BNA
Inicio » Novedades » Valiente e indispensable: el libro de Enz sobre el narcotráfico se presentó en Concepción del Uruguay
«LOS HIJOS DEL NARCO»

Valiente e indispensable: el libro de Enz sobre el narcotráfico se presentó en Concepción del Uruguay

Este jueves se presentó el libro del reconocido periodista Daniel Enz en el que pone la lupa sobre el negocio narco en la provincia de Entre Ríos. Entre muertes, amigos del poder y un Estado ajeno al problema, el autor definió: “En Entre Ríos, como en todos lados, estamos perdiendo en la guerra contra el narcotráfico”. Tanto el autor del libro como los periodistas Juan Cruz Varela y Jorge Riani aportaron datos preocupantes, rigurosidad y pasión a un tema dramático que pone a prueba a las dirigencias políticas y sociales, al cobrarse las vidas de jóvenes entrerrianos cotidianamente.

 

Por A.S.

Fotos V.B.

 

“Hay que tener valentía personal para escribir un libro como éste”, dijo Juan Cruz Varela. Y es casi seguro que su frase sintetizó lo que pasaba por las cabezas del público que colmó la sala del rectorado de la Uner en la noche de este jueves, en la que Daniel Enz presentó su nuevo libro “Los hijos del narco”, que lleva como descriptivo subtitulo: “Narcotráfico, poder, violencia y muerte en Entre Ríos”.

Se trata de un trabajo de 317 páginas, con prólogo del periodista Hugo Alconada Mon (La Nación), uno de los investigadores más reconocidos en América Latina. En esas páginas introductorias, Alconada Mon afirma: “Hay noticias más urgentes que otras. Y hay investigaciones más relevantes que otras. Pero sólo unas pocas son indispensables. Esta es una de ellas”. Y no exagera.

El avance del narcotráfico en la provincia motivó a Daniel Enz, director del reconocido semanario Análisis que se edita en Paraná, a dedicar su trabajo más reciente a este tema. En él advierte sobre el avance del negocio de la comercialización de sustancias ilegales en la provincia, remarca la complicidad del poder, que se expresa en la inmovilidad política y policial –cuando no en la abierta connivencia–, cuestiona la inoperancia o incapacidad judicial y de las fuerzas federales, y describe en detalle la irracional violencia que provoca el fenómeno en Entre Ríos, como el intento de secuestro de la hija de un narco por parte de otro en una escuela de Paraná ubicada a pocas cuadras del centro del poder, de la mismísima Casa Gris.

Se trata de un libro doloroso, pero como bien dicen Varela y Alconada, valiente e imprescindible.

 

 

Un cachetazo para despertar al poder

Enz, quien vino invitado por la cooperativa El Miércoles, estuvo acompañado por los periodistas paranaenses Jorge Riani y Juan Cruz Varela, que colaboraron en la edición del libro. Durante dos horas los tres profesionales brindaron mucha información sobre cómo opera el negocio del narcocrimen en nuestra provincia,   incluyendo detalles de casos concretos y datos acerca de cómo ingresan las drogas y de qué manera “lavan” el dinero los jefes narcos entrerrianos.

El autor dijo que no fue casual la publicación del libro en mayo, poco antes del inicio del año electoral: “Quise darle un cachetazo al poder político, para tratar de lograr que se involucren un poco más”. En los últimos diez años, aseguró, hubo 200 asesinatos vinculados con el negocio de las drogas solo en Paraná. “El narcotráfico ha transformado los barrios de manera dramática. No estamos lejos de lo que sucede en Rosario o en el Conurbano. Ojalá este libro sirva para que no sea demasiado tarde”.

El libro da detalles estremecedores y no ahorra nombres, datos, apellidos y acciones concretas de los jefes narcos de la provincia, pero también de sus vinculaciones con sectores poderosos, como el propio hijo del gobernador saliente Sergio Urribarri, cuyas vinculaciones con un barrabrava condenado por doble homicidio y con un jefe narco de Paraná aparecen en el libro y fueron motivo de duros cuestionamientos en estos días, al conocer la insólita designación del joven de 31 años y sin ningun antecedente en temas como seguridad, al frente del Ministerio de Gobierno de la provincia. Es decir que tendrá en sus manos, entre otras cosas, a la Policía de Entre Ríos.

No es el único vinculo con el poder  que preocupa en la investigación periodistica. La indiferencia de la dirigencia politica o en el mejor de los casos la reacción tardía (a posteriori de cada denuncia) se suman a la constatación de que las incautaciones de cargamentos, los descubrimientos de “cocinas” de cocaina o la detención de narcos son producto de hallazgos casuales y no el resultado de una labor investigativa eficaz de parte de las fuerzas de seguridad. “Los rios son la principal via de ingreso de las drogas y también de provisión al Uruguay. Pero todos los narcos saben que Prefectura solo patrulla una vez al mes, porque no tiene fondos para combustible, y además saben qué dia será”, contó Enz.

 

 

Testimonios que estremecen

“Escuchar a las madres lamentarse de que los narcos les llevan a sus hijos como soldados cada vez a menor edad; verlas llorar por sus hijos que se suicidaron porque querían salirse del negocio y no encontraban la forma; escuchar de jovenes que no creen que puedan vivir más allá de los 22 o 24 años, son cosas impactantes frente a las cuales el riesgo que uno pueda correr como periodista al poner al descubierto estas cosas, pasa a ser algo menor. Los que están jugandose la vida son los docentes de las escuelas barriales, los curas de los barrios y hasta los policias que quieren hacer bien su laburo”, coincidieron los periodistas.

Riani aseguró que quienes manejan el negocio conforman un aparato poderoso, una economía informal. “Lo peor de todo es que con el dinero que tienen logran convertirse en referentes de sus barrios. Son quienes ponen la plata para el viaje de estudios, quienes pagan un cumpleaños de quince, quienes reparten aparatos tecnologicos de ultima generacion. Y por eso sus vecinos terminan defendiéndolos, valorándolos positivamente”, marcó el periodista, cuestionando el rol del Estado ante estas situaciones.

Para Enz, “invierten en propiedades, autos, tecnologia”, pero nada queda registrado porque tienen domicilio fuera de la provincia, “especialmente en el Gran Buenos Aires”. “Esto no es literatura”, remarcó Varela y recordó la cocaína hallada en el auto del ex chofer del gobernador Urribarri, “en un vehículo que no era de su propiedad sino de uno de los jefes del narcotráfico en Paraná, vinculado a una de las bandas más peligrosas de Rosario, que hoy está preso en una cárcel de Santiago del Estero”. Riani añadió que desde la publicación del libro, la sucesión de nuevos episodios vinculados con el esquema del narcotráfico en la provincia ya acumula material para una nueva edición. Pero además, en las presentaciones realizadas en cada ciudad entrerriana se suman nuevos testimonios, en buena medida provenientes de docentes, como sucedió en esta ocasión, en que una maestra relató experiencias tan impactantes como las que narraban los periodistas.

Para Daniel Enz, “no es casualidad esto que sucedió hace poco, de la detención de una banda vinculada a un narcotraficante de Concordia, que pagaba muy importantes cifras de dinero a determinados jefes, como el jefe de operaciones de Toxicología de la Policía de Entre Ríos, ni más ni menos”.

 

Ida y vuelta

Tras las impactantes exposiciones, los presentes realizaron preguntas e intercambiaron opiniones en un fluido diálogo cargado de emoción cuando algunos de ellos incluyeron testimonios personales del avance del narco en Concepción del Uruguay.

También hubo espacio para la reflexión acerca de qué se puede hacer para avanzar en serio en la lucha contra el narcotráfico, sin esquivar el debate sobre la legalización de determinadas sustancias como forma de atacar la principal causa de la rentabilidad del negocio narco, que es precisamente la prohibición legal. Estuvo presente en ese sentido la expectativa por los resutados que se esperan acerca de la experiencia iniciada por la República Oriental del Uruguay y su decisión de legalizar y regular la produccion y comercialización del cannabis.

“Nosotros no tenemos soluciones, somos simples cronistas de lo que pasa”, dijo Daniel Enz. Y no ocultó su sensación, más que fundamentada en datos, estadisticas y realidades:  “Claramente hay que hacer algo distinto. Porque en Entre Ríos, como en todos lados, estamos perdiendo en la guerra contra el narcotráfico”. 

Los organizadores de la actividad agradecieron a la cooperativa Rio Uruguay y a la Asociación de Periodistas del Departamento Uruguay (APDU) que auspiciaron la presentación, así como a la Secretaría de Extension Universitaria y Cultura de la UNER, anfitriona del evento.

 

Los periodistas

Jorge Riani es periodista en Análisis, y corresponsal de La Nación en Entre Ríos. Tiene varios libros publicados, entre ellos “Entre Ríos secreta”.

Juan Cruz Varela trabaja en Análisis y en El Diario de Paraná. Es director del sitio periodistico Página Judicial.

Daniel Enz fundó en 1990 Análisis, y en 1996 el sitio web, el más importante de Entre Ríos. Tiene varios libros publicados. Ha sido distinguido en numerosas ocasiones por sus investigaciones periodísticas, entre las cuales se destacan muchos casos de corrupción en Entre Rios y los abusos en el Seminario de formación de sacerdotes en Paraná. Es miembro del Foro de Periodismo Argentino (FOPEA).

 

En este link, más sobre ‘Los hijos del Narco’ y su conexión con Concepción del Uruguay: http://www.elmiercolesdigital.com.ar/los-hijos-del-narco-y-su-conexion-con-concepcion-del-uruguay/

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Villaguay: suspendieron al concejal libertario que resaltó al dictador Videla

El Concejo Deliberante de Villaguay suspendió por dos meses sin cobro de la dieta al …