Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Novedades » Miguel Bonasso: “El periodismo argentino perdió nivel y está en decadencia como resultado de su uso como arma de propaganda de ambos lados de la grieta”

Miguel Bonasso: “El periodismo argentino perdió nivel y está en decadencia como resultado de su uso como arma de propaganda de ambos lados de la grieta”

En su paso por Concepción del Uruguay el periodista y ex legislador nacional brindó una serie de definiciones incómodas para el poder político, lapidarias para el macrismo gobernante pero también críticas del PJ. Cuestionó el rol de los grandes medios, así como el periodismo en general, y reivindicó a los periodistas del interior. Citando a Orwell, definió: “Si lo que uno escribe no molesta, entonces no es periodismo, sino relaciones públicas”. Y aseguró que si el modelo que propone Alberto Fernández es el de Gioja y el extractivismo “estamos al horno, no tenemos salvación”.

 

Por A.S. y J.R.D

Fotos: M..R

 

El viernes 27 de septiembre el auditorio del CeCaT (Centro de Capacitación Turística) de Concepción del Uruguay estuvo repleto para presenciar la charla que durante dos horas brindó el periodista y ex legislador nacional Miguel Bonasso, sobre "Periodismo, poder y sociedad", con sus intrínsecas relaciones. No faltaron críticas a los diferentes gobiernos constitucionales y obviamente a la última dictadura militar con sus consecuencias sociales como económicas. Durísmo con el macrismo, al cual acusó de promover deliberadamente la más importante fuga de capitales de la historia argentina, aseguró que “al lado de eso, los bolsos de dólares de (José) López son una anécdota”.

La actividad fue organizada por el Cecat y la revista Análisis de Paraná, como parte de la celebración de su aniversario. Miguel Bonasso es un periodista, escritor, y dirigente político. Participó de la organización Montoneros, a cuya conducción cuestionó alejándose de ella en 1979. Antes había sido parte del equipo de prensa de Héctor Cámpora en los pocos meses de su gestión en la Presidencia de la Nación. “A mi viejo, que era trotskista, no le gustó nada que su nene sea peronista” contó entre risas.

 

RECONOCIMIENTO A LOS PERIODISTAS DEL INTERIOR

En principio reconoció al director de la revista Análisis, Daniel Enz, por su apoyo en la investigación del libro “Don Alfredo”, la biografía del empresario telepostal  Alfredo Yabrán, y recordó anécdotas de una entrevista que hicieron con su hermano Felipe Toto Yabrán en la estancia San Ignacio: “Aunque no pudimos ni grabar ni tomar apuntes porque se rompía el clima, cuando volvimos al hotel empezamos a reconstruir la charla. Una de las cosas que explicó fue ‘como el poder le soltó la mano’ a su hermano, estaba hablando mal del entonces presidente Carlos Menem”, al que Bonasso en varias partes de la charla se referenció irónicamente como “el innombrable”.

 

LA DECADENCIA DEL PERIODISMO

“El gran problema es la comunicación, aparentemente nunca hubo tantos medios, pero el periodismo de investigación está seriamente amenazado, por la Justicia en primer lugar”, y trajo a colación el juicio que mantiene con el ex canciller Rafael Bielsa por calumnias e injurias, por lo que cuestionó al juez que falló en su contra en primera instancia: “La opinión no es judiciable”, se quejó.

 

“Uso las redes sociales porque hace diez años que no me dan trabajo en ningún medio, ni siquiera en Página12, medio del que fui co-fundador”.

 

Volvió a insistir en un concepto que dice en cada prólogo de libro que le toca escribir o micrófono que se le pone adelante: “Respeto profundamente a los periodistas del interior porque están más vulnerables que en las grandes ciudades, aquí se ven en las calles o en cualquier punto con las personas a las que deben cuestionar”.

Además no ahorró críticas a los grandes medios de comunicación y dio un ejemplo: “En el interior de México hay una enorme cantidad de periodistas asesinados, y ningún medio argentino perversamente  habla de eso, sin embargo priorizan en señalar a Venezuela como el malo de la película”.

Alertó sobre los vínculos de los servicios de inteligencia y los medios “que es cada vez más estrecha”. Contó que cuando escribía “Recuerdo de la muerte”, el ex espía de la SIDE, Jaime Stiuso le vaticinó que “solo iba a recorrer los escritorios judiciales, y la verdad que no se equivocó”.

“¿Queremos ser un país extractivista o reindustrializarnos?”se preguntó. “Las mineras no dejan nada cuando se van, solo destrucción. El desafío es cómo generar empleo sin dañar el medioambiente”.

“PERIODISMO MILITANTE”

Tras la charla se dio lugar al público para que hicieran preguntas, y en una de ellas tuvo tiempo para cuestionar el rol de los grupos políticos militantes que entorpecen o acaparan la labor periodística.

“Yo les recomendaría a los muchachos de La Cámpora que deberían saber que al escribir no se deben desvirtuar los hechos, Rodolfo Walsh en el diario Noticias siempre decía: ‘Sigan los hechos que no los van a defraudar’”.

Contó como anécdota que ante el derrocamiento del presidente chileno Salvador Allende en 1973, la prensa de izquierda tituló: “Avanza el General Carlos Prats hacia Santiago’-entonces el único militar leal al Presidente- y en realidad estaba cruzando la cordillera para que Pinochet no lo asesine. Eso genera una gran desinformación, nosotros en Noticias hubiésemos titulado ‘Cae Allende’. Desvirtuar los hechos trae consecuencias cuando la realidad cae por su propio peso”.

También recordó a George Orwell: “Si lo que uno escribe no molesta, entonces no es periodismo, sino relaciones públicas”. Al célebre escritor y periodista británico (autor de “1984” y “Rebelión en la granja”) se le atribuye la frase: “Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques. Todo lo demás son relaciones públicas”.

 

EL PERIODISMO Y LAS REDES

“Uso las redes sociales porque hace diez años que no me llaman para trabajar en ningún medio, ni siquiera en Página12, medio del que fui co-fundador. El periodismo argentino ha perdido nivel, hay una decadencia muy grande en la prensa escrita. La utilización del periodismo como arma de propaganda, para las operaciones, vengan de donde vengan, es negativo. La sociedad debe saber lo que está pasando”.

Durísimo con el macrismo, al cual acusó de promover deliberadamente la más importante fuga de capitales de la historia argentina, aseguró que “al lado de eso, los bolsos de dólares de (José) López son una anécdota”.

Recordó que en su estadía en Cuba se quejó de lo que pasaba con la prensa de aquel país “yo les decía a los compañeros del Granma ‘hay lúmpenes en La Habana, conviene que la gente lo sepa porque mañana lo utilizarán en su contra, y eso es lo que hicieron los norteamericanos para acusar de que no había libertad de expresión en la Isla”.

 

DEFENSA DEL MEDIOAMBIENTE

Como diputado nacional emprendió una dura oposición a la megamineria a cielo abierto. Fue y es un defensor del medioambiente con sus proyectos de ley sobre la protección de bosques y glaciares, que incluso fue aprobado por el Congreso pero vetado por la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

“Tanto con Cristina como con Macri hubo derrames de (la empresa) Barrick Gold, e hicieron estragos ambientales. Me preocupa que Alberto Fernández haya dicho que es para seguir el modelo de explotación de minería abierta  que realiza en San Juan  el gobierno de Sergio Uñac y que hizo también José Luis Gioja. Si ese es el modelo ¡estamos al horno, no tenemos salvación!” lamentó.

 

“El periodismo argentino ha perdido nivel, hay una decadencia muy grande en la prensa escrita, que es resultado de la utilización del periodismo como arma de propaganda, para las operaciones, vengan de donde vengan, y eso es negativo”.

 

Y luego razonó “¿Queremos ser un país extractivista o reindustrializarnos de nuevo?, no se puede limitar a sacar los recursos naturales. Las minerías no generan empleos, solo al principio, pero después no genera nada porque están robotizadas y automatizadas, solo dejan daño ambiental.  El desafío es como generar empleo sin dañar el medioambiente. Menem destruyó los ferrocarriles porque decían que las automotrices iban a generar trabajo, fue todo mentira”, comparó.

“La libertad de mercado amenaza a la especie humana. Este sistema nos lleva a la extinción de la especie humana, será el fracaso del Homo Sapiens. Para 2050 habrá consecuencias climáticas con la desaparición de varias especies. De esto los medios no hablan”, alertó a la vez que destacó como positivo el llamamiento mundial de los jóvenes simbolizado en el discurso de Greta Thunberg.

 

LA GRIETA Y LOS HECHOS

La grieta, asegura Bonasso, ha causado una decadencia muy grande en el periodismo: “Esa decadencia es el resultado de la utilización del periodismo como arma de propaganda, para las operaciones, vengan de donde vengan, y eso es negativo. No puede ser que se deformen los hechos. La sociedad debe saber lo que está pasando, debe saber científicamente, objetivamente lo que está ocurriendo. Los hechos no pueden ser tergiversados por la posición política o militante del periodista, sea cual fuera”.

“Hay elementos negativos en ambos lados de la grieta. Es el gran triunfo del poder que está detrás del poder” comentó. Dijo que los desafíos que vendrán para el Gobierno es que “hay cuatro nuevos millones de pobres  y un tercio cerca de la indigencia”.

 

“La sociedad debe saber lo que está pasando, debe saber científicamente, objetivamente lo que está ocurriendo. Los hechos no pueden ser tergiversados por la posición politica o militante del periodista, sea cual fuera”.

 

Insistió en la necesidad de un frente, una coalición de gobierno, ampliando sus bases “con un gran programa, para enfrentar a un mundo cada vez más desigual no solo en la Argentina. Acá no se trata de un candidato, de un nombre, sino de un proyecto nacional, que es lo que está faltando”, aseguró, en clara referencia a la principal propuesta de oposición.

“Los empresarios son pragmáticos, se sientan cuando el poder político los obliga, cuando hay objetivos planteados a cumplir” explicó. También ofreció un discutible razonamiento sobre los instrumentos del poder: “Una metralleta no siempre es mala, depende de quien la empuñe. Si lo tienen los nazis es para hacer estragos, pero puede estar en manos de quienes siguen causas nobles. Depende del nivel de conciencia de la sociedad, aunque advierto un retroceso social, empantanado en vez de avanzar”.

Seguramente la analogía propuesta no es la mejor. Quizás es hora de ir advirtiendo que también puede haber herramientas que son imposibles de usar para algo bueno.

 

“GRACIAS COMPAÑERO”

Estuvieron presentes el intendente de la ciudad, José Eduardo Lauritto, su vice y actual intendente electo, Martín Oliva, y el viceintendente electo, Ricardo Vales, entre otros. Buena parte del funcionariado local estuvo presente en la charla, lo cual no deja de ser curioso: Bonasso es conocido por sus duros cuestionamientos al kirchnerismo, conceptos que no dejó de emitir en la noche del viernes.

Como dato anecdótico, la presentación de la actividad estuvo a cargo del periodista Hugo Barreto, y como una forma de devolver su gentileza, Bonasso destacó que fue una de las mejores presentaciones que le hicieron en su vida, y cerró: “Gracias, compañero”. Pero cuando vio la cara de Hugo enseguida se preguntó a viva voz: “¿Puedo decirle compañero?”, lo que generó risas en el auditorio.

 

ANTECEDENTES DE BONASSO

Periodista, escritor y político argentino, Miguel Bonasso, en más de cincuenta años pasó por las revistas Análisis, Extra y Semana Gráfica y el diario La Opinión. Posteriormente fundó y dirigió Noticias, clausurado durante el gobierno de Isabel Perón, tras un atentado contra la redacción. Perseguido por la Triple A y comandos de la dictadura, en 1977 salió del país y estuvo exiliado por varios años, tanto en México como en Inglaterra.

En el exilio mexicano trabajó para la revista Crítica Política, la Agencia Latinoamericana de Servicios Especiales de Información (ALASEI), el semanario Proceso y Semana, de Bogotá. Cofundador del diario Página 12, en 1990 publicó su primera novela de ficción “La memoria en donde ardía”, traducida a varios idiomas.

En Londres hizo documentales para el canal británico Channel Four de los que “Evita, la tumba sin paz” recibió el Gran Premio Coral de La Habana, entre otras distinciones.

El 1984, la publicación de “Recuerdo de la muerte” lo convirtió en una de las figuras de la no ficción en lengua española. Le siguieron las premiadas y exitosas investigaciones “El presidente que no fue” (1997), “Don Alfredo” (1999); “Diario de un clandestino” (2000) y “El palacio y la calle” (2002).

En 2003 fue elegido diputado nacional y reelecto en 2007. Como presidente de la Comisión de Recursos Naturales impulsó las decisivas leyes de Bosques y de Glaciares. El veto de Cristina Kirchner a esta última provocó la ruptura con el matrimonio K, del que había sido aliado.

En agosto de 2010, Bonasso regresó a la literatura con el thriller histórico “La Venganza de los Patriotas”. Un año más tarde publicó “El Mal. El Proyecto K y la Barrick Gold. Amos y servidores en el saqueo de la Argentina”, donde denuncia el vínculo ilegal entre políticos del gobierno y la megaminería.

click en las imágenes para ampliar

 

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Con textos sobre problemáticas ecológicas, Primer Ministro lanza “Plastificado sea tu nombre”

La banda de heavy metal de Concepción del Uruguay, Primer Ministro, presentará este sábado 7 …