BNA
Inicio » La Ciudad » RUS: a sesenta años de sus orígenes y desarrollo

RUS: a sesenta años de sus orígenes y desarrollo

Este 21 de diciembre Rio Uruguay Cooperativa de Seguros Limitada cumplirá 61 años. Durante este fin de semana se llevaron a cabo los festejos oficiales de su sexta década de existencia, que estaban previsto para el año pasado, pero la "Cumbre del G-20", tal como lo recordaron sus organizadores, lo postergaron para este año.  A continuación se reproducen fragmentos del libro inédito que cuenta su historia, con la autorización de su autor.

Acta de Fundación

(*) Por RODOLFO OSCAR NEGRI (Revista "La Ciudad").

La idea y su maduración

El día 27 de setiembre de 1958 se movilizan habitantes de Concepción del Uruguay para promover la creación de una empresa de seguros. Movió a los iniciadores de este emprendimiento, como dice el acta respectiva, “las ventajas que reportaría a nuestra zona, económica y socialmente, la constitución de una sociedad de esta especie”. Se consideró la importancia de capitales que emigraban fuera de la zona y de la provincia en concepto de primas de seguros y las ventajas que importarían las inversiones que pudiesen hacer con esos capitales dentro de la zona de influencia de la futura sociedad. También se consideró fundamental un servicio mejor y un trato más equitativo y un abaratamiento de las primas para los asegurados de la zona. Por fin como también consta en dicha acta se resolvió promover la constitución de una cooperativa pensando que la mejor solución a los problemas antes citados era que los asegurados fueran sus propios aseguradores.

Aquella primera reunión del 27 de setiembre se hizo a invitación del señor Salomón Liberman y del Ing. Cipriano Miguel Marcó llevándose a cabo en SIBSAYA SA y donde participaron, además de los nombrados:

Efrain Ahumada (2), Salomón Baratz, Abraham Salzman, José Kohan, Jacobo Metzman, Jose G. Argachá, Saverio Angió, Manuel Abramovich, José Chiovetta, Francisco Hraste, José Alonso Rivero, Teodoro Marcó, Alfredo Ripio, Juan María López, José M. Pasadore, Aron Gamarnik, Manuel Blastein, José Bariffo y Malconlm Smith.

En la oportunidad se conforma una Comisión Provisoria que se encargaría de la ejecución de las primeras gestiones.

Foto de parte del personal a comienzos de 1976, festejando la llegada al socio 20.000.

Decisiones fundamentales

En el comienzo de esos debates se hacía mención a si sería mejor constituir una Sociedad Anónima o una Entidad Cooperativa y después de discutir sobre el tema, se arribó a la conclusión, simple y sabia, que sería mejor que fuera esta última figura jurídica (la Cooperativa), la que amparara a la nueva empresa, porque de esa manera tendría mayor adhesión popular. Es decir, prefirieron hacer solidaridad y no lucro en función de pocas personas. Y esto es destacable porque precisamente todos estos pioneros tenían suficiente capacidad económica y aptitudes personales para haber constituido una empresa para su propio beneficio y sin embargo lo hicieron para el conjunto social, constituyendo una asociación basada en la Solidaridad y la Ayuda Mutua.

Don Manuel Arca, primer Gerente General de la empresa.

Los primeros pasos

La Comisión Provisoria convocó por todos los medios a su alcance, además de llevar a cabo invitaciones personales a todos los vecinos de nuestra ciudad y localidades aledañas a la Asamblea Constitutiva que se llevaría a cabo en el local del Centro Comercial y de Intereses Departamentales de Concepción del Uruguay el día 21 de diciembre de 1958.

En dicha ocasión se nombraron las autoridades de la Asamblea, confirmándose en sus cargos de presidente a don Salomón Liberman y de secretario a don Saverio Angió, se sometieron a consideración los estatutos (que elaborara el Dr. Teodoro Marcó (4), se determinó la constitución de una sociedad    cooperativa    de    seguros  denominada    “RIO   URUGUAY” Cooperativa de Seguros Limitada   y se suscribieron las primeras acciones. El primer presidente de su Consejo de Administración fue el señor Salomón Liberman.

No fueron fáciles los comienzos y los trámites correspondientes se tornaron engorrosos y llevaron tiempo; consiguiéndose -por fin- la aprobación de los estatutos el 13 de julio de 1961 y la personería jurídica con fecha 28 de marzo de 1961. La inscripción en la Dirección de Registro de la Dirección Nacional de Cooperativas registra la fecha del día 2 de agosto de 1961 y finalmente la burocrática tramitación concluyó con la incorporación en el Registro Público de comercio, el 14 de setiembre de 1961.

Pero la tarea no terminó allí, sino que -por el contrario- faltaba un tema fundamental: completar el capital mínimo exigido por la Superintendencia de Seguros de la Nación para obtener la autorización para operar –al comienzo- en una sola rama de la actividad, que en este caso era el poder trabajar cubriendo el riesgo de incendio.

Primer edificio ocupado por la Cooperativa.

Transcurrido un tiempo en que a pesar del esfuerzo realizado no se pudo completar el capital exigido, los miembros del Consejo de Administración de ese momento, decidieron integrar aportando de sus propios bienes las acciones faltantes y con ello se pudo lograr por fin, el 18 de enero de 1963, la inscripción como entidad aseguradora.

Pero se aspiraba a más. Se quería crecer, contando con una entidad que pudiera abarcar otros ramos, amparar otras coberturas.

En el Acta del 21/9/1965 se decide realizar una reunión con la Asociación de Cooperativas del Departamento Uruguay para organizar un Seguro de Vida Mutual para empleados y asociados a Cooperativas.

El 8 de octubre de 1965 se hizo cargo de la presidencia del Consejo de Administración el Ing. Cipriano Miguel Marcó. Su personalidad –franca, abierta y con una bonhomía muy particular- marcaría toda una forma de ser que le darían un perfil propio a la naciente entidad a quien dirigiría por 27 años.

El 18 de abril de 1966 asumió la Gerencia General otra figura emblemática de la empresa: don Manuel Alberto Arca, que todos conocían bajo el seudónimo de “Chicho”, quien se desempeñaría a lo largo de 22 años, pasando luego a formar parte del Consejo de Administración.

Por aquellos tiempos se volvió a incrementar el capital cooperativo hasta alcanzar el número exigido para operar en otra rama y el 3 de noviembre de 1966 se logra la autorización para trabajar en el ramo automotores.

El 10 de noviembre de 1966 se aprueba la compra de la propiedad de 9 de Julio y Congreso de Tucumán a Provet S.A. por $ 4.500.000 m/n. (lugar que ocupó – consecutivamente y a lo largo de los años- la primera administración de RUS, el primer Centro de Cómputos, la primera Agencia Concepción del Uruguay y luego compartieron los Procesos de Capital Humano y Desarrollo Territorial y Comercial).

El de “Rio Uruguay Cooperativa de Seguros Limitada”: Un edificio con Historia (5) 

Dentro del “casco histórico de Concepción del Uruguay”, comprendido entre las actuales calle 14 de julio por el oeste; Rocamora por el norte, 9 de Julio al sur y Congreso de Tucumán al este, se levantaba una antigua casona, de estilo italiano, de dos plantas, que fuera remodelada hace unos años con destino a las oficinas de “Rio Uruguay Cooperativa de Seguros”, la que tiene una relevante importancia, desde el punto de vista histórico de nuestra ciudad, al haber nacido en ella, el segundo Uruguayense, después del Gral Justo José de Urquiza en alcanzar la primera magistratura de de la Nación, nos referimos al General Agustín Pedro Justo.

Los orígenes de este edificio, se remontan al siglo XIX. En el primer plano catastral y de nomenclatura de las calles de la Ciudad de Concepción del Uruguay, mandado a levantar por su comandante militar, el entonces Coronel Ricardo López Jordán en el año 1850, no se consigna edificación alguna en la esquina de las calles Paraná (hoy Congreso de Tucumán) y De la Representación ó Representación (actual 9 de Julio).

Sobre la calle Paraná, hacia la actual calle Galarza, en el solar contiguo al investigado-se encontraba una edificación propiedad de D. Pedro Busquets, que acorde el historiador local Oscar Fernando Urquiza Almandóz, fue cedido por su dueño al General Urquiza, para que funcione el Colegio del Uruguay, mientras se terminaba su edificio.

Este listado es del año 1978. La línea negra -involuntaria- no deja ver que el nombre de María Cristina Ahumada.

La familia Justo en Concepción del Uruguay

La tradicional oral, antecedentes de destacados historiadores locales y circunstancias documentadas nos llevan a ubicar a la familia del Dr. Justo viviendo en la casona de la familia Busquets, de la esquina de las calles “De la Representación (9 de Julio) y “Paraná”(Congreso de Tucumán).

En ésas circunstancias, el 26 de febrero de 1876 nace el niño Agustín Pedro Justo recibiendo su bautismo en la Iglesia de la Inmaculada Concepción de nuestra ciudad, el 1º de agosto del mismo año.

La familia reside varios años en nuestra ciudad, trasladándose en fecha sin   precisar, a Buenos Aires y posteriormente a San Nicolás de los Arroyos (Prov de Bs As) donde el Dr. Justo es designado “Juez de Sección” (juez federal) donde fallece en el año 1896.

El General Agustín P. Justo, se postula para presidente en las elecciones de noviembre de 1931, por la “concordancia”, logrando obtener los votos necesarios para asumir la  primera magistratura del país en un acto  eleccionario signado por   el fraude. De esta manera el Gral Agustín Pedro Justo (h) es el segundo “concepcionero” en ocupar la presidencia de la Nación, luego del general Urquiza. Justo, fallece en Buenos Aires el 11 de enero de 1943 de un demarre cerebral.

 

Propiedad de “Rio Uruguay Cooperativa de Seguros Limitada”

El 27 de marzo de 1967, la antigua casona de la familia Busquets, es adquirida a la Sociedad Provet S.A.C.I.F.A por la pujante “Río Uruguay Cooperativa de Seguros Limitada” representa en el acto por su Escribano Lorenzo Gaggino, interviniendo en el acto notarial el Escribano Carlos Alberto Fraga.

Al edificio, se le efectúan importantes reparaciones y modificaciones para adaptarlo a las necesidades de la Cooperativa de Seguros, siendo inaugurado el 29 de septiembre de 1967, coincidente con la Asamblea General Ordinaria de socios, correspondiente a ése año.

En el año 1978, el edificio es sometido a nuevas modificaciones, acorde planos aprobados por la municipalidad local en el expediente Nº 339.844. A fines del año 2000, el ingreso al edificio, sobre calle Congreso de Tucumán, es remodelado, permitiendo un acceso independiente a la planta alta, sede de las autoridades de la cooperativa.

No obstante las refacciones efectuadas, la antigua casona sus paredes, han sido testigos de importantes hechos históricos de nuestra ciudad y aún del país.

Comienzo del armado técnico-administrativo

En noviembre de 1967: “El Señor Contador de la Cooperativa Oscar I. Meichtry eleva un informe al Consejo de Administración sobre sus gestiones realizadas en el INdeR” (se detallan puntualmente) … “Respecto de la marcha de la Cooperativa quiero hacerles llegar estas inquietudes: …”el aumento de la evolución hace necesario que el ambiente que actualmente ocupan: contaduría, gerencia y pólizas sea ocupado en lo sucesivo únicamente por Contaduría” … Más adelante dice “Es necesario aumentar el personal ya que hay que individualizar la caja en una sola persona…”.

Al analizar todas las inquietudes presentadas por el Contador el Consejo resolvió llamar a concurso para empleado ” dejando también expresa constancia de que es deseo del Consejo de Administración de que el personal administrativo rote en sus funciones a fin de mayor y mejor interiorización del movimiento de la Cooperativa……”.

Así comenzaba a crecer y a organizarse Río Uruguay Seguros.

El 1 de setiembre de 1968, se toma la determinación de ampliar ramos apuntando a incorporar Vida Colectivo y Granizo.

En Noviembre de 1970, la Superintendencia de Seguros de la Nación autoriza a operar en el ramo de Responsabilidad Civil.

Estructura inicial

La parte institucional -como mencionamos- estuvo a cargo del Ing. Cipriano M. Marcó quien era acompañado (entre otros) por el Dr. Teodoro Marcó, el Escribano Lorenzo Gaggino, Octavio Paoli, José Kohan, Moisés Gilitchensky, Luis Lerner, Antonio Corazza, Eduardo Costa, Martín Hisrchhon, etc.

Cipriano Miguel Marcó.

En cuanto a la dotación que se encargaba del funcionamiento administrativo, se fue constituyendo muy de a poco, contando –al comienzo- con una estructura operativa inicial formada por un reducido número de empleados que comenzó a desempeñarse en el edificio de calle Congreso de Tucumán y 9 de Julio. Con el tiempo el espacio físico se ampliaría adquiriendo la propiedad de Congreso de Tucumán donde funcionaba lo que se conocía como el “Almacén de Murillo” (6) que le permitiría utilizar la dirección histórica de la Cooperativa, de calle Congreso de Tucumán número 21. Años después se compraría parte de lo que fuera la ferretería Marcó, Bartét y Cía y esta adquisición le posibilitaría incorporar un nuevo y espacioso lugar, además de tener una nueva salida por la calle 14 de Julio número 22.

Esa estructura era encabezada por el Gerente General, don Manuel Alberto Arca, quien venía de una vasta experiencia bancaria, a pesar de su juventud (tenía 45 años) y desempeñaría un rol y una acción clave en el manejo, la administración y el crecimiento empresario de la nueva empresa.

Entre los nombres que podemos mencionar -además del Gerente General- están el Cdor. Oscar Isabelino Meichtry, Marcela Marcó, Miguel Ángel Eyeralde, Carlos “Cucho” Tálamo, Hugo Francou, Diego Marcó y el promotor/inspector de riesgo y siniestros Ramón Basilio Daroca.

Oscar Isabelino “Cacho” Meichtry, en función de hacer justicia, fue uno de los más lúcidos pensadores que guió y aconsejó a la dirección de Rio Uruguay por aquellos tiempos. Su capacidad empresarial y talento resultaron fundamentales en momentos decisivos en la historia de la formación y consolidación de la Cooperativa.

A la estructura administrativa, había que sumarle vendedores de seguros. Los que lo hacían, por entonces, no eran productores-asesores; sino que se les llamaba “promotores”.

El papel del Rotary Club y ¿la masonería? (3)

Si bien formalmente no aparece en ninguna parte en forma explícita, es casi una verdad indiscutida a través del tiempo que ya se comentaba en todos los círculos de Concepción del Uruguay desde aquellos años: la clara influencia que ejercía el Rotary Club en quienes formaron parte de esta iniciativa empresarial. Nadie podía ser consejero (se decía) si no pasaba por el filtro de la organización de servicios y –eventualmente- era parte de él.

¿Y la masonería? Muchas veces también se sostuvo que pudo haber jugado un rol fundamental. No puedo afirmar si esto fue realidad o no. El único indicio encontrado fue la pertenencia (con el rango de Presidente de la Logia 44 Jorge Washington de Concepción del Uruguay con el grado de Venerable Maestro) de Salomón Liberman (3) por lo que no sería extraño que haya tenido un rol fundamental en la creación y dirección, al menos en los primeros tiempos. Lo que concretamente se decía es que el Rotary era un lugar que utilizaba la masonería para reclutar a sus miembros y que por lo tanto la vinculación era estrecha –incluso- con la naciente sociedad solidaria.

Lo que sí es cierto es que, si el club rotario e incluso la masonería, ejercieron una influencia fundamental, no tengo reparo en decir que fue positiva para la comunidad y se tradujo en el nacimiento, la evolución y el desarrollo de esta sociedad cooperativa en Concepción del Uruguay.

El conflicto de Malvinas representará una bisagra en cuanto a la influencia rotaria en Rio Uruguay Seguros, ya que, en función del enfrentamiento bélico con Gran Bretaña y la no alineación rotaria en el conflicto, varios de sus miembros abandonaron sus filas y se encolumnaron en una nueva entidad de servicios que se denominó Club Argentino de Servicios. Entidad que –entiendo- no perduró con el curso de los años.

De una u otra forma esa influencia que habría dominado durante los tiempos iniciales a la conducción empresaria, se terminó en aquellos trágicos años y –de allí en adelante- sería el propio Consejo de Administración el único responsable de los nombres que aparecieron postulándose para el reemplazo de quienes por alguna razón dejaban de ser miembros de ese organismo de dirección.

 

Referencias

(1) Fragmentos del libro Inédito “Defender lo Nuestro. Breve Historia de Rio Uruguay Seguros” de Rodolfo Oscar Negri

(2) Efraín Ahumada fue padre de dos niñas que –con el tiempo- se conviertieron en empleadas (hoy jubiladas) de RIO URUGUAY SEGUROS, desde los primeros años de la década del 70 y por más de 40 años: Angela Beatriz Ahumada y María Cristina Ahumada.

(3) Publicado en el artículo “La Masonería en la ciudad a través de la logia Jorge Washington” en el sitio virtual 03442.com.ar el 24/4/16 con la firma de Alberto Ricci.

(4) El Dr. Teodoro Marcó, que fuera vicegobernador de la provincia de Entre Ríos acompañando al gobernador Carlos Contín, por la Unión Cívica Radical ejerciendo el cargo entre el 12 de octubre de 1963 y el 28 de junio de 1966 depuesto por un golpe militar. El Dr. Marco fue abogado de RIO URUGUAY SEGUROS; entidad a la que luego se incorporó su hijo –Jorge Marcó- quien cumpliera una destacada actuación constituyéndose en un verdadero referente en lo que hace a la parte jurídica del seguro. Jorge Marcó falleció a temprana edad cuando prestaba servicios en RUS. Luego se incorporó su hijo –nieto de Teodoro y también abogado- Hernán Marcó.

(5)  Edición: Virginia Civetta y Carlos Ratto. Artículo de Andrés René Rousseaux del libro “Edificios con historia” Tomo II

(6)  El edificio de calle Congreso de Tucumán 21, tenía grandes dimensiones y era ideal para una empresa –la Cooperativa- que crecía. En él había funcionado el almacén  por  mayor  y menor  y bazar de la firma Cortiñas y Cía. El mismo era propiedad de Leoncio Cortiñas, Teodosio Murillo y Marcos Del Rio.

 

(*) Fragmentos del libro Inédito “Defender lo Nuestro. Breve Historia de Rio Uruguay Seguros”), publicado en el sitio digital "La Ciudad".

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Este lunes sigue la campaña de vacunación contra el Covid-19

Este lunes 6 de febrero continuará inmunización contra el Covid-19 en los centros de salud …