BNA
Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Cooperativismo » Veinte años de un barrilete que no deja de remontarse

Veinte años de un barrilete que no deja de remontarse

Surgieron durante la crisis del 2001.

La Asociación Civil Barriletes surgió en agosto de 2001, en pleno Corralito bancario, fundamentalmente con la edición de una revista mensual de calle que lleva el nombre de BaRRiletEs. Editan unas 750 por mes. Actúan con lógica cooperativa.

La revista es un medio de comunicación comunitario que junto a la Radio Barriletes (FM 89.3) tienen el objetivo de ser un espacio abierto y libre para construir otros modos de contar sus historias, lo que les pasa, eso que no entra en la agenda de los medios masivos. Comparten las historias de las barriadas, la música y las creaciones de los artistas de la región, debaten y poner en agenda eso que no se escucha cuando los grandes medios asfixian. Forman parte de la Red Entrerriana de Radios Comunitarias y Cooperativas (Rerco).

“Cumplimos 20 años en agosto”, dice Kaia Edling a El Portal de las Cooperativas, coordinadora de la revista y productora del informativo de la radio comunitaria, aunque cumple otros roles como la conducción de programas radiales.

“La revista es como la génesis, la que origina todo y desemboca en la Asociación. Nació y se desarrolló como proyecto político -no partidario- que planteó una alternativa laboral a través de la publicación para personas en situación de vulnerabilidad social, de gente que vivía comiendo de la basura, en un momento donde el Estado no existía como existe hoy, no había planes sociales, había vigentes en el año 2001 políticas empobrecedoras y del hambre. Los que la impulsaron eran trabajadores judiciales que en ese momento estaban en asambleas constantes porque hacía meses no cobraban o lo hacían en federales”, relató. (NdlaR: el bono federal fue un billete circulante emitido por la provincia a raíz de la faltante de pesos hasta el año 2003; su valor llegó a estar devaluado a más de la mitad).

Y sigue Kaia: “La revista era vendida por la gente que comía de la basura, justo recién vino una mujer que se llama Norma y retiró las revistas de octubre para vender, ella está desde el número cero. Sirvió para que esa gente tenga un trabajo, se autogestionen según sus ritmos, necesidades, y deseos, sin tener un empleador”.

“Hoy en día es una Asociación Civil que a la revista se sumó la radio en el 2011, además de una biblioteca, una editorial, un espacio cultural y un portal de noticias. Participamos y estamos a todo tipo de financiamiento que pueda surgir. Lamentablemente durante la pandemia se dejó de hacer mucho trabajo territorial como los talleres”, remarcó.

El precio de tapa es de 200 pesos, el vendedor la compra a 70, o sea le queda una ganancia de 130 pesos por cada una.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Una cooperativa que atiende los residuos urbanos en dos ciudades hermanas entrerrianas

Se dedican al reciclado de residuos sólidos urbanos en las ciudades de San José y …