BNA
Inicio » La Ciudad » Se viene un nuevo 8M: las fuerzas de las calles

Se viene un nuevo 8M: las fuerzas de las calles

Los feminismos se preparan para lo que será una nueva jornada del 8 de marzo con lucha y movilización en todo el país, en medio del contexto más crítico y amenazante de los últimos años con un gobierno nacional que niega sistemáticamente las desigualdades en materia de género y derechos. En Concepción del Uruguay, las organizaciones convocan en Plaza Ramírez a partir de las 19 donde habrá talleres y lecturas de documentos. La marcha será a las 20.30.

 

Por CLARA CHAUVÍN de EL MIÉRCOLES

Fotos: EL MIÉRCOLES

Si buscamos la palabra crisis en el diccionario, encontramos: “Cambio profundo y de consecuencias importantes en un proceso o una situación, o en la manera en que estos son apreciados”. Otro significado más que aparece es: “Intensificación brusca de los síntomas de una enfermedad”.

Los avances de las extremas derechas en todo el mundo se presentan como estas crisis sociales cuyos síntomas se fueron mostrando lentamente en los últimos años. La intelectual estadounidense Nancy Fraser remarca: “El capitalismo caníbal, entonces, es el sistema al cual le debemos la crisis actual. La verdad sea dicha: se trata de un tipo poco frecuente de crisis, en la cual convergen múltiples ataques de glotonería. Lo que enfrentamos, gracias a décadas de financiarización, no es 'solo' una crisis de desigualdad salvaje y trabajo precario mal remunerado; no 'meramente' una crisis de cuidado y reproducción social; no 'solamente' una crisis migratoria y de violencia racializada. Tampoco se trata 'simplemente' de una crisis ecológica en la cual un planeta en proceso de calentamiento vomita plagas letales, ni 'solo' de una crisis política con un vaciamiento de la infraestructura, un militarismo en aumento y una proliferación de hombres fuertes. No, es algo peor: es una crisis general de la totalidad del orden social en la que todas esas calamidades convergen, se exacerban entre sí y amenazan con deglutirnos a todos” (1).

Luego de ver el surgimiento de figuras como Donald Trump en Estados Unidos, Jair Bolsonaro en Brasil o el partido Vox en España, en el año 2023 en la Argentina, año en que se conmemoraban 40 años de democracia, Javier Milei asume como el nuevo presidente. Creado al calor de lo más rancio de la televisión porteña, este sujeto logró una enorme popularidad mediática en base a un discurso cargado de odio y violencia que lo transformó en la principal voz referente de la extrema derecha.

En momentos de crisis económica, mujeres y diversidades caen una mayor vulnerabilidad. Programas sociales como el Potenciar Trabajar era percibido por un 65% de mujeres quienes son mayoritariamente las que menos posibilidades tienen de acceder a un empleo registrado. 

El resultado fue un caballo de Troya disfrazado de un aparente sujeto disruptivo que venía a romper con un status quo al que llamaba “la casta”, ingresando a Casa Rosada para llevar adelante la política más destructiva desde el retorno de la democracia, respaldado por gran parte del electorado cansado de una política tradicional que no generaba soluciones de fondo.

Con el apoyo de Mauricio Macri y todo su aparato, en dos meses de gobierno de Milei la crisis económica se profundizó aún más, generando mayor desocupación, baja de salarios, una creciente pérdida de poder adquisitivo y el absoluto vaciamiento del Estado. Pero a esta política de empobrecimiento se le sumó otro factor clave: arremeter contra cualquier tipo de conquista referida a ampliación de derechos y justicia social, a la cual en más de una oportunidad calificó como una “aberración”.

Frente a este escenario, los feminismos se preparan para lo que será una nueva jornada del 8 marzo con lucha y movilización en todo el país, en medio del contexto más crítico y amenazante de los últimos años.

La misoginia como política de Estado

La misoginia es una de las protagonistas en cada una de las ideas que Milei ha vociferado cada vez que tenía la oportunidad. Posicionándose contra todas las luchas motorizadas por los movimientos de mujeres y disidencias, le ha declarado la guerra a los feminismos, llegando a afirmar en el Foro Económico Mundial de Davos como “esta pelea ridícula y antinatural entre el hombre y la mujer” y hasta “asesinas del pañuelo verde”.

Desatando una especie de espasmos vengativos ante un movimiento que ha crecido y masificado, en sus primeros meses de gobierno desarmó el Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad, desjerarquizándolo a una subsecretaría de Protección contra la Violencia de Género dependiente del Ministerio de Capital Humano.

A esto se sumó el cierre del INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo), organismo creado en 1995 que se dedicaba a recibir y centralizar las denuncias sobre conductas discriminatorias, xenofóbicas o racistas, brindar servicio de asesoramiento integral y gratuito para personas o grupos discriminados, impulsar campañas de concientización y sensibilización para valorar el pluralismo social y cultural y a la eliminación de prácticas discriminatorias, entre otras funciones.

Pero el atraso en materia de derechos no descansa. Otra medida de Milei -recordemos, figura que tuvo horas y horas de pantalla para expresar insultos como “hijos de puta”, “mogólico”, “pedazos de mierda”, entre otras barbaridades- decretó la eliminación del uso del lenguaje inclusivo y la perspectiva de género dentro de la administración pública.  Mientras tanto, de acuerdo al observatorio "Ahora que sí nos ven", en 2023 hubieron 334 femicidios y travesticidios y en lo que va de este año ya se perpetraron 49 femicidios.

Empobrecimiento de la vida

La emergencia alimentaria es uno de los ejes vertebrales del nuevo 8M, en medio de un contexto donde se hace imposible comer, alquilar y hasta pagar medicaciones. El cruel ajuste a la clase trabajadora causó, en solamente los primeros dos meses del año, más de 3 millones de nuevos pobres en la Argentina y una inflación acumulada que llegó al 46%. En momentos de crisis económica, mujeres y diversidades caen una mayor vulnerabilidad. Programas sociales como el Potenciar Trabajar era percibido por un 65% de mujeres quienes son mayoritariamente las que menos posibilidades tienen de acceder a un empleo registrado.

Asimismo, el inconstitucional DNU firmado por Milei el 20 de diciembre no aportó ningún tipo de solución apuntada a que la clase trabajadora pueda sacar la cabeza fuera del agua. Por el contrario, libera a los empleadores de la obligación de registrar la relación de trabajo -y privando de derechos como aportes jubilatorios o cobertura de salud- provocando que la brecha económica se siga ampliando.

Por otro lado, en pleno comienzo de un nuevo ciclo lectivo donde la canasta de útiles escolares se incrementó hasta un 500%, la eliminación del FONID (Fondo Nacional de Incentivo Docente) provocó que el colectivo docente (nuevamente, en su mayoría integrado por mujeres) percibieran hasta 100 mil pesos menos en sus haberes cobrados en marzo.

La IVE y la ESI en la mira

En un reciente acto que realizó en un colegio secundario, el presidente aprovechó nuevamente para disparar contra la interrupción voluntaria del embarazo (IVE). “Es un asesinato agravado por el vínculo” sostuvo respecto a un derecho que actualmente está consagrado por ley desde diciembre del 2020 tras décadas de lucha en todo el país. La ley existe gracias al empuje de una militancia firme y constante que abrió los debates en distintos espacios de la sociedad, probablemente uno de los mejores ejemplos de democracia y construcción colectiva de nuestra historia reciente.

A esta política de empobrecimiento se le sumó otro factor clave: arremeter contra cualquier tipo de conquista referida a ampliación de derechos y justicia social, a la cual en más de una oportunidad Milei calificó como una “aberración”.

De acuerdo a un informe elaborado por el proyecto mirar del CEDES (2), desde la aprobación de la ley hasta octubre de 2023, 245.015 personas accedieron a interrupciones seguras y legales en instituciones públicas de salud. Además, la línea de atención telefónica gratuita 0800-222-3444 recibió 40.563 consultas desde la aprobación hasta junio de 2023, el 92% de ellas sobre aborto.

De forma paralela, actividades de Educación Sexual Integral (ESI) en el marco del Plan Nacional de Prevención del Embarazo No intencional en la Adolescencia (Plan ENIA) alcanzaron casi 700 mil estudiantes de todo el país entre 2021 y 2023. Estas políticas también repercutieron en un descenso progresivo de las niñas que llevan embarazos a término (desde 2.350 en 2018 a 1.394 en 2021), implicando una disminución en la tasa de fecundidad del 43% en niñas de entre 10 y 14 años.

Históricas

Como desde hace años, y mientras gobiernos de distintos colores políticos van pasando, los feminismos siguen en las calles. La lucha de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, los Encuentros Plurinacionales de Mujeres y Diversidades desde 1986, el movimiento Ni Una Menos desde 2015 y la marea verde hablan de cómo la construcción feminista a lo largo de la historia fue un motor clave para los cambios sociales. La filósofa e historiadora Silvia Federici reafirma que “sin duda, el activismo de las mujeres es la fuerza de cambio social más importante en América Latina” y remarca la importancia de la participación de las mujeres en la crisis de 2001: “En Argentina encontramos a las piqueteras, mujeres proletarias que, junto a sus hijos y muchos hombres jóvenes, asumieron un importante papel en respuesta a la catastrófica crisis económica de 2001, que paralizó el país durante meses. Cortaban las rutas, montaban los campamentos e instalaban las barricadas -piquetes- que en ocasiones aguantaban más de una semana. Parafraseando a Zibechi cuando escribe sobre las famosas Madres de la Plaza de Mayo, podemos decir que las piqueteras "comprendieron la importancia de ocupar el espacio público". Reorganizaron sus actividades de reproducción social en la calle; allí cocinaban, limpiaban, cuidaban de los niños y mantenían relaciones sociales, y en ese proceso transmitieron una pasión y una valentía que fortalecieron y enriquecieron la lucha” (3).

Los desafíos por delante son más difíciles que nunca, pero tenemos ejemplos de sobra que demuestran que todas esas resistencias siguen marcando el camino. En Concepción del Uruguay, organizaciones convocan este viernes a partir de las 19 en plaza Ramírez donde habrá talleres y lecturas de documentos, para luego dar lugar a la marcha a las 20.30.

(1) Fraser, Nancy. Capitalismo caníbal. Qué hacer con este sistema que devora la democracia y el planeta, y hasta pone en peligro su propia existencia. Siglo XXI, 2023.

(2) proyecto mirar. Es mucho más que un aborto. Cedes, 2023. Disponible para su descarga en: https://repositorio.cedes.org/handle/123456789/4756

(3) Federici, Silvia. Reencantar el mundo. El feminismo y la política de los comunes. Edición Tinta Limón, 2020.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

“Le pagué treinta mil dólares a Scelzi”: grave denuncia contra ex altos funcionarios portuarios por supuestas coimas y maniobras fraudulentas

El ex concesionario José Uriburu denunció ante la justicia al ex presidente del Ente Portuario, …