BNA
Inicio » La Ciudad » Un oferente se presentó para continuar con la puesta en valor del Centro “Bulo”

Un oferente se presentó para continuar con la puesta en valor del Centro “Bulo”

La ex Casa del Canillita, hoy Centro “Bulo” se encuentra en etapa de renovación. La municipalidad realizó un segundo llamado a licitación para continuar con la segunda etapa del plan de remodelación y dejarlo en perfectas condiciones para las actividades que allí se realizarán.

El 27 de diciembre, se conocieron las ofertas, presentándose un solo oferente bajo el nombre de Roque Daniel Elías, propuesta que es analizada por la Comisión Evaluadora.

El Centro situado en el barrio Zapata será totalmente renovado. Esta segunda instancia de obra, contempla la edificación del salón principal que tendrá 71 metros cuadrados; es decir, se prevé la finalización completa del Salón, incluyendo una sala multifunción y otra privada, con posibilidad de integración mediante un cerramiento que permitirá un espacio amplio y flexible para diversos usos. Se anexará un sector de servicios, compuesto por un baño accesible y un office destinado a las necesidades de los usuarios. Se completará la obra con instalación eléctrica e instalaciones sanitarias, terminaciones y cerramiento de carpintería en general. Asimismo, se incluye cerco perimetral, equipamiento de cocina y cartelería con letras corpóreas.

 

La primera etapa

Consistirá en la construcción de una nueva platea de hormigón, elevación de columnas y vigas de encadenado, y paredes con revoque grueso. También contempla la cubierta de chapa e instalaciones sanitarias subterráneas con conexión domiciliaria, por lo que el tan querido salón, quedará en óptimas condiciones.

Es importante destacar el valor social y sentimental que posee este espacio para el barrio, considerando que la edificación posee más de 70 años y nace como “Casa del Canillita” con la realización de acciones vinculadas a lo social y donde los canillitas eran varios, en épocas donde el papel era leído y donde los periódicos eran moneda corriente, antes de que surjan los medios digitales.

Con el tiempo, se transformó en un lugar de actividades sociales, convirtiéndose básicamente y en los últimos años en una sala velatoria.

El apodo “Bulo” se comenzó a utilizar una vez fallecida la persona: Don Miguel Alberto; un dirigente social y político sumamente activo en el barrio, custodio del Centro que le mereció que su apellido sea adoptado por la comunidad para identificar al lugar, y que hoy sea un punto de referencia para las y los vecinos.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

A 48 años de la desaparición de Horacio Poggio

Se cumple este martes 23 de julio el 48° aniversario del secuestro y la desaparición …