BNA
Inicio » Ambiente » Se viene otra ola de calor

Se viene otra ola de calor

El meteorólogo Alejandro Gómez confirmó que luego de días frescos, “la temperatura comenzará a ascender con rapidez” y habrá una nueva ola de calor, pero menos intensa que la se vivió durante las semanas anteriores.

Tras las temperaturas agradables de este jueves, el viernes “habrá buenas condiciones del tiempo y las temperaturas continuarían en ascenso, con máximas en el orden de los 31 y 32 grados”, informó Gómez.

Para el sábado “las mínimas serían de 20 grados y las máximas estarían cercanas a los 33 grados”, precisó.

El domingo, “iniciaría la ola de calor, que sería de menor intensidad y más corta que la anterior. Las temperaturas mínimas superarían los 21,5 grados y las máximas llegarían a los 34 grados, con una alta sensación térmica”, dio cuenta el especialista.

Luego, indicó que “entre martes y jueves llegarían a temperaturas más altas: cercanas a los 36 grados y la sensación térmica podría trepar a unos 40 grados”.

“La ola de calor no será de la magnitud de la que vivimos hace unos días”, anticipó.

El meteorólogo también precisó que “podrían registrarse lluvias desde el próximo miércoles en el centro y sur de la provincia. De todos modos, la probabilidad es muy baja, roda el 30 por ciento”.

“Se ve una onda en la zona del Pacífico que se acercaría hacia nuestra región para el fin de semana del 24 de febrero y provocaría lluvias”, anticipó.

Fenómeno de El Niño

El especialista mencionó que al “estar vigente la corriente de El Niño, los sistemas tienen cierta variabilidad”. Además, Gómez hizo referencia a las corrientes oceánicas e hizo hincapié “en la conjunción de cálidas y frías, que distribuyen en calor hacia las zonas de mayor latitud”.

Precisamente, “en la zona de Europa, una corriente cálida del Golfo -que va desde México-, llega hasta el norte de Europa templando estas temperaturas”, dijo al dar cuenta que según estudio “aparece una mancha de agua fría en la zona del sur de Groenlandia. Es un detalle importante porque se observa un enfriamiento de la masa de agua y quiere decir que la corriente de agua cálida podría detenerse por esta gota de agua fría”.

“Esto se debe a que el calentamiento global provocó el deshielo en Groenlandia. Es por eso que se analiza si la ola de aire frio en el viejo continente se debe a esta razón”, concluyó.

Fuente: Elonce.com
 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Un criterio empresarial para los Parques Nacionales: radiografía del ajuste del Gobierno

Para la lógica neoliberal clásica, los parques nacionales no son muy importantes, pero sí útiles …