Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Entrevistas » «¿46 mil? No sé, puede ser más, puede ser menos» (2001)
VEINTE AÑOS DE EL MIÉRCOLES

«¿46 mil? No sé, puede ser más, puede ser menos» (2001)

En esta nota del 23 de mayo de 2001, en el semanario El Miércoles se publicaba “El Acoso” al propietario de la publicación más polémica que tuvo la ciudad por aquellos tiempos: Raúl Daniel Marclay, el director de El Urú. Allí se habló de “pautas publicitarias” que le pagó Luis Bermúdez durante su gestión y cambios “de postura”, de las que pagaba la de José Lauritto, del juicio que había perdido contra un funcionario de la gestión de este y un largo etcétera con el ‘ventilador’ prendido.

 

La nota principal de aquel número 62, 19 años atrás, contaba el problema con un decreto del Municipio que se había suscitado por un terreno comprado por la Fundación La Casita. Sin embargo, lo que dio ‘pasto para las bestias’ fue la extensa entrevista a Marclay, dueño del desaparecido El Urú. En esas páginas, tuvo palabras hacia todo el mundo, sin haber apagado nunca el ‘ventilador’. Eran tiempos donde aún no se había concretado la despenalización de las calumnias e injurias en casos de “interés público”, y esto lo terminó llevando luego –incluso- hasta tras las rejas a Raúl Daniel.

Así, compartiendo con nuestros lectores algunas de las más relevantes notas publicadas durante dos décadas, celebramos los 20 años de Miércoles, que se cumplen en este 2020.

 

------

 

RAÚL DANIEL MARCLAY, DIRECTOR DE EL URÚ

 

«¿46 mil? No sé, puede ser más, puede ser menos» (2001)

 

El gestor del diario más polémico de la ciudad justifica los fondos recibidos de la gestión Bermúdez (46 mil en diez meses de 1999), defiende al ex intendente, cuestiona duramente a Lauritto y sus funcionarios, habla del juicio que perdió con Juan M. Lacava y promete seguir la pelea. A lo largo de casi dos horas y media de diálogo, el «ventilador» de Marclay estuvo casi todo el tiempo funcionando.

 

DEL ERROR ¿SE APRENDE?

¿Qué te impulsó a poner el diario?

Siempre tuve contacto con los medios, por mi labor artística... Pero todo el mundo quiere el día de mañana estar tranquilo, tener un buen pasar. Los años pasan, y decís, si la guitarrita me falla... Aparte que estaba relacionado con la publicidad, que iba a terminar ahí, siempre he tenido en vista tener una radio propia. Inclusive trabajé en LT 11, que transmitía y yo tenía equipos propios. Lo que pasa es que LT11 siempre... Vos pateás la calle, hacés todo el esfuerzo y la radio se llevaba el 80 por ciento.

En medios gráficos no tenías experiencia.

La experiencia que tenía era la de editar pila de cosas, de libros, para festivales, tenía una idea, pero... En ese tiempo nadie podía hablar de experiencia, porque había uno solo, La Calle, y los bajaron a todos... No sé cuántos diarios pasaron. Cuando iniciás una cosa con afán de enfrentamiento con otro medio... yo dije “voy a salir a hacer una propuesta diferente”, un periodismo diferente.

«El 80 por ciento de los medios de Uruguay en la gestión Bermúdez cobraron, hubo momentos en que yo les conseguí una reunión, siempre buscando la parte económica. Yo quisiera saber cuánto está cobrando La Calle hoy, un ejemplo, yo no me voy a poner a criticar eso».

Cuándo te planteaste hacer un diario ¿cuál era tu modelo de periodismo gráfico?

Exactamente el que estoy haciendo ahora. Yo insistía en que nadie tenía experiencia en diario, porque no había, que no existía el periodismo, yo creía que culturalmente en la historia de esta ciudad, tanto LT11 como el diario La Calle, han incidido muchísimo, porque eran los únicos medios que consumía la gente, entonces eso, a través de medio siglo, es una enormidad, influye muchísimo en la vida de la gente.

¿Sos conciente de lo mal escritas que están las notas en tu diario?

El estilo es así.

Los errores de ortografía no son un estilo.

Ahí quiero hacer una salvedad, que inclusive hemos progresado bastante, para ustedes que son semanario es difícil sacarlo, imaginate un diario todos los días... Si hubiera puesto el diario como me dijeron al principio todos, tenía como 28 personas, no hubiera durado ni dos meses. Mi teoría era 12 personas. Y así fue. Y hoy somos cinco personas que hacemos el diario. Al no tener correctores, al laburar a full tres veces más de lo que tenés que laburar, es lógico. Y tan así es, que a mí me ha pasado, de ver el error cuando ya está la chapa impresa. Mentalmente y rápido hago ¿cuánto tiempo pierdo en volver a tirar esa página, en hacer la chapa de nuevo y cuánto me sale eso? Y lo asumo al error.

Pero no te preocupa demasiado...

No, porque yo ya sé cómo curarlo a eso. Para nosotros es un milagro sacar el diario todos los días. Yo creo mucho en un ser superior, creo mucho en Dios, ponele el nombre que quieras. Es una gran ventaja de tener que aprender todo, como para mandar, para llevar una empresa adelante –salvo que seas un capitalista y tengas mucho dinero–. El diario cuesta años instalarlo, yo lo sabía. El 9 de setiembre cumplo cinco años, y estos meses que me quedan, es la etapa final donde yo busco afianzarlo del todo para que entre a caminar solo, que ya no dependa tanto de mí. Aunque yo siempre voy a estar.

 

46 MIL MOTIVOS

Yo tenía un acuerdo publicitario con la gestión anterior, yo le publicaba todo lo relacionado al Municipio. No tengo la culpa si a mí me eligieron, porque era más barato que los otros o por lo que sea.

¿Cuál fue el arreglo en plata?

Me tenían que pagar 270 pesos y lo otro, libramientos. Eso está todo en las facturas ahí, en el Municipio.

¿Vos negás que hayan sido 46 mil pesos en menos de un año?

No te puedo decir ahora, si me permitís yo busco todo, pero por ahí capaz que es menos, capaz que es más...

¿No te parece mucho cuatro mil pesos por mes de publicidad oficial?

¿Y vos sabés cuánto reciben los otros medios? Te pregunto: ¿te parecería mucho que el semanario El Miércoles o si fuera diario recibiera cuatro mil pesos por mes?

¿De publicidad oficial? Sí.

¿Por qué razón? ¿Por qué no sacan lo que se ha cobrado durante años y lo que se debía en otros medios? Sumas siderales, te estoy hablando de arriba de cien mil. Yo nunca saqué nada, porque me parece poco ético que otros medios se pongan a meter en lo que cobra otro medio. Si es ilícito, estoy de acuerdo, pero si hay facturas... Ahora Lauritto está pasando publicidad y no me enojo por los avisos que le pasa a La Calle.

¿Has recibido avisos de esta gestión?

Sí. Ahora no, dicen que achicaron, pero no me enojo, ni siquiera los voy a criticar.

¿Creés que otro medio de Uruguay recibió durante la gestión Bermúdez, por lo menos en el último año, que fue a lo que tuvimos acceso nosotros, cuatro mil pesos por mes? En el último año no encontramos otro...

Averiguá bien, en base a lo que yo te digo. Yo considero que no es ético criticar a otros medios por lo que cobran, yo no lo voy a hacer, pero averigüen bien.

«Soy de familia humilde. Mi papá me mandó a la Escuela Granja de Colón, y después me fui a Buenos Aires, donde estuve ocho o nueve años. Allá trabajé de todo, de albañil, electricista... Y siempre con la guitarra, con la música. Trabajé en un club, renuncié porque se me dio la oportunidad de ir a Cosquín por primera vez y no me daban un mes para ir, entonces me fui. Cuando volví ya me habían ocupado el lugar. Grabé cinco discos. Edité dos y estoy por editar el tercero. Ya estaba todo, para editarlo, pero justo se me dio por el diario».

No criticamos a los medios, estamos criticando al Municipio porque dio discrecionalmente fondos que son de todos.

Te aclaro que el 80 por ciento de los medios de Concepción del Uruguay, en la gestión Bermúdez cobraron, hubo momentos en que yo les conseguí una reunión, siempre buscando la parte económica y fue un medio a arreglar o sea a entrevistar y ellos habrán arreglado cuánto cobraban. Yo quisiera saber cuánto está cobrando La Calle hoy, un ejemplo, yo no me voy a poner a criticar eso.

 

EL PERSEGUIDO

Yo ya sabía que una de las primeras cosas que iba a hacer la gestión Lauritto era investigarme a mí. Y no les quepa duda que si hubiera habido alguna anormalidad, no hubieran hecho lo que hicieron.

¿Por qué suponés que para Lauritto era prioridad investigarte a vos?

Preguntáselo a Lauritto. Un día me entero por un informante (sic) que le piden de archivo todas mis facturas, después negaron, que no, que para ver, qué sé yo. A mí me desaparecieron más de la mitad de las facturas y yo cobro con fotocopias, que es ilegal, vamos a ser claritos.

¿Con fotocopias?

Sí señor. Yo lo busqué a Lauritto para decirle «si querés investigar cuánto he cobrado, no gastés tiempo. Pedíme los originales y vas a saber cuánto cobré».

Decís que cobraste menos de lo que nosotros publicamos.

No te puedo decir ni la suma ni nada porque la historia es así. Vamos a ser honestos, acá el que quiere la pelea es el diario La Calle. ¡Que El Urú cobraba! ¿Por qué no dicen ellos cuánto han cobrado durante años? Y las deudas que tenían del cable, y otras más. ¿Entonces la historia cuál era? ¿Cuál era el diario que molestaba? El Urú. ¡Si La Voz nunca les molestó! La Voz está con el Uno y no sé por cuánto más, porque no sé en qué va a terminar. No incide, se salva porque tiene un periodista que a la vez es policía, tiene policiales, son casos únicos en el país acá. Dos casos, el otro también, pero yo a Conte lo respeto.

Yo los respeto a los dos, los dos se ganan el pan...

Sí, pero una cosa es ganárselo bien y otra cosa es cuando vos (se interrumpe). Pero si me hacen preguntas respecto a eso, después veremos...

Volvemos a la anécdota.

Yo tengo diálogo permanente con el Pato, quería decirle que no necesitaba investigarme, si quiere saber, todo lo que tengo que hacer es presentarle los originales. No lo encontré y se lo dije a Schab. Que podía hacer una investigación, yo presenté todo por mesa de entrada, todo lo que me debía la gestión Bermúdez. Cerca de 20 mil pesos, y de bastante tiempo. Lauritto me la reconoció, me pagó la mitad, inclusive me llama un día y me dice “yo sé que te debemos y queremos ver cómo te pagamos”. Y me dijo qué me parecía si me pagaba mil pesos por mes. Perfecto. Te digo más, desaparecieron facturas mías que se las entregué al mismo Ihlo. Cuatro facturas de 270 pesos. A él en persona. Desaparecieron y me las pagaron con fotocopias. Es más, estoy en una discusión por cuatro mil y pico de pesos, que todavía me deben y no me los pagan.

 

TODOS COBRAN

Acá hay varios medios que cobraron, inclusive un funcionario de Lauritto de hoy, que estaba en una radio en ese tiempo, Mix, después Franca, cobraba del Municipio de Bermúdez. Barreto, todos cobraban, había varios que cobraban, tarde o temprano, que yo sepa, cobraban. O sea que acá ninguno se venga a hacer el ídolo. Ahora, El Urú salió casi después del primer año de la gestión de Bermúdez. Cobraba La Voz nomás. Estaba Ansaldi de secretario de Hacienda... Yo tuve hasta una denuncia penal contra una funcionaria de Bermúdez, con la Marilí Flores, todos se olvidan de eso.

Nosotros no.

Pero ustedes dicen que me compró Bermúdez, y no es así. ¿Saben cuál fue la historia? A Ansaldi yo le anticipé tres veces la renuncia, hasta me amenazó por teléfono a una periodista mía, quedó grabado, por supuesto, después fue a pedir socorro al diario para que no se lo sacara.

«A mí me ha pasado ver un error cuando ya está la chapa impresa. Mentalmente hago la cuenta ¿cuánto tiempo pierdo en volver a tirar esa página, en hacer la chapa de nuevo? ¿Cuánto me sale eso? Y lo asumo al error».

¿Se lo sacaste?

No. Porque cuando una persona reconoce un error, y pide disculpas, me parece que es de caballeros aceptar las disculpas. Lo anticipé y renunció. En ese momento ni La Calle lo sacaba, porque ahora están enojados con Bermúdez, pero La Calle lo llevó a Bermúdez al poder.

¿Cómo es eso?

¿El cable de quién era? De Sáenz Valiente ¿No repartían hasta la boleta de Bermúdez en el cable?

¿Eso no es un servicio comercial?

¡Ah, claro, un servicio comercial! Andá a ver si Bermúdez ahora va a sacar algo. Te digo más, cuando en el tiempo de Junco Retamal, pagaron solicitadas contra Bermúdez, una la pudieron publicar, la otra le devolvieron la plata, después de haberle hecho el recibo, para no publicársela. Contra Bermúdez, en ese momento, ni pagando.

 

LA CALLE, BOLETÍN MUNICIPAL

La pelea que le hace mal a la ciudad hoy es la pelea entre Lauritto y Bermúdez, porque no nos vamos a engañar ¿o ahora La Calle no lo apoya a Lauritto? Antes decían que El Urú era el que sacaba todos los temas municipales ¿y ahora quién es el que saca? Y encima tienen un periodista puesto ahí adentro.

¿Vos decís que Ihlo sigue cumpliendo funciones para La Calle?

¿No hace poco se había ido a EEUU y salían notas de la droga en la última página? Y varias veces lo han visto entrar al diario, no yo, yo tengo testimonio de eso. Después hasta se hizo pintar la casa con empleados municipales. Si yo lo publiqué.

 

EL VENTILADOR DE MARCLAY

¿Querés que te nombre uno por uno los funcionarios de Lauritto? Tito Parma y Fabio Romano. Ustedes han publicado el caso YPF... Cielo Petit. ¡Yo tengo cheques de la Cielo Petit, que me entregó ella, a través del señor Souchetti y Alvisto, que casi me funden haciéndole las boletas para Cresto! Yo les hice las boletas, como a un cliente cualquiera. Y fue ahí cuando compré mucho papel. Casi me funden. Lo peor es que esos cheques los pagás a otro y yo tuve que rescatarlos. A la señora Petit varias veces le fui a cobrar ahí, y no, “que, de a poco, dame 15 días te lo voy a pagar de mi sueldo”. Lauritto se ofreció de gestor para que ella me pague y no la denuncie. A mí Cresto me dijo que la que manejaba todo era Cielo Petit. Después Alvisto me trajo dos mil pesos y me quedaron facturas por cuatro mil y pico, que no se la pude pasar porque la Cielo se borró, perdieron la campaña, se borraron todos y andá a cobrarle a Magoya. Pero el señor Souchetti era el que me traía los cheques, y ahora no me conoce.

¿Queda alguno?

Fabio Romano. Otro ejemplo. Hasta Tito Parma me confiesa una vez, que él le rompió pila de boletas al Fabio, de cuando iban a comer al hotel de la terminal. Así que de transparencia no pueden hablar. Lacava mismo. ¿Qué más me va a prohibir el juez de lo que me ha prohibido? Me prohibió publicar, me hizo sacar el grabador por una policía, creyendo que yo grababa y se equivocó, me prohibió presentar pruebas ¿Por qué me va a prohibir el juez, si el mismo juez que me juzga a mí, varias veces fue informante mío (sic) en el caso Schiavo? Él sabe muy bien que yo respetaba los códigos, cuando me decía “esto puede poner, esto no”. Él sabe bien como me manejaba, yo lo respeté siempre y se lo dije de frente ahí en el juicio. Me prohibieron presentar la grabación, le tienen terror porque ahí está todo y se acabó la historia.

 

EL JUICIO CON LACAVA

Hay otra historia atrás, El Urú molesta y vino bien. Me inicia, ¿por dónde?: por un juez amigo. Primer caso en la historia que debe haber en Concepción del Uruguay que yo recuso un juez. Al juez ese, la doctora Calveyra, cuando asumió, pidió que lo investiguen en el Superior Tribunal. Lo investigaron y, según información que tengo de 300 causas, le encontraron 150 irregulares y hubo sanción... Me querella a mí porque yo saco artículos donde fue de público y notorio con el tema de los juicios de apremios, cuando se le remataba a gente, por poca plata se le remataba la casa, que el Concejo se reunió desesperadamente varias veces. Los abogados de planta estable del Municipio eran Lacava, Alul de Carro, Satto. Eran los ejecutores fiscales del Municipio. Eso quedó comprobado en el juicio, todo lo que yo dije quedó comprobado, que no necesitaba decirlo. Lo que me tendría que haber juzgado es si mis artículos fueron inventados... ¿Sabés cómo es lo de “real malicia”? Es si yo invento un artículo. Y ahí quedó comprobado que no, porque hubo muchos testimonios a favor mío y otros traidores, porque dijeron “no me acuerdo”. Son unos atrevidos. Carloncho Acosta, primer punto, porque hasta a ustedes le ha dado información del caso YPF, y papeles... ¿De dónde sacaron los fallos y todo eso? Eso se los dio Carloncho Acosta. Yo voy a publicar la lista de los 2.500 juicios que tenían esos abogados. La señora Morabes, que después dijo “no me acuerdo”, que andaba con su carpetita peleando por la gente que le remataban la casa y después, hipócrita, fue a decir que no se acordaba. Como Adalberto Sosa, como el Vasco Elizalde.

 

DISCUSIONES

En el caso de la nota “Papelón Federal” nosotros no nos metimos con tu vida privada, sino con la labor que desarrollás en El Urú.

Pero fueron muy arteros ahí. Por eso les dije que habían mentido perversamente, se los dije por el diario y se los digo ahora.

¡Fuimos tapa del Urú!

Si ese es el efecto que querían lograr, bueno, lo lograron.

Pero no mentimos, nos basamos en la causa.

Pero a mí no me consultaron... ¿Cuántas veces los he llamado en su trayectoria política para consultarle cosas?

En el caso de los incidentes de Banco Pelay, donde la Policía disparó balas de goma, publicaste lo mismo que La Calle y el mismo día. ¿Publicás los informes de la Policía directamente, redactados por ellos?

Pero, un momentito... Gracias al Urú, la Policía ha oficializado, que nunca lo había hecho, las policiales, las gacetillas. Cada noticia que sacamos es un dramón, porque lo sacamos verdaderamente como es. O sea, cuando investigamos cosas de policías. Acá es el único lugar donde no se investiga a los policías, he ido a declarar no sé cuántas veces por sumario y ya no voy más porque, ¿para qué? No pasa nada, está todo bien.

 

ENTREGANDO A LAS FUENTES

En el juicio con Lacava yo no quería decir las fuentes. Y no, y no, y yo no quiero, yo confío... Y mi abogado me dijo: “¿Estás seguro?”. Sí. Yo confío en que van a decir la verdad sin que yo tenga que decir “ésta es mi fuente”.

Ése es tu error. No entendés el concepto de fuente. Vos publicaste afirmaciones tuyas en potencial en base a opiniones de la fuente. No publicaste un solo documento.

¡Cómo que no!

Publicaste opiniones tuyas en potencial señalando que “habría” una industria del juicio y que “habría” una conducta delictiva o mafiosa, pero publicaste una opinión. No una prueba, o un documento. A vos la fuente te tiene que dar un documento, entonces no necesitás revelar la fuente. La fuente no declara en el juicio, en un juicio tenés que presentar pruebas. ¿Por qué creés que Página/12 nunca perdió un juicio?

¿Vos conocés el tema de la “real malicia”? Si el director del Departamento Jurídico, que es una fuente oficial...

¡No es una fuente oficial! Fuente oficial es un organismo público o privado que te da una información, eso es una fuente oficial. Por eso perdés el juicio, vas a encontrar al juez más imparcial del país y le va a dar la razón a Lacava. Porque hiciste mal las cosas.

Yo no nombré la fuente, yo llamé testigos, la acumulación de elementos. A mí me utilizan un fallo totalmente diferente, el fallo Kimmel, que escribió un libro, cuando el tipo tuvo acceso al expediente, y aún así fue querellado. Y tuvo que ir porque escribió un libro, el diario no tiene ese tiempo... Y nosotros no tenemos acceso a la justicia, es una joda esto... Yo en ningún momento di por ciertas las cosas, yo me pregunté si existiría en base a lo que decían los concejales, funcionarios y lo que se manejó públicamente. Ese tema fue publicado durante dos años y durante dos años nunca desmintieron los artículos. En pleno desarrollo del juicio esos testigos –que hasta ese momento eran testigos, no fuentes (sic) que yo llevaba– mienten, entonces...

Ahí vos “revelaste tus fuentes”.

Ahí revelé la fuente, porque realmente lo debo hacer, porque rompen un código como le pasó a la periodista de La Nación con el tema de los sobornos del Senado. La tipa queda libre cuando el senador ése, no me acuerdo cómo se llama, va y rompe el código.

Es distinto. Cantarero le está reconociendo que cobraron y que él cobró...

¿Sabés lo que dijo Carloncho cuando le preguntaron? “Sí, la industria del juicio, se hablaba, como se habla de industria de horarios, industria de esto o aquello”, no dijo que sí. La secretaria de Hacienda dijo que se habló, Sabatino dijo que sí, que se habló, hubo varios. Decime, ¿no es suficiente ya? Lo dijeron funcionarios. La grabación es una prueba fundamental, yo te pregunto: este Acoso que me están haciendo hoy, mañana yo te querello y vos lo único que tenés de mí, ¿qué es?

La grabación, está claro.

¿Es prueba?

La grabación no puede probar algo que vos estás contando, puede probar que vos lo dijiste. Nada más. Yo no tengo ninguna duda de que te dijeron lo que te dijeron. Vos ahora podés decir que está lloviendo, pero eso no prueba que está lloviendo, ¿entendés?

Lo entiendo pero no lo comparto.

Te repito el ejemplo: en este momento estamos grabando en una tarde de sol. Pero yo ahora te digo, “empezó a llover”. Dentro de un mes, la grabación ¿qué prueba?

Que dijiste que estaba lloviendo.

Claro. No prueba que estaba lloviendo, ¿entendés?

Ahí está la real malicia, entonces yo a mi artículo que escribí no tiene maldad, no tiene malicia.

Sí, pero vos tendrías que haber publicado, “tal persona dijo que había una Industria del Juicio”. No decirlo vos.

En el juicio yo tenía que demostrar que mi artículo no fue inventado, que yo escribí...

En base a lo que te dijeron.

Y que yo no lo inventé.

De eso yo no tengo dudas.

Y ahí entramos en lo que se llama “real malicia”, es así, no hubo animosidad. Fijate que yo recién después del juicio pude tener acceso a la lista de los 1.500 juicios, recién, que la estoy estudiando paso por paso, no me dejaron ver el expediente. Calculá si Lacava lo conocería al expediente que en un momento del juicio dice: “Fíjese Su Señoría que en foja 38 está...”. Lo tenía al taco. Cualquiera que se tenga que poner en mi lugar y que le hagan eso en la cara, te están violando, no te dejaron ver el expediente, contestaron fuera de término pila de cosas, yo tuve que recusar a un juez porque había amistad íntima con el otro, cuando tendríamos que haber pedido la nulidad absoluta de eso y volver a empezar y mi abogado no lo hizo... Ésa es otra historia que tengo para más adelante.

 

CAMBIO DE ABOGADO

¿Ya te peleaste con este abogado también?

Ya tengo abogados de Paraná.

Lo cambiaste...

Me extorsionaron legalmente, aprovechándose de que se vencía la fecha me llaman él (el Dr. Lovatto) y Soppelsa para decirme que les debo plata y me querían hacer firmar documentos y yo no tenía ni idea de lo que estaban haciendo... Sumas siderales te estoy hablando, no me pedían poquita plata.

¿Cuánto era?

Cinco mil pesos.

¿Cuáles van a ser los próximos pasos de tu parte en la causa con Lacava?

Ahí sí, me lo reservo. No voy a adelantar nada, porque he cometido algunos errores adelantando mi estrategia. Pero díganme una cosa: si vos tenés un abogado, tu abogado que te defiende te envía una carta documento y te anuncia que va a renunciar en 72 horas al caso, ¿qué hacés vos? Buscás otro abogado. El juez hace lugar y nombra a mi otro abogado. ¿Qué tiene que hacer mi otro abogado, que no tiene ni siquiera noción, para defenderme? Pedir la causa. A nosotros no nos permitieron eso y se hartó el abogado de pedir todo por nota, le contestaban que la podía ver por Mesa de Entradas. ¿Vos te imaginás una causa así, por Mesa de Entrada?

¿Cuántas fojas tiene?

No sé, si nunca la pudimos ver.

¿Nunca la viste, ni con el abogado anterior?

No, tampoco. ¿Cómo te vas a defender así?

 

AMORES Y ODIOS

Desde tu punto de vista, ¿reconocés que has tenido contradicciones en cuanto a la postura política del medio?

No te entiendo la pregunta. Seamos concretos.

En algún momento respecto de Bermúdez, por ejemplo, diste una opinión y en otro momento otra.

Mirá, eso lo tengo bien claro como lo tengo ahora, con esta gestión, con las que vendrán, nosotros siempre nos caracterizamos porque cuando tenemos que elogiar, elogiamos y cuando tenemos que criticar con la misma intensidad criticamos. A Bermúdez lo critiqué muy duro y defendí proyectos de Bermúdez, como lo sigo destacando, lo sigo defendiendo, como la Plaza y las obras que se hicieron. Y si vamos a los papeles yo ya tengo que entrar a poner la duda en cuanto a la deuda famosa que dijo Lauritto, que hasta ahora lo ha dicho de boca, pero a la hora de los papeles el contador Federico, procesado y que está siguiendo cuestiones de funciones privadas ahí, que no entiendo todavía, firmó casi un Municipio equilibrado. Eso es oficial, o sea no lo inventamos nosotros. Eso es un gesto político de Lauritto, para mí perverso, porque se le cayó la estantería cuando no ganó Maya y cuando perdió Duhalde. Si no hubiese habido subsidios y ATN a troche y moche. Lauritto hasta ahora es puro bla-bla, no cumple con enviarle al Concejo, nombra 14 contratados... Lo correcto hubiera sido, y lo más honesto, que en vez de instalar en la sociedad que Bermúdez dejó casi 20 millones, hubiera sido con cuánto asumió Godoy, con cuánto se fue, con cuánto asumió Scelzi y con cuánto se fue, que le dejó dos millones y picos a Baldoni... Que para mí la peor gestión fue la de Baldoni, y son casi los mismos funcionarios que están hoy, deja más de cinco millones, por ahí dicen seis y pico, y hasta ocho. Y yo te puedo hablar de la gestión de Baldoni porque la conozco de adentro. Y si vi cosas, si vi realmente ñoquis fue en esa gestión y si vi la que empezó a provocar el caos... y Scelzi lo único que hizo, yo les pido que me nombren una obra de Scelzi, una sola. Cordones. Por eso le decían zapatilla de basquet o algo así, puro cordón. Eso sí, a los municipales los tuvo bien, le preguntás a los municipales “con Scelzi, el Lalo Macri, cobrábamos plus, estábamos de diez”.

¿Eso justifica todo lo que en el mismo sentido hizo Bermúdez?

Yo no dije que justificaba, yo no lo defiendo. En ese tiempo yo fui muy crítico y si no, lean El Urú, es más, saqué cosas de Bermúdez, que hasta he tenido denuncia penal, y varias cosas después, que se robaron los bancos de la Plaza, saqué pila de cosas ¿Y? nadie dijo nada.

 

DINERO Y ESPACIOS

¿Nunca recibiste plata de dirigentes políticos para hablar bien o no hablar de algunas cosas?

Eso que no te quede duda, por eso vivo al día con los impuestos: por esa simple razón, que hemos tenido propuestas, pero más vale.

¿Por qué le hiciste campaña a Silva?

¿Quién dijo eso?

Se veía en el diario.

Y lo mismo decían de Bisogni.

A Silva lo promocionaste mucho, se notó que estabas comprometido... Lo acompañaste a la presentación de la lista.

No, mirá, te doy un caso, a Elizalde lo apoyé muchísimo, hasta afiches que no se los cobré le hice una vez. A Bisogni hasta afiches que no se los cobré también le hice.

¿Vos sos afiliado justicialista?

Sí. Y no porque puse el diario, voy a ir y decir «bórrenme».

Yo no estoy diciendo que le hayas cerrado las puertas del diario a nadie, al contrario, pero se notó que lo apoyabas a Silva.

Y bueno, si Silva tuvo más espacio es porque fue más.

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

El pensamiento de Linares Cardozo

A cien años de su nacimiento El Miércoles Digital rescata un ensayo publicado por Linares …