BNA
Inicio » Ambiente » Tres pumas a la deriva

Tres pumas a la deriva

El cierre del zoológico de Colón, la localidad de provincia de Buenos Aires, dejó a la deriva a tres ejemplares de puma. Desde 2013 los felinos quedaron a las puertas de un desalojo y sin nadie que los reciba por la falta de espacios o santuarios que puedan albergar este tipo de animales salvajes que han permanecido muchos años en cautiverio.

El estado precario en el que se encuentran ha llevado a la comunidad y organizaciones proteccionistas a insistir al municipio responsable a que encuentre un destino para los especímenes.

Así, se abrió la posibilidad de que sean llevados al albergue de Tekove Mymba, en Colón, provincia de Entre Ríos. Pero a último momento la operación se frustró, se dijo desde el municipio bonaerense, al tiempo que dio a conocer la cifra millonaria que demandaba toda la logística. Desde la comuna se apuntó que la firma entrerriana desistió de llevar adelante el trabajo. Por su parte, la autoridad de Recursos Naturales de provincia de Buenos Aires apuntó que Ambiente de Nación y la provincia de Entre Ríos no habían dado el visto bueno de las condiciones donde serían recibidos los mamíferos carnívoros. Hasta aquí, una increíble historia sin final.

La leyenda cuenta que el zoológico de Colón, provincia de Buenos Aires, se inauguró en 1954. Se abrió allí, pero no era ese el lugar donde se iba a ubicar originalmente. La idea estaba proyectada en la ciudad homónima de Colón, provincia de Entre Ríos. Pero en el traslado de la diversidad de ejemplares aparentemente hubo un malentendido y los animales terminaron en la cabecera del partido del norte bonaerense.

Ahora, como un bucle en el tiempo, las dos localidades de mismo nombre vuelven a conectarse por el traslado de animales del mismo zoológico, pero esta vez de lo que queda de él tras ser desmantelado. Este centro de atracción de tipo victoriano de confinamiento de especies quedó vetusto con el tiempo y fue cerrado en el año 2013. Fue así que paulatinamente se trasladó a su población que llegó a tener más de 200 individuos. Pero de este desarme y mudanza permanecieron sin destino tres pumas adultos; tres hermanos, dos machos y una hembra, que sobreviven en condiciones precarias. A diez años de la clausura, los tres felinos quedaron en una jaula donde antes habitaban aves y tortugas de tierra.

Esta situación que conmueve a los vecinos y organizaciones proteccionistas ha llevado a reclamar a las autoridades a que se encuentre un hogar para los animales. Pero las tratativas no son fáciles, ya que es muy difícil de encontrar un lugar para depredadores no pueden reinsertarse en la naturaleza luego de tanto tiempo de permanecer encerrados. Las gestiones llegaron hasta Sudáfrica inclusive, un lugar extraño, ya que se trata de animales autóctonos. Pero en todos los casos no hubo suerte.

A nivel local, también se realizaron consultas para encontrar quién recibiera a los tres pumas y el lugar que se presentó como posible fue en la Fundación Tekove Mymba que cuenta con un predio en Colonia San Anselmo, a 15 kilómetros de la ciudad de Colón. Aparentemente todo iba encarrilado –aún con algunos cuestionamientos a Tekove Mymba por sus antecedentes poco claros en el manejo de este tipo animales salvajes–, pero la cuestión de frustró, lo cual levantó aireadas críticas a las autoridades municipales.

Fue así que, en su descargo, la Municipalidad de Colón, Buenos Aires, dio a conocer algunos pormenores de la frustrada operación y traslado que sigue con final abierto.

En una carta girada a ERA Verde, las autoridades de la comuna a cargo de Ricardo Casi (PJ-FpV) declaró la “voluntad de trasladar a los pumas que permanecen en instalaciones del ex Zoológico y niega rotundamente las afirmaciones en contrario. El municipio gestiona para posibilitar una solución definitiva que contemple las mejores condiciones para su contención en instituciones aptas para ello. Para posibilitar el traslado la Municipalidad debe cumplir con exigencias del Tribunal de Cuentas: en el caso puntual de Tekove Mymba, para garantizar el pago por adelantado por un monto de unos $ 13 millones, requeridos por esa institución; pero la operación quedó trunca por su decisión unilateral. Esos requerimientos, que son de rigor en la Administración (y exigencia del Tribunal de cuentas) fueron calificados de ‘tanta burocracia y manoseo’ por el responsable de Tekove Mymba, quien resolvió unilateralmente no continuar las conversaciones con la actual gestión municipal”, plantearon ante las objeciones del responsable del albergue, Juan Paccot.

Por su parte, la directora de Fiscalización Agropecuaria, Alimentaria y de Recursos Naturales de Buenos Aires, Viviana Di Marzio, efectuó declaraciones a la prensa donde apuntó que las autoridades de Ambiente Nación y las correspondientes de Entre Ríos no “estaban evaluando las condiciones no estarían dadas las condiciones para que los animales sean trasladados”.

“Burocracia y manoseo”

Desde la localidad bonaerense, se hizo un repaso de las actuaciones llevadas adelante, donde repasaron que desde el cierre del zoológico municipal se “a distintos lugares del país y el extranjero 205 animales de todas las especies, restando al día de la fecha, 3 pumas concolor”. La búsqueda de un lugar llevaron incluso a que en julio de 2019 se detectara “el interés de recibir a los pumas, de parte de autoridades del santuario sudafricano Ubuntu, con quienes comenzamos las gestiones para tener la documentación exigida a tales fines por el Ministerio de Medio Ambiente de la Nación, en espera de la decisión final del Ministro por su aprobación o no. En el mes de mayo del año 2022, deciden no autorizar los traslados de exportación a Sudáfrica, y nos convocan a buscar una solución local”.

Fue así tras el frustrado viaje al África, se realizaron contactos con las reservas de Bubalco Patagonia; Pumakawa; Proyecto Caraya de La Cumbre, Córdoba; Centro Aguará Corrientes; Fundación Rewilding y Fundación We are Wildlife. También con Eco Parque América, del partido de Rivadavia y finalmente Tekove Mymba, de Colón Entre Ríos. En estas conversaciones con este último, en agosto de 2022 desde la Fundación entrerriana se adelantó que debido a mejoras que se estaban realizando, se podría recibir a los animales ya en 2023. “Mientras eso pasaba, volvimos a repasar todos los lugares gestionados anteriormente, y la respuesta constante fue: ‘no contamos con espacios’,  ‘estamos saturados’, entre otras negativas”, se atajaron desde la Municipalidad.

“En marzo de 2023 se gestionan lugares en Jujuy” en negociaciones que tampoco prosperaron y “en mayo de 2023 retomamos los contactos con Juan Paccot de Tekove Mymba, a quien se requiere la documentación para que Asesoría Letrada pueda realizar un convenio para ejecutar los traslados definitivos, que implicaba una erogación de aproximadamente $ 13 millones, solicitados por la entidad, con pago total adelantado, en cuyo caso es exigible la constitución de un seguro de caución, tal lo requerido por el Tribunal de Cuentas para no objetar el pago. En esa instancia es que se trabó la negociación. Al respecto, en los meses de junio y julio 2023, en el intento de avanzar con el convenio –de acuerdo con la legislación vigente en el ámbito de la administración pública– y reiterando la necesidad de contar con la exigencia antes mencionada, la Fundación expresa ‘que se hace difícil continuar de esta manera’. Esos requerimientos, que son de rigor en la Administración, fueron calificados de ‘tanta burocracia y manoseo’ por el responsable de Tekove Mymba, quien resuelve unilateralmente no continuar las conversaciones con la actual gestión municipal”, se narró.

La comuna de Colón Buenos Aires acusa que desde el mes pasado son objeto de “una campaña sistemática de presión sobre el tema, que incluyen agresiones a los  funcionarios involucrados, tanto a través de comentarios en las redes sociales oficiales como de mensajes y llamadas a sus teléfonos móviles”, que insistieron con otro lugar para traslado, a Santuario Güirá Oga, de Puerto Iguazú, Misiones, “también con resultados negativos”.

Y finalizan: “El Municipio seguirá gestionando, como lo hizo desde el primer día para el traslado de 205 animales: el 99% de los ejemplares allí alojados, intentando encontrar un lugar adecuado para cerrar definitivamente este capítulo”.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Fuerte rechazo al discurso del presidente a favor de la explotación de los recursos naturales sin contemplar la dimensión ambiental

En forma conjunta, más de 55 organizaciones socio ambientales se expresaron a través de una …