BNA
Inicio » Política » Democracia
OPINIÓN

Democracia

Se conmemorarán 40 años de aquel 30 de octubre de 1983, fecha en que se realizó el acto eleccionario que diera inicio formal al período consecutivo más extenso de la vida en democracia que hayamos conocido los argentinos.

 

Por JUAN MARTÍN GARAY (*)

Sobre aquellos días, Felipe Pigna cuenta que: “Los dos partidos mayoritarios de ese momento presentaron candidatos muy diferentes. Alfonsín representaba la renovación de la UCR. Era uno de los pocos políticos argentinos que se opuso a la incursión militar en Malvinas y tuvo una postura férrea sobre los crímenes de la dictadura y estaba decidido a juzgarlos. Su adversario en las urnas tuvo una postura casi opuesta. Ítalo Luder apareció como un candidato sin carisma y distante, en un partido caliente y con gran poder de movilización. Alfonsín fue todo lo contrario y fue el que mejor supo interpretar las demandas de verdad y justicia de la sociedad, y el que más esperanza generó entre los votantes más jóvenes. Ese 30 de octubre el pueblo volvió a las urnas. La participación fue masiva y nadie quería dejar de votar y de ser protagonista de ese momento histórico. Triunfó Alfonsín y fue la primera vez que el peronismo perdió una elección nacional. Pero más allá de los resultados, el pueblo salió a festejar a las calles de todo el país. Solo en el Obelisco de Buenos Aires, se juntaron un millón y medio de personas”.

 

El interrogante

¿En estos 40 años, la democracia ha cumplido con sus deberes y obligaciones? En un análisis apresurado y general, podríamos decir que con sus luces y sombras el sistema ha pasado del debe al haber y viceversa en varios temas claves que hacen a nuestra propia tarea de construcción como Nación.

 

Hemos sido testigos de la existencia de varias conquistas sociales y de derechos que se han alcanzado, pero siguen habiendo muchas deudas, las que van más allá de las económicas en el plano internacional y que condicionan las posibilidades reales de desarrollo humano. El sistema democrático se ha ido consolidando, a veces con ciertos matices, pero siempre permitiendo el libre pensamiento de ideas y sus más variadas expresiones junto a las distintas participaciones políticas y sus respectivos proyectos de sociedad o comunidad, según se trate la cosmovisión de vida que se tenga.

 

Podrá ser discutible la posibilidad de resolución efectiva que se ha tenido respecto de los conflictos sociales, políticos y económicos, pero no se puede desconocer que la democracia consolidada constituye con sus defectos y virtudes, el mejor método posible que tenemos para abordar la coexistencia de distintos intereses que “cabalgan” sobre la realidad argentina actual.

 

Joven democracia

Hace poco más de 80 años José Ortega y Gasset nos dejaba una apreciación filosófica de la realidad por la que nos incitaba a abandonar las controversias personales para construir una sociedad con ideales compartidos y al servicio de un destino común, el del pueblo. En “Meditación del Pueblo Joven” el filósofo español reflexionó con una frase que aún hoy goza de plena vigencia: “Mi prédica que les grita: ¡Argentinos, a las cosas, a las cosas! Déjense de cuestiones previas personales, de suspicacias, de narcisismos. No presumen ustedes el brinco magnífico que dará este país el día que sus hombres se resuelvan de una vez, bravamente, a abrirse pecho a las cosas, a ocuparse y preocuparse de ellas directamente y sin más, en vez de vivir a la defensiva, de tener trabadas y paralizadas sus potencias espirituales, que son egregias, su curiosidad, su perspicacia, su claridad mental secuestradas por los complejos de lo personal.”

 

A 40 años, la crisis de representatividad política existente debe ir dando paso a un cambio real, posible, sincero y sin demagogia, prestigiando el ejercicio del sano arte de la política en esta joven democracia que aún adolece de muchas cosas. Hay que determinar como prioritarias, acciones concretas que permitan avanzar en la resolución de los problemas que aún afectan a muchos compatriotas, llevando a la práctica criterios de justicia y equidad en la distribución de los bienes sociales como son la educación, salud, hábitat, vivienda, tierra y todo aquello que permita un mejor desarrollo del ser humano en un contexto que contenga pero que además posibilite condiciones dignas de vida.

 

El compromiso

Como expresa Jauretche, hay que “soplar la ceniza con la intención de liberar el fuego de la democracia y la recuperación del compromiso”. El compromiso ante una crisis ética de los argentinos, requiere de un deber moral que se traduzca en un convencimiento propio de todo el arco dirigencial, ya sea del mundo de la política, del empresariado, del universo económico, cultural y social, de todos quienes deban asumir valores para cumplir en sus distintos ámbitos.

 

Tenemos que terminar con cualquier tipo de grieta que nos separe o aisle. Recordemos que la política es el arte de gobernar siempre en beneficio de los pueblos, no de intereses sectarios y excluyentes. Hace mucho tiempo Jauretche nos enseñó algo que sigue vigente: “Y la Nación desde entonces, va de Herodes a Pilatos; todos le ofrecen buen trato y el arreglo de sus cosas, pero ellos rompen la loza y el pueblo paga los platos”.

 

Por eso, a la ideología libertaria y totalmente huérfana de sentido de pertenencia nacional, se le debe anteponer estratégicamente el compromiso moral y patriótico con “el otro”. Se necesita la profundidad conceptual de una acción política que exprese fundamentalmente gestos de grandeza y mire a la economía con “rostro humano” y no sólo como cifras que deben cerrar al alto costo de dejar gran cantidad de gente “afuera”. A 40 años, celebremos nuestra DEMOCRACIA.

 

(*) Concejal Electo el 22/10/2023. Actual Secretario de Gobierno de la Municipalidad de Concepción del Uruguay desde el 2019. Presidente de Bloque Concejales del PJ 2017-2019. Presidente Comisión Hacienda y Presupuesto 2015-2019. Decano del Colegio Mayor Universitario de Santa Fe 2003-2004.-

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Transportes: Lauritto es uno de los tres intendentes entrerrianos que se quejarán en el Congreso

Un grupo de intendentes, entre los cuales están los entrerrianos Rosario Romero (Paraná), José Lauritto …