BNA
Inicio » La Ciudad » El adiós a Blanca Díaz de Garnier, ciudadana ilustre

El adiós a Blanca Díaz de Garnier, ciudadana ilustre

Este sábado 12 de agosto de 2023 se conoció la noticia del deceso de la mamá de Edgardo Garnier, una de las víctimas uruguayenses del terrorismo de Estado. Blanca tenía 91 años y a comienzos de este año había sido designada Ciudadana Ilustre de Concepción del Uruguay por su incansable lucha por la verdad, memoria y justicia.

 

REDACCIÓN de EL MIÉRCOLES

Blanca Haydeé Díaz de Garnier había nacido en Concepción del Uruguay en 1931, hija de Andrés Amancio Díaz y Teresa Alicia Sastre. Había formado familia con Horacio Urbano Garnier, el recordado propietario de la rotisería en el viejo Mercado Municipal 3 de Febrero.

Blanca hablando en la inauguración del monumento a Madres y Abuelas en el bulevar Yrigoyen.

 

La vida no había sido fácil para Blanca. Con Horacio tuvieron dos hijos: Edgardo Roberto y Silvia Diana. Silvia es una conocida docente (hoy jubilada) y durante años dirigente del principal gremio entrerriano, Agmer. El hijo mayor, Edgardo, estudiaba ingeniería en La Plata y militaba activamente en la JUP. Estaba casado con una joven bonaerense, estudiante y también militante, quien a fines de 1976 fue secuestrada cuando se encontraba embarazada de ocho meses. Edgardo, en desesperada búsqueda de su esposa, fue secuestrado poco después, en febrero de 1977.

El abrazo a Adriana, en Agmer, diciembre de 2017 (foto Clara Chauvín).

Esas noticias literalmente significaron para la familia Garnier ver su mundo venirse abajo. Comenzó la peregrinación de Blanca y de Silvia a Buenos Aires y a La Plata, a recorrer ministerios, dependencias militares, iglesias, hospitales, destacamentos policiales. Presentaron hábeas corpus que fueron rechazados por la justicia. La indignación y el dolor crecían ante el silencio como única respuesta a la angustia desatada por la desaparición de Violeta y Edgardo, agigantada por el destino incierto de la criatura recién nacida. En ese peregrinar se encontraron con otras familias que estaban pasando por la misma situación y a medida que los días transcurrían conocían nuevos casos y se hermanaban en la angustia, el reclamo y la búsqueda.

Blanca Díaz de Garnier con Dalys Bel de Lepratti, la mamá de Pocho.

Así Blanca pasó a ser una de las integrantes de las Abuelas de Plaza de Mayo. Durante años luchó y mantuvo la esperanza de saber algo sobre el destino de su hijo y su nuera, pero sobre todo, de recuperar a la niña nacida en cautiverio.

A fines de 2017, Blanca pasó a ser noticia nacional: “No esperaba tener esta alegría”, fueron sus primeras palabras cuando el 4 de diciembre de ese año desde la sede central de las Abuelas de Plaza de Mayo le dieron la inmensa noticia: la joven que acababa de recuperar su identidad, la nieta numero 126 recuperada por la agrupación, era su nieta, la hija de Edgardo Garnier y Violeta Ortolani. (Ver enlace)

Abuela y nieta (foto Clara Chauvín).

La conmoción fue enorme en Concepción del Uruguay: Blanca y su nieta Adriana pasaron a ser rostros reconocidos y apreciados por la comunidad uruguayense. Después de cuarenta años de incansable lucha, tuvo la inesperada felicidad. A fines de diciembre, la sede de Agmer fue desbordada por la cantidad de personas que se sumó a “abrazar” a la nieta y la abuela (ver enlace)

Ciudadana ilustre

El 26 de abril de este año, Blanca Díaz de Garnier recibió, de manos del intendente Martín Oliva y del entonces titular del Concejo Deliberante Ricardo Vales, la ordenanza que la declaró “Ciudadana Ilustre”, en reconocimiento a su lucha en defensa de los derechos humanos (ver enlace). En la ceremonia participaron familiares de la vecina homenajeada, representantes de las organizaciones de derechos humanos y funcionarios del municipio y delegaciones del Colegio del Uruguay y de la Escuela Avellaneda, donde estudió Edgardo, el hijo desaparecido de Blanca.

Abril de 2023, cuando fue declarada Ciudadana Ilustre.

En esa oportunidad, el director de Derechos Humanos Darío Barón, promotor de la iniciativa (que fue aprobada por unanimidad) señaló, visiblemente emocionado, “Blanca lo tiene merecido. Teníamos una deuda con ella que la ciudad debía reparar”, subrayó, y recalcó sus condiciones “de humildad y constancia” en el propósito de memoria, verdad y justicia.

Hoy quienes conocieron a Blanca y la acompañaron desde la empatía o desde la acción, se encuentran con gran congoja, pero la despiden sabiendo que su lucha fue tan valiosa como ejemplar, y mostró a las nuevas generaciones que la única pelea que se pierde es la que se abandona. Desde la REDACCIÓN de EL MIÉRCOLES abrazamos a la familia de Blanca Díaz de Garnier, nuestra Ciudadana Ilustre y le decimos “hasta siempre, querida Blanca”.

Blanca y Silvia

 

Los restos de Blanca Díaz de Garnier serán velados en Cochería Scolamieri, de 8 a 12, este domingo 13 de agosto.

 

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Lana Liz, ilustradora: “Me sigue dando vergüenza que lean mis historietas, pero convivo con eso porque es lo que más me gusta hacer”

Un diálogo a fondo con la joven y talentosa historietista uruguayense Analiz Ruiz Díaz, “Lana …