bolívar. Compañera, sensible, alegre. Le gustaba mucho la matemática y le apasionaba la investigación espacial. Era católica practicante. Se fue a estudiar a La Plata Ingeniería Química y obtuvo una beca. También trabajaba como mucama en el Hospital de Niños. Comenzó su militancia política en la facultad, donde conoció a nuestro convecino Edgardo Roberto Garnier.

Durante sus estudios y militancia, Edgardo y Violeta vivieron en Ensenada en la misma casa que otros compañeros estudiantes de ingeniería, entre ellos Marita Aiub y Rafael Caielli, también desaparecidos junto con su hijo, a quien seguimos buscando.

Violeta y Edgardo se casaron el 7 de agosto de 1976 en una sencilla ceremonia religiosa realizada en Bolívar. Ella estaba embarazada de 3 meses. La pareja pensaba llamar a su bebé Vanesa, si era nena; Marcos o Enrique, si era varón.

Violeta fue secuestrada el 14 de diciembre de 1976 en el Barrio La Granja de La Plata, con un embarazo de 8 meses. Al día de hoy continúa desaparecida víctima del terrorismo de estado.

 

Nieta recuperada

A poco de cumplirse 41 años de la desaparición de Violeta, la noticia de la restitución de la identidad de su hija conmocionó a los uruguayenses.

"Una vez más las Abuelas nos marcaron el camino: tenacidad y paciencia para llegar a la verdad y a la justicia. Adriana Garnier Ortolani no sólo es un caso emblemático para nosotros por ser hija de nuestro convecino Edgardo Roberto Garnier sino también porque se empieza a cumplir el precepto que marcaba Estela: ahora los nietos deben buscar a las abuelas. Eso es lo que pasó con Adriana, fue en busca de verdad y felizmente encontró a su familia que desde siempre la estuvo buscando", indicaron desde la Dirección de Derechos Humanos de la Municipalidad de Concepción del Uruguay

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

A 48 años de la desaparición de Horacio Poggio

Se cumple este martes 23 de julio el 48° aniversario del secuestro y la desaparición …