Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Cooperativismo » Una Cooperativa concordiense que genera trabajo con inclusión social, cultural y ecológica

Una Cooperativa concordiense que genera trabajo con inclusión social, cultural y ecológica

Más allá de generar empleo quieren marcar un camino para una transformación cultural. No aceptan las manipulaciones externas y quieren que todo sea transparente.

Tras la crisis del 2001 que en Entre Ríos pegó fuerte, y en Concordia más aún, el entonces presidente de la Nación, Néstor Kirchner, estuvo en esa ciudad y puso en marcha más de cincuenta Cooperativas.

A esta fecha quedaron muy pocas y las que perduraron fueron las que se armaron con intenciones nobles. El tiempo le dio la razón y han ganado prestigio en la sociedad. Una de ellas fue la Cooperativa de Trabajo Corner del Barrio San Miguel Segundo Limitada.

Surgieron como empresa dedicada a la construcción de viviendas en el año 2004, hasta el 2015 construyeron viviendas de los programas nacionales. Al complicarse la salida laboral decidieron cambiar los objetos sociales para ampliar la oferta y además cumplir tareas culturales, sociales y ecológicas que son dignas de imitar.

“Una de las tareas que actualmente nos dedicamos es el mantenimiento de cordones cuneta, veredas, recuperación urbana y reciclaje en origen, vamos a domicilios particulares o a las empresas, para esas labores tenemos la ciudad organizada por zonas”, explicó su presidente José María González a El Portal de las Cooperativas.

“En el 2017 empezamos a trabajar como recuperadores urbanos y reciclaje. Dentro de la Cooperativa hay tres secciones: la laboral, social y cultural. Empezamos a concretar trabajo de inclusión. Generamos un trabajo de intercambio cultural. Tengo un hijo viviendo en Ecuador, es profesor de baile de tango. Generó un proyecto allá, se vino con chicos ecuatorianos y armamos como una sede de la academia en la Cooperativa de Trabajo. Con el reciclado pudimos hacer que la gente que trabaja dentro del proyecto de intercambio cultural pueda financiar los estudios de baile, ya que son gentes de bajos recursos”, amplió.

Apoyo municipal

González contó que tanto la Secretaría de Ambiente como la Dirección de Cultura la Municipalidad de Concordia los han ayudado.

“Con el proyecto de reciclado nos brindaron los botelleros en la plaza y los puntos limpios, nos ayudan con la difusión”, remarcó.

Y luego prosiguió, “nos invitaban a las actividades culturales para que se pueda visualizar las actividades de nuestra escuela de danza. En la enseñanza de la academia trabajan ocho personas”.

“Con el 40% que se recauda con ese reciclaje va al proyecto cultural. El 50% del alquiler también ayuda la Municipalidad”, aclaró.

Reciclado y tarea social

En el servicio de mantenimiento de veredas y cordones cuneta son 8 socios los que cumplen tareas allí.

“En el galpón de reciclado de materiales se trabaja en cuatro líneas. Una es de comercialización para que se banquen los proyectos, todos los materiales que se venden rápido”, remarcó.

“Después tenemos el proyecto de plástico y de ropa que articulamos a su vez con otro proyecto comunitario llamado ‘San Cayetano’, donde también trabajan socios de la Cooperativa, ahí son unas seis personas, son trabajos en conjunto con Caritas Diocesanos a nivel nacional y una parroquia de Concordia a nivel local, donde todos los días le brindamos la merienda a 250 chicos”.

Asimismo, explicó: “Caritas Diocesanos nos financia la leche y nosotros le pagamos como un anticipo de retorno a la gente que trabaja ahí, es una rama de nuestra Cooperativa, es un servicio social para gente que no tiene para comer”.

“Lo mismo con la ropa, pedimos donaciones, las llevamos a ‘San Cayetano’ donde la mejoran y entregan a la gente. También capacitan a chicos que tienen problemas de adicciones o mujeres que sufren problemas de violencia de género. Contratados por Cáritas vienen profesionales de Rosario para asesorarlos. Hay médicos que colaboran también. Intentamos que los proyectos estén bien respaldados por el Estado y las organizaciones civiles que correspondan para que haya transparencia”, detalló González.

También durante los carnavales, antes de la pandemia, los convocaban para hacer el reciclado de envases y todo lo que se genera en el corsódromo.

Sobre el convenio de mantenimiento de puntos limpios y de los botelleros contó que lo recaudado sirve para financiar el movimiento de combustibles y vehículos.

Más convenios

Como si fuese poco todo lo que hacen tienen un convenio con la UTN de Concordia. “Vino la gente de la carrera de tecnicatura agropecuaria, como somos la única que hace ese tipo de beneficios sociales, mucha gente quiere participar, principalmente los jóvenes, ellos querían presentar un proyecto sobre el cuidado del ambiente. Les sugerimos que armaran un botellero con forma de botella y que sea transparente, con tejido, nosotros tenemos herreros de oficio dentro de la Cooperativa, que lo pusieran enfrente de la Facultad para recuperar los plásticos, y que pongan un cartel donde expliquen a la gente cómo usarlo”.

“Hace un año que está y es uno de los botelleros con más éxito tiene, día por medio hay que ir a retirar las botellas. En cambio, en los ciegos que puso la Municipalidad la gente tira mugre, lo usan como basurero no como botellero, por no caminar media cuadra donde están los contenedores de basura, lo tiran ahí nomás”, lamentó.

El cooperativista explicó: “También habíamos avanzado un proyecto con la Municipalidad que no se pudo hacer por la pandemia llamado ‘Escuela sustentable’. Se trata de que el Estado les entregara pizarrones, borradores, cortinas para las ventanas, etc, y los chicos debían llevar plásticos y arrojarlos en los contenedores que nosotros retiramos, es para que aprendan a separar desde la primaria”.

“Ahora el Municipio reimpulsó el proyecto de recuperación de plásticos y elementos contaminantes antes de ir a la basura, es decir para ir a los hogares a retirarlos, algo que siempre hicimos, pero por parte nuestra nomás”.

Pese a las múltiples tareas reconoce que “las necesidades nos superan”.

“Hay mucha gente que colabora con nosotros, saben como trabajamos. No le damos cabida a la gente que tiene otras intenciones, sobre todo punteros políticos. Los chicos que van entrando le damos charlas para que vayan aprendiendo, muchos se sorprenden, para bien”.

La tarea de la Cooperativa Corner es más profunda que la de generar ni más ni menos que empleo, quieren marcar un camino para una transformación cultural tan necesaria hoy y siempre.

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Sufrieron un robo y no piden balas: quieren mayor inclusión y trabajo asociado

Venden una canasta elaborada con productos para consumidores finales. La Cooperativa de consumo solidario del …