Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Cooperativismo » Sufrieron un robo y no piden balas: quieren mayor inclusión y trabajo asociado

Sufrieron un robo y no piden balas: quieren mayor inclusión y trabajo asociado

Venden una canasta elaborada con productos para consumidores finales.

La Cooperativa de consumo solidario del Pueblo de la localidad de Paraná, sufrió la semana pasada un robo a mano armada en el local donde funciona, en la sede del Partido Socialista de esa ciudad.

Dos personas bajaron de una moto, redujeron a tres cooperativistas que estaban realizando el recuento de la actividad económica, y se llevaron aproximadamente unos 60 mil pesos que tenían en el lugar.

Sin embargo, la respuesta de los afectados no fue reaccionaria “pidiendo plomo” para quienes les robaron, sino que insisten en que “haya mayor solidaridad, inclusión y trabajo asociado”, es decir los valores que pregona el cooperativismo.

La función que cumplen es tratar de ayudar a las y los consumidores finales con la venta de una canasta prediseñada. Es un método concreto que encontraron para paliar el proceso inflacionario que no cesa en el país y afecta a los sectores de menores ingresos.

Gervasio Viola, integrante de la cooperativa de consumo, atendió a El Portal de las Cooperativas. Él fue una de las víctimas del robo, y contó en primera persona lo que vivió:

“En el horario que estábamos terminando la entrega de canasta de precios justos y solidarios, que es el producto con el que trabajamos, ingresaron dos personas que tenía el dato claro de que estábamos manejando dinero en ese momento, esperábamos al último cadete para que nos rinda el último pago. Estas personas estaban armadas, nos redujeron, nos pidieron que nos tiremos al suelo y se llevaron toda la recaudación, el dinero de los consumidores y productores”, relató y adelantó lo siguiente: “Queremos llevar tranquilidad porque la cooperativa va a seguir funcionando, y el dinero se va a recuperar. No hubo heridos entre las 3 personas que estábamos ahí”, describió.

“Para la cooperativa es un golpe grandísimo porque no manejamos otro dinero que no sea el que se produce en la elaboración entre canasta y canasta. Agrupamos a cien familias que van a comprar una canasta prediseñada, con eso vamos, hablamos con los productores que nos fijan el precio y nos dan la mercadería, nosotros fraccionamos y vendemos”, contó sobre la forma en que trabajan.

“Nos duele mucho porque justamente hacemos este trabajo para achicar la brecha social para que todos puedan tener un plato de comida, y nos duele ser víctimas de esta realidad que nos dio un cachetazo, que nos mostró su cara menos amable, pero que también es la cara de la diferencia social y económica que estamos viviendo, para nosotros la salida es mayor inclusión, trabajo cooperativo y solidario. Buscamos una cohesión social y trabajo colectivo que hoy se vio vulnerado y golpeado”, remarcó.

Por último, se esperanzó y adelantó que: “Lejos de bajar los brazos vamos a redoblar los esfuerzos para volver a arrancar, en un año que ya veníamos muy golpeados por no tener actividad por la pandemia. Le buscaremos la manera de dejar de manejar efectivo y hacerlo de manera virtual, porque debemos pensar en la seguridad física de los compañeros y compañeras que estamos trabajando en el día a día”.

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

El acompañamiento en los primeros pasos cooperativos

Una empresa con diez años de trayectoria brinda su experiencia a otra que se consolida …