BNA
Inicio » Novedades » Carta para quien quiere leer

Carta para quien quiere leer

Mario Daniel Villagra, desde Francia, comparte con EL MIÉRCOLES esta “carta” sobre algunas de las consecuencias de las decisiones políticas del Ejecutivo Nacional que atacan directamente a la cultura argentina.

 

Por MARIO DANIEL VILLAGRA (Especial para EL MIÉRCOLES)

 

Sabés... esta foto que te envío es de la tapa de una revista rusa, llamada Literatura Extranjera, que se edita desde 1955; recibí hace unos días un ejemplar por correo postal. Allí se publicaron once textos míos y también de otro autor argentino. Te preguntarás ¿qué tendrá que ver esto con la actualidad, con la realidad, por qué nos tendría que importar?

En este caso no, pero la traductora ya trabajó con el "Programa Sur", de traducción literaria argentina al extranjero. Es verdad que yo nunca fui beneficiario de él, pero potencialmente sí, puesto que estoy en carpeta de dos editoriales francesas. En concreto, Cancillería Argentina reducirá el presupuesto, y, en consecuencia, de las 150 obras, en promedio, que se traducían por convocatoria, se podrán hacer 10...

¿Te imaginás el criterio con el cual van a seleccionar las obras a traducir? En fin, desde el 2009, año de creación, hasta la actualidad se han traducido 1.800 obras a más de 50 idiomas... Un programa que tendría que ponernos felices a los lectores argentinos, pues quiere decir que nuestra literatura logra expansiones territoriales, y, al mismo tiempo, estas expansiones territoriales unen a los pueblos de una manera genuina. El uso de la imaginación no es chatura, como hay quienes quieren hacer creer sin salirse del color local.

Este hecho me toca, y también lo tomo por un sentimiento de solidaridad e internacionalismo con mis colegas; suma a la indignación por otros recortes hechos por el Poder Ejecutivo Nacional (PEN). Y me hace pensar en algo que leí recientemente (notarás que no vengo dando nombres propios, ya que somos tantos): «Esta gente desconoce la gramática», y léase por «gente» al Poder Ejecutivo. No conocer gramática, en lo que siento y pienso, sería por definición hablar sin insultos, sin mentiras, reconociendo la Historia. Pues, a decir verdad, esto no viene desde ahora; hay que saber mirar la serie completa, no solamente el último capítulo.

Con esto último quiero decir que las actitudes políticas que vivimos hoy vienen desde anteayer. A la última dictadura cívico militar, que arrancó en 1974 con la Triple A y el General lo sabía, le siguió el menemismo; a la extranjerización de la economía le siguió la farándula de la política. Y yo, un ciudadano del «interior», cuando quise dejar de ver la política por la televisión, me encontré con que hace tiempo que vivía en el «exterior», sea por la censura o por el centralismo porteño, ambas formas que te mantienen fuera de la conversación en torno a un proyecto de país. Porque, dale, digámoslo de una vez por todas: si Buenos Aires nunca va a reconocer su provincianismo chovinista, nos seguirá marcando la agenda política/económica/cultural, como lo es desde Caseros hasta hoy... ¿o vamos a negar que el Presidente que tenemos en la actualidad es un producto mediático de los medios de propaganda que operan desde Capital Federal? De hecho, por cómo se comporta, el Presidente de la Nación parece más próximo a Rosas que a Alberdi; y ya que lo traigo a estas líneas, y que estamos en el mes de la memoria, le cedo la palabra:

"Si quieren saber qué deben hacer por este país que tanto alaban, tengan la amabilidad de fijarse en los logros de quienes les han precedido. Cuando les toca sustituir a los gigantes, los sucesores novatos no pegan ojo porque la ley del progreso les exige ser el doble de grandes que ellos".

Y cuando leo “país” en esta cita de Alberdi, un escalofrío me corre de los pies a la cabeza. Quisiera que esa palabra integre los Andes con las Rocallosas.

Pero no me quiero ir tan lejos. Entonces, ya que no se puede renunciar a la nacionalidad argentina, por qué tendría que renunciar a opinar como un ciudadano argentino. La lejanía, lo sabés, para mí no es un pretexto, es una circunstancia... Ya sé, dirás, de fuera puedes ver otras cosas que desde adentro no se ven, y esto me hace recordar a un viajero que, llegando a aquel continente luego de tres siglos de silenciamientos, escribió un ensayo político dividido en agricultura, minería, comercio exterior e interior, manufacturas, problemas financieros y monetarios... Decime, ¿acaso no te parece, haciendo algunos arreglos, un programa político que contiene problemas vigentes que tenemos que resolver para el buen vivir de la población toda?

Con el afecto de siempre,

MD

Pd: ¿Qué leés? Yo, te cuento, no soy afín a las novedades, pero pude acceder a "Las cartas del boom" (ver enlace). Me gratifica saber que estos grandes escritores cultivaban la solidaridad, la cooperación, y eso se manifestaba en que se compartían los contactos de los editores, los traductores, los agentes. Me deja tranquilo saber que no fue un boom editorial; era un movimiento que acompañaba las revoluciones en América Latina y la emancipación colonial. Espero que los lectores actuales se vean interpelados por estos gestos. Es como la traducción —pensaste que me había ido por las ramas: si uno se traduce, es posible que haya quienes también luego lo sean.

 

(*) Mario Daniel Villagra nació el 24 de febrero de 1987, en Villaguay, Entre Ríos, Argentina (actualmente reside en París, Francia). Se recibió en junio 2020 en el Master Études Hispaniques et Hispano Américaines, parcours Recherche (Sorbonne Nouvelle - Paris 3). y Licenciado en Com. Social, de la Facultad de Ciencias de la Educación (UNER).
En 2015 publicó «Poemas del Principiante» (Ed. Árbol Animal, Buenos Aires) y en 2018 «Benavento» (Azogue Libros, Paraná), dedicado a la vida y obra del maestro y escritor. Entre 2014 y 2018 realizó tres films sobre poetas: «Marta Zamarripa, una poeta en pie» (2do Premio del Certamen Miradas 2016); «Miguel Ángel Federik, el poeta descalzo» y «Arnaldo Calveyra, tras sus huellas».
 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Villaguay: suspendieron al concejal libertario que resaltó al dictador Videla

El Concejo Deliberante de Villaguay suspendió por dos meses sin cobro de la dieta al …