Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Entrevistas » “La sociedad tiene que arriesgarse a lo nuevo”

“La sociedad tiene que arriesgarse a lo nuevo”

Dice que la prioridad es armar el frente y luego ver el armado del programa de gobierno, pero asegura que tienen las coincidencias necesarias. Considera que la gestión de Schepens es más transparente que la de Marcelo Bisogni.

Juan Ruiz Orrico precandidato a Intendente 2015 006
Terminal: "Con respecto al PRO, no sé cuál es su postura. Sé que no participaron (en los reclamos), soy consciente de eso. No sé si fue algo deliberado donde tomaron la decisión de no participar o no tomaron participación por estar abocados en otras cuestiones políticas". (Foto: El Miércoles Digital).

 

Por JORGE RUBÉN DÍAZ de la Redacción de EL MIÉRCOLES DIGITAL

 

Es uno de los precandidatos del nuevo frente político opositor uruguayense que junta a peronistas no kirchneristas, radicales, el GEN, entre otras agrupaciones. Su partido es Unión Popular que postula a Adrián Fuertes a Gobernador y a Sergio Massa a Presidente de la Nación.

Orrico recibió a El Miércoles Digital en su domicilio. Mate de por medio empezó a dar definiciones de cómo entiende el armado político, con el objetivo de derrotar al oficialismo como sea.

-¿Cómo vienen con el armado?

-Dejamos en claro que no solo debemos llevarle a la ciudadanía una propuesta en teoría, sino también práctica y en eso le queremos resolver un poco el panorama al electorado diciéndole que en octubre tendrán la oportunidad de votar por la continuidad o el cambio. Nosotros vamos a conformar un frente donde está la gran mayoría de los partidos políticos de la oposición. En algunas partes con mayores acuerdos que en otras, pero que las PASO de agosto nos permitirían dejar un solo candidato.

 

-¿Han trabajado en cuestiones programáticas en el Frente o están sujetas a las candidaturas?

- No, estamos trabajando en la conformación del Frente, hacerlo lo más amplio posible para que sea un colectivo que nos pueda incluir a todos. Es el primer paso, el siguiente será buscar los consensos dentro del espacio. No se trabajaron cuestiones programáticas a pesar de tener una serie de coincidencias como lo son participación ciudadana, cuidado de medio ambiente, la creación de la Carta Orgánica... hay muchos puntos que tenemos en común. Falta trabajar en profundidad en lo programático, pero en esta instancia priorizamos el frente electoral, después buscar los consensos para desarrollar los programas y ofrecer una propuesta superadora al electorado.

 

- En el hipotético caso de ser Intendente ¿en qué se diferenciaría en la forma de gestionar con la actual conducción?

- En lo estructural y en la forma de tomar decisiones tendría una dinámica que no sería verticalista como es ahora, sino con una pirámide invertida, mucho más horizontal. El gobernante está de la mano del vecino interpretando a los vecinos y también mirando las demandas que tiene, y las posibilidades desde el gobierno local para darle soluciones a esas demandas. No creemos más en las grandes ideas, sí en las mesas de diálogo, en el trabajo mancomunado y en buscar los consensos necesarios para llevar adelante las políticas. No creemos en las políticas de la imposición, de la confrontación sino en generar acuerdos; a veces esas instancias de diálogo quedan trabadas y es necesario apelar a trabajos de más largo plazo, pero en el tiempo dan buenos resultados porque son políticas que se llevan adelante con mucha mayor solidez de lo que es a veces la ejecutividad en la toma de decisiones que tiene en forma unilateral, genera sentido de pertenencia.

 

- ¿Ve todo negativo en la actual gestión o hay cosas positivas que se puedan rescatar?

- Hay cosas positivas. Trato de no hacer comparaciones porque intento centrarme en lo que va a venir. Creo que ha tenido mayor apertura que el gobierno anterior. Creo que fue más transparente la gestión de (el intendente Carlos) Schepens que la anterior. A pesar de tener menos ingresos de fondos externos, el Municipio logró gestionar obra pública con fondos propios un poco más. Igual falta más. Después, en cuestiones estructurales como el medio ambiente hay un desprecio total. Me refiero a los tratamientos de los residuos sólidos urbanos en un predio que es totalmente inadecuado para su tratamiento, en un terreno que está cerca de un curso de agua que termina en el río Uruguay y que transita por todo el sector sur de la ciudad. Es increíble la falta de control en los efluentes de las plantas frigoríficas. El no tratamiento del cien por ciento de los efluentes cloacales de la ciudad es una vergüenza, debemos ser de las ciudades del río Uruguay que más contamina. Ese daño no se provoca directamente a nosotros pero sí a nuestros hijos y nietos.

 

- ¿Tiene la gente que lo asesorará en el trabajo diario,  los técnicos que lo acompañarán en el caso de un hipotético gobierno?

- Sí, muchas áreas las debo cubrir con equipos técnicos. Apelo al trabajo en conjunto con las instituciones, con las universidades. En el caso de que me toque gobernar voy a tener un nivel de apertura y participación que me voy a nutrir de todas las fuentes de conocimiento de la ciudad. Puedo proponer la búsqueda de consensos, acuerdos, miradas a largo plazo, basarme en lo educativo, en lo social... Desde ahí es el mayor aporte que le puedo hacer a la ciudad. La transformación que proponemos no es sólo mejorar los servicios, sino un cambio social. Como sociedad tenemos que evolucionar. Desde la gestión tenemos que mejorar un montón de cosas, pero la sociedad tiene indefectiblemente que cambiar. Es una sociedad violenta, que no cuida el medio ambiente, que no tiene respeto por los menores ni los mayores. Hay cambios de lo social que debemos impulsarlo desde el Municipio, no solamente mejorar la recolección de basura, mejorar las calles y el asfaltado.

 

- ¿De qué forma?

- En todas las instancias, un gobierno local es un espejo de la sociedad por el mismo hecho de tener una gestión abierta, participativa, transparente no violenta, que no imponga, sino que busque los acuerdos y consensos. Después, trabajar en el gran tema que es la educación. Desde el Municipio se puede trabajar en actividades recreativas, culturales, integradoras, jardines maternales, en el vínculo con las instituciones educativas en los aportes que se le puedan hacer y el trabajo en conjunto de la mano de las universidades en todas las políticas integradoras que vayan de la mano con lo educativo. El municipio tiene muchas herramientas para educar y provocar cambios sociales. Una sociedad que entienda al prójimo como uno mismo, porque “el otro” somos nosotros. No puede ser que se haya evolucionado en tecnología, en comunicación y, sin embargo, somos cada vez más violentos, con un mayor consumo de estupefacientes, mayor nivel de marginalidad. La evolución de la sociedad tiene que ir de la mano de la otra evolución que existe, no puede ser que cada vez haya menos diálogo entre las personas, la familia, las instituciones. De eso hay una gran responsabilidad de los políticos.

 

“LA GENTE NO SABE COMO SOY GOBERNANDO”

- ¿Cómo podrán seducir a la sociedad cuando en la conformación del Frente hay -como lo dice el dicho popular- “un sapo de cada pozo”?

- Como dije al principio, hay una parte práctica y una parte teórica. En la parte práctica le planteamos a la ciudadanía que hay un partido político que hace 28 años que gobierna la ciudad, se han explorado varias alternativas y ninguna fue fructífera, la de otorgarle la posibilidad de gobernar a la oposición. En virtud de la Ley Electoral tenemos la posibilidad de dirimir las diferencias dentro del Frente, y después queda un único candidato de este frente de disputar mano a mano con el oficialismo.  Después, en lo teórico, con algunos sectores del Frente tendré mayor afinidad que con otros. Si se generan dos o tres espacios opositores dentro del mismo espacio me parece lo más sano, porque podremos dar el debate necesario para que la ciudadanía elija. Desde la fuerza política que integro llevamos de candidato a presidente a Sergio Massa, de 43 años; a Adrián Fuertes, de 42, como gobernador y a mí a intendente, que tengo 42 también. Somos una generación que estamos pidiendo nuestro espacio en la política y estamos dando la disputa para poder hacernos de ese espacio para poder cambiar las cosas. Hoy la mitad del electorado tiene menos de 40 años. Nosotros podemos encarnar esa nueva generación de políticos y de gente que quiere un cambio, y que no lo pueden hacer políticos de mayor edad que quizás ven las cosas de manera diferente. Nosotros vivimos la mayor parte de nuestra vida en el marco democrático. La gente que le tocó vivir la década del 70, con otras dificultades en su aprendizaje, tiene una visión mucho más antagónica de las cuestiones. Desde mi lugar siempre intenté de aportar algo para mejorar la sociedad, ya sea desde el gremialismo agropecuario, las instituciones -porque soy un agradecido de las oportunidades que me dio mi país, la provincia y mi ciudad-. La trayectoria de uno queda a la luz para ver si la gente determina si es aval suficiente para darle la confianza. Por otro lado, la sociedad tiene que arriesgarse a lo nuevo. En mi caso nunca fui gobernante ni ocupé cargo público. La gente no sabe cómo soy gobernando la Cosa Pública. Tiene que haber un grado de confianza y de riesgo de la sociedad de brindarme las herramientas para poder transformar la realidad.

 

-¿Y para brindar confianza de gobernalidad?

-Debemos gobernar con los mejores, tener una convocatoria amplia, plural, nutrirte y ser capaz de seducir a la gente más destacada de la ciudad que nos acompañe y haga su aporte en este transitar que tendrá cuatro años. Soy una persona que toda la vida tomó decisiones desde muy chico por cuestiones personales y familiares. Es algo natural, estoy acostumbrado.

 

Juan Ruiz Orrico precandidato a Intendente 2015 001
"Es increíble la falta de control en los efluentes de las plantas frigoríficas. El no tratamiento del cien por ciento de los efluentes cloacales de la ciudad es una vergüenza, debemos ser de las ciudades del río Uruguay que más contamina. Ese daño no se provoca directamente a nosotros pero sí a nuestros hijos y nietos". (Foto: El Miércoles Digital).

 

DIFERENCIAS INTERNAS

-Uno de los grupos que participa del Frente tuvo sus orígenes en la lucha contra la entrega del Mercado 3 de Febrero y la Terminal de ómnibus, pero otra fuerza que lo integrará, como lo es el PRO, no se expresó nunca públicamente. ¿Qué hará el 11 de diciembre si encuentra como intendente con ese proyecto en marcha aún, con un grupo que pide su anulación y otro que jamás marcó postura?

-En principio pensé que era desapropiar al Municipio de parte de su patrimonio por la diferencia de la terminal que se iba a construir y las propiedades que estaba cediendo en contraprestación el Municipio. En segunda instancia pensé que se trataba del negocio del juego que reditúa grandes dividendos para los empresarios del juego, que no tienen control, pero a la postre, con los hechos establecidos y con los allanamientos al empresario Miguel Marizza, del que el último destino que tenía este negociado era el blanqueo de la plata de la corrupción política del gobierno de la provincia de Entre Ríos. Eso quedó demostrado. ¿Qué haré el 11 de diciembre?: bajo ningún punto de vista dejaré establecida la nueva terminal donde está, haría uso de la actual, trabajaría en un esquema de planificación para generar un lugar alternativo, porque entiendo que el lugar donde está establecida la actual terminal es peligroso y genera inconvenientes en el tránsito. Está hecha en un momento donde la ciudad tenía la dimensión de prácticamente la mitad de hoy. Debería estar más cercano a la ruta 14, cerca del Monumento Urquiza. Pero igual no tengo ni la capacidad ni el conocimiento para decir el lugar exacto, eso debe venir de un estudio de planificación serio y prolijo. Después, pondría el esfuerzo en el expediente para que este negociado quede aclarado y aportarle todo el material que esté a mano en la Justicia. Con respecto al PRO, no sé cuál es su postura. Sé que no participaron, soy consciente de eso. No sé si fue algo deliberado donde tomaron la decisión de no participar o no tomaron participación por estar abocados en otras cuestiones políticas.

 

-Héctor Cacho Rodríguez –adversario en el Frente- tiene su compañero de fórmula, ¿Y Orrico?

- Cuando empezamos a trabajar en esta propuesta una condición sine qua non para llegar a ser gobierno municipal era ser parte de un gran frente opositor, que solos no llegábamos, que hay 28 años de gobiernos justicialistas y que la oposición, de la forma que se venía manejando, no logró generar las adhesiones necesarias para generar el cambio. A partir de allí les manifesté a la gente con la que venimos trabajando desde hace un año y medio de que esta instancia en algún momento iba a llegar, era necesario tener la disponibilidad de todos los lugares de la lista de concejales y del vice para llegar y tener la posibilidad de que ese frente prospere. Para ganar dentro del frente, obviamente voy a pelear por los lugares de la gente que me viene acompañando, soy consciente de que esa gente es necesaria, que forma parte de esta construcción y deben tener su lugar para participar. Todo está abierto a definir. Lo principal ahora es la conformación oficial del frente. Después, la búsqueda de acuerdos y conformación de listas y luego generar los programas, trabajar en los programas de desarrollos puntuales, tener vínculos con las instituciones y buscar las opiniones de los vecinos, ese trabajo se hará desde el 20 de junio en adelante.

 

PRIORIDADES DE GOBIERNO Y PERFILES DE CIUDADES

 

-Dijo que sus cinco primeras medidas serían vinculadas a la seguridad, servicios municipales, participación ciudadana y el medio ambiente, que le preocupa el narcotráfico y el alcoholismo, por lo que el interrogante apuntó a qué pasaba si algunos de sus socios en esta construcción política no tenían la misma prioridad, cómo podían convivir.

-Creo que es parte de la vida política. Creo que me lo plantea desde una visión de opuestos y no son contradictorias, por ejemplo la generación de empleos no contrasta con el cuidado del medio ambiente...

 

-Supongo que si lo plantea no imaginamos a los demás candidatos en contra, pero insisto en las prioridades.

-Tal cual me lo plantea entiende que hay cosas más importantes que otras, lo cual es una situación compleja y estas cosas se trabajan en paralelo. Se trabaja en la generación de empleo pero se trabaja en el medio ambiente, se trabaja en la seguridad y el narcotráfico pero también en lo social, todo al mismo tiempo. El gobierno es un sistema que funciona en su conjunto.

 

-Bien, pero, por lo general, las ciudades tienden a marcar un perfil. Algunas apuntan a lo industrial, otras al turismo, otras a la educación, cultura. ¿Dónde se incluiría?

-Participé en el 2008 cuando se desarrolló la adecuación del Plan Estratégico de Concepción del Uruguay, una iniciativa de una institución que participé que era Codepro. Vinieron técnicos destacados, se abrieron instancias de participación para toda la comunidad y siento que la sociedad no respondió a la demanda que se estaba generando porque era muy interesante, y cuando se planteaban los diferentes perfiles de ciudad una cosa no invalidaba la otra, porque una ciudad puede ser educativa y del trabajo. Y segura. Y puede cuidar el medio ambiente. Y cultural. Con características que son complementarias, no antagónicas. La Concepción del Uruguay que pienso es con más universidades, más carreras, más fortalecidos en los ámbitos educativos, generando actividades extraescolares en horarios donde no se den clases, para generar todas las instancias educativas donde hay espacio, desde medio de comunicación, eso no quita que no tenga una política contundente y vehemente en medio ambiente o en prestar los servicios municipales de manera adecuada.

 

-Tomo un ejemplo: Colón o Gualeguaychú pusieron todas las fichas al turismo, pero para ser turística deben tener buenos servicios, o una educación en ese sentido. Por ejemplo, si se va un domingo a la siesta a Colón todos los negocios están abiertos, y en la nuestra esos días y horarios siempre están cerrados. Entiendo que ese tipo de cambios no se hacen con un decreto.

-Son construcciones colectivas que se llevan adelante. Debemos tomar los pilares que tenemos en estos momentos donde nos podemos fundamentar; tenemos personas del interior del departamento, de la provincia y de la República Oriental del Uruguay, que vienen a estudiar y son recursos y divisas que quedan en la ciudad. Tenemos la ventaja de tener fuerzas federales como Gendarmería, Prefectura, Policía Federal... Son recursos nacionales que se quedan. Muchas potencialidades. El turismo, lo mismo el de tener el río, ser una ciudad histórica, nuestro patrimonio histórico está parcialmente desarrollado. La casa del General Urquiza -donde está el Correo- se está cayendo a pedazos, no hubo políticas en ese sentido. Si dijera que voy a construir una ciudad educativa estaría dejando de lado otras cuestiones que son muy valiosas para la ciudad. Entiendo a lo que apunta, pero, por ejemplo, Colón será muy linda, ordenada para el turista, pero carece de universidades. Mucha gente joven se termina yendo porque no pueden estudiar en su localidad, lo que sí tienen los uruguayenses con cuatro universidades y un gran abanico de todas las carreras y formaciones. Un municipio es un sistema dinámico donde se debe tratar de mantener un equilibrio. Si ponés todo en un determinado perfil y dejás de lado la salud, donde la gente no tenga acceso a los centros de salud, vas a fracasar.

 

 

FUERA DE CAMPAÑA

Juan Enrique Ruiz Orrico, nació en Capital Federal el 2 de septiembre de 1973, tiene 42 años, pero hace 18 años que vive en Concepción del Uruguay. Está casado con la jueza de Garantías María Evangelina Bruzzo (oriunda de Corrientes) y tiene  tres hijos. Cursó la Tecnicatura en Producción Agropecuaria en la Universidad Católica Argentina (UCA) pero no la concluyó (“Me faltan los finales. No los completé porque me dediqué a trabajar”).

 

En 2007 fue candidato a senador provincial por Compromiso para el Cambio. Cuatro años más tarde se postuló a intendente por Unión Popular, que a nivel nacional llevaba a Eduardo Duhalde como candidato a Presidente de la Nación. Actualmente es senador nacional suplente de Alfredo De Ángeli.

 

Dice que le gusta el folclore, el tango y el rock. Hincha de Boca y en la ciudad de Atlético Uruguay, le gusta el rugby, que practicó hasta los 16 años. “Me gusta el boxeo, salir a correr, el gimnasio, jugué al polo, hice windsurf, parapente, natación, aunque no de manera continua”.

 

A la hora de leer no se reconoce un gran lector pero le gusta “leer variado, de todo un poco. Ahora estoy con un libro que se llama ‘40 oportunidades’, de Howard G. Buffet”. Pero insiste que más le atrae leer sobre comunicación política y diarios “La Nación, Perfil. Me gusta comprar los diarios. Seguro que un domingo compro tres”. A nivel local “a veces compro La Prensa Federal. A La Calle no la leo porque veo que es muy tendencioso, tiende a resaltar cosas que por ahí son falsas. Totalmente oficialismo, lo veo muy sesgado. De los medios digitales consumo El Miércoles Digital, 03442, Análisis Digital, APF, Babel”.

 

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Los presos políticos

Considerar presos políticos en una democracia suena  contradictorio. Sin embargo no lo es tanto si …