BNA
Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Ambiente » Belén Prado: "Muchas personas consideran a los humedales como lugares improductivos y no saben la función que tienen para la naturaleza"
ENTREVISTA

Belén Prado: "Muchas personas consideran a los humedales como lugares improductivos y no saben la función que tienen para la naturaleza"

La lucha legal contra la construcción del barrio náutico en la zona de la Boca Falsa, camino a Banco Pelay, la concientización social sobre la importancia de los humedales, las consecuencias que ya se sufren en diferentes partes del mundo, fueron parte de una extensa charla mano a mano con la ambientalista uruguayense.

 

Por EQUIPO de REDACCIÓN de EL MIÉRCOLES DIGITAL

 

Belén Prado, abogada uruguayense e integrante de “Vecinos y vecinas por los humedales del río Uruguay” dialogó en el programa radial “En la Víspera”, que se emite todos los martes a las 21 por LT11 y Fm Arenas 92.9 y es producido por El Miércoles Comunicación y Cultura Cooperativa de Trabajo Limitada.

-¿Qué es lo que ocurre con el proyecto llamado “Rincón de Urquiza” que pretende construir un barrio náutico en el humedal de la llamada Boca Falsa camino a Banco Pelay?

Si, es la nueva forma de urbanismo, ¿no? Estos barrios náuticos privados se presentan como desarrollos situados en zonas de humedales que incluyen lagunas artificiales, que te venden una cercanía o un acceso a paisajes naturales incluyendo lagunas artificiales, marinas, muelles particulares con un diseño que, si vos los ves son de avanzada pero que, se encuentran pensados y dirigidos casi exclusivamente a la satisfacción de las “necesidades” de un sector premium que tiene las propiedades que son quienes lo pueden costear. Se los vende con slogan como “Amamos nuestro río y el ambiente con el cual nos sentimos privilegiados por la naturaleza”. Es como un discurso que trata de acaparar atención ofreciéndose una naturaleza que en realidad la venían destruyendo. Se pretenden situar en zonas de humedales, ecosistemas que tienen que destruir justamente para la construcción de estos barrios y me parece que tenemos que frenarlo.

Si bien venden un discurso de que es progreso para la ciudad, los beneficios económicos para la ciudad, los beneficios del propio desarrollador, me parece que es momento de hacer un parate, de reflexionar. Insisto mucho en la cuestión de cambio de paradigma en cuanto a relacionarnos con la naturaleza. Me parece que el primer interrogante es ¿por qué surgen estos emprendimientos inmobiliarios en zonas de humedales que son áreas que no están pensadas para edificar?  La respuesta me parece que es bastante sencilla porque son terrenos que justamente son inundables, son baratos, uno no piensa en conseguir una vivienda en esas zonas de inundación cercana al río. Consiguen esos terrenos muy baratos y, ¿qué es lo que hacen? venderlos caros, pero excesivamente caros destruyendo estos ecosistemas.

Volviendo a lo que te decía de revisar el vínculo que tenemos como seres humanos con la naturaleza, me parece que la lógica de este tipo de desarrollo piensa siempre a la naturaleza, a los ecosistemas como un recurso, como una mercancía. Es una lógica que pretende, en teoría de un ecosistema, generar esa capacidad de capitalizar renta a partir de la apropiación de un bien común de la sociedad, un bien común de la naturaleza. Por eso muchas nos escuchan decir o me escuchan decir que quiero hablar de bienes comunes en contraposición a recursos naturales.

-¿Qué importancia tiene el hecho de que no exista una protección legal a los humedales? Porque hay abundante evidencia que nos permite saber que los humedales son indispensables para la vida en general, no solo para la vida humana, sino para toda la vida.

Es clave la cuestión de una protección de estos ecosistemas porque existe un gran desconocimiento relativo a lo que son las características de los humedales, las funciones ambientales que cumplen, los beneficios que aportan a los demás ecosistemas, a la humanidad y el valor implícito que tienen por el solo hecho de su existencia. Por ahí en el inconsciente colectivo de muchas personas están considerados como lugares que son improductivos, lugares en los que no se puede utilizar para un bien económico, entonces es necesario conocer, interiorizarse cuál es la función que tienen justamente los humedales para la naturaleza.

Justamente estamos atravesando una crisis social, ecológica, climática y esto lo vemos con todo lo que venimos transitando desde el año pasado con la pandemia que tiene un claro origen zoonótico; en materia de humedales todo lo que vivimos con los incendios que se produjeron en el Delta y a lo largo del país con más de un millón de hectáreas arrasadas, se arrasaron con miles de hectáreas de bosques nativos; hay una bajante histórica del río Paraná  en el cual se está discutiendo un mega proyecto  de ensanchamiento de su cauce.

Hay un montón de conflictos en cuanto a los ecosistemas y se ven amenazas desde varios sectores:  el sector urbanístico, el agronegocio, las minerías. Como se ven afectados y tienen amenazas desde tantos lugares es clave una protección que sea integral a todos los humedales del país, una Ley de Presupuestos Mínimos de humedales. Esto se viene debatiendo, se viene militando, activando y gestionando en el Congreso de la Nación desde el año 2012. En dos ocasiones hubo proyectos con media sanción del Senado que terminaron cayendo en Diputados -en 2013 y en 2016- y esto fue a causa del lobby del agronegocio, de la especulación inmobiliaria y de la minería.

Nuestro COU que data del año 1999 dice que esta zona en particular donde está emplazado el pretendido proyecto está catalogado como un Área de Reserva dentro de lo que es el Código de Ordenamiento Urbano.

El año pasado a causa de que el país se vio bajo fuego y sobre todo la zona de humedales del Delta, toda esta cuestión volvió a tener repercusión mediática, repercusión social y nuevamente se puso en la agenda parlamentaria el tema de contar con una ley de presupuestos mínimos de humedales. Se presentaron cerca de 15 proyectos de distintos sectores partidarios y se estuvo debatiendo muchísimo. Nosotros desde “Vecinos y vecinas por los humedales del río Uruguay”, tuvimos la posibilidad de poder estar en una de estas charlas que se dieron en la Comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano exponiendo nuestra mirada y también llevando el tema puntual de la situación que vivimos en los humedales de la Boca Falsa de Concepción del Uruguay.

Para cerrar con el tema de la Ley de Presupuesto Mínimo, la realidad es que se logró un dictamen unificado después de mucho trabajo y quedó ahí. Entonces ahora desde los colectivos ambientales de todo el país estamos tratando de activar, de juntar firmas, de meter un poquito de presión para que haya Plenario y que no salga nuevamente por tercera vez este proyecto de Ley de Presupuesto Mínimo.

-En el año 2018 la Municipalidad de Concepción del Uruguay aprobó, a través de una resolución, rechazar el permiso que pedía el negocio inmobiliario que pretende hacer este barrio náutico que implica unas 100 hectáreas de una zona de humedales. Ese rechazo fue a raíz de que el Código de Ordenamiento Urbano lo considera como zona de reserva natural. La situación hoy es que el empresario privado insiste y ahora a través de una demanda judicial que presenta en la Cámara Contencioso Administrativo contra la municipalidad uruguayense ante ese rechazo. Ustedes como agrupación ambiental “Vecinos y vecinas por los humedales del río Uruguay”, ¿han tenido contactos o tienen contacto habitual con las autoridades municipales, específicamente del área ambiental respecto a esta cuestión? ¿Hay un diálogo sobre esta problemática o simplemente van los carriles por separado? ¿Tienen alguna respuesta o alguna información desde el poder político uruguayense?

Justamente la pretensión del desarrollador inmobiliario “Rincón de Urquiza” que inicia a comienzos de 2018 con toda esta cuestión fue lo que dio lugar a que vecinos y vecinas de la ciudad, preocupados por esta amenaza, por esta problemática nos empezáramos a reunir y empezar a activar, a gestionar y a militar la cuestión ambiental. Desde ese momento, -2018- siempre fuimos recibidos por la Municipalidad de Concepción del Uruguay, incluso han apoyado nuestros ciclos de charlas, nuestras actividades en el momento pre-pandemia cuando las podíamos hacer presenciales que habíamos hecho jornadas de concientización ambiental. El año pasado por la pandemia dimos un ciclo de charlas virtuales con exponentes de todo el país, de diversas profesiones y especialidades, militantes ambientales y la Municipalidad siempre nos dio apoyo.

Nosotros nos fuimos organizando a medida que tomamos conocimiento de que a comienzos de 2018 “Rincón de Urquiza” solicita la facilidad para realizar este desarrollo urbanístico que se encuentra en el camino Pelay. Empezamos a no perderle pisada y durante el transcurso de 2018 hubo diversos procedimientos administrativos. A mediados de abril, mayo, de 2018 la Coordinación de Planeamiento de la municipalidad dice  que el lote en el cual se encuentra ubicado el inmueble del Rincón de Urquiza -en el que pretenden llevar a cabo su emprendimiento- se encuentra en un distrito RN de reserva natural conforme a lo que establece nuestro Código de Ordenamiento Urbano y que en este distrito RN de reserva natural no están contemplados los proyectos de urbanización y tampoco las urbanizaciones bajo la modalidad que en ese momento habían presentado que eran de club de campo.

"¿Por qué surgen estos emprendimientos inmobiliarios en zonas de humedales...? porque son terrenos que justamente son inundables, son baratos".

La gestión municipal anterior desestimó esta solicitud del Rincón de Urquiza, pero a principios de 2020 “Rincón de Urquiza” vuelve al ataque y vuelve a solicitar el otorgamiento del permiso de uso del suelo.  Esta vez haciéndole una modificación que en vez que sea “club de campo” sea “club de barrio náutico”. Esto fue en enero de 2020. El 27 de mayo de 2020 hay una resolución municipal -la 46.657- que determina la no emisión de la constancia de suelo solicitada por el presidente del Rincón de Urquiza. Y esto lo hace en base a normativa, no es que lo hace por arbitrariedad del intendente si no que lo hace basado en normativa.

Hay un informe de la Coordinación del Área Legal y Técnica de la municipalidad que hace referencia justamente a cómo nuestro Código de Ordenamiento Urbano delimita a esta zona como distrito de reserva natural.

Nuestro C.O.U que data del año 1999 dice que esta zona en particular donde está emplazado el pretendido proyecto está catalogado como un Área de Reserva dentro de lo que es el Código de Ordenamiento Urbano. Designa el código qué son las áreas de reserva, que por sus características adquieren esta designación especial y a su vez hay una sub-área de reserva natural que son unidades ambientales que con estas características especiales presentan un interés especial como garantía de todo lo que es el mantenimiento de las condiciones ambientales y como reaseguro de las condiciones de sustentabilidad. Todo eso son áreas inundables, arroyos, costas del Uruguay que están dentro del ejido urbano. Entonces, la resolución municipal de mayo del año pasado se basa en el Código de Ordenamiento Urbano; se basa en nuestra constitución provincial  que establece la competencia que recae en cabeza de los municipios que son los que tienen el poder de policía para todo lo que es intervención en la protección del ambiente, el equilibrio ecológico y la estética paisajística; y su vez, en la Ley Orgánica de los municipios, en base a esta ley orgánica la Municipalidad de Concepción del Uruguay es la única que tiene competencia para resolver sobre lo que es el uso de suelo. En base a toda esta normativa, tanto provincial como local, es que el municipio de Concepción del Uruguay determina la no emisión de la constancia de uso de suelo. Ahora bien, en estos días se dio a conocer a través de los medios que el desarrollador inmobiliario del Rincón de Urquiza presentó una demanda en la Cámara Contencioso Administrativa de la ciudad la cual fue notificada con fecha del 8 de julio. En lo particular no sé cuáles son los ejes o los ítems sobre los que versa la misma, entiendo que debe ir apuntado a lo que es la resolución municipal por eso tiene competencia la Cámara Contencioso Administrativa porque es la facultad que se le da al poder judicial de entender en causas contra municipios en cuanto a lo que tiene que ver con el reconocimiento de derechos una vez que se niega algún asunto administrativo a un particular. Por eso entiendo que pueda caer en esa Cámara. Ahora comienza un proceso que entiendo que será un poco largo, tenemos normativa esto es una cuestión que se quiere tomar como urbanística pero también es una cuestión ambiental, fundamentado en lo que estábamos hablando hace un ratito sobre cuáles son los beneficios, las funciones, la importancia que tienen estos ecosistemas para la sociedad porque son humedales que benefician a todo lo que es el centro urbano de Concepción del Uruguay.

 

-Es decir, la afectación de construir un barrio sobre un humedal sería para toda la ciudad de Concepción del Uruguay, ni siquiera para secciones aledañas o algo por el estilo. Eso es solo lo que por ahí falta comprender, ¿verdad?

Exacto, el Artículo 240 de nuestra Constitución Provincial dice que una de las competencias que tienen los municipios, es que adquiere poder de policía respecto a lo que es la protección del ambiente en un montón de ítems, pero puntualmente lo que estamos hablando ahora: la protección del ambiente, el equilibrio ecológico y lo que es la estética paisajística.

 

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Hoy cumpliría cien años Carlos María Scelzi, tres veces intendente uruguayense

Fue el caudillo más importante en la historia del peronismo de Concepción del Uruguay y …