BNA
Inicio » Política » El valor del encuentro
OPINIÓN

El valor del encuentro

"Estar en grupo y en encuentro permanente es una necesidad más que una aspiración cuando se busca un norte claro de cara al futuro inmediato", opina el dirigente y funcionario Juan Martín Garay.

 

Por JUAN MARTÍN GARAY (*)

Días pasados en nuestra ciudad, mientras se llevaba adelante una reunión de juventud y generación intermedia junto a un conductor con territorio que se muestra abierto y propenso al trasvasamiento generacional, con la frase “el valor del encuentro”, una compañera desarrolló como pincelada política un término que buscaba graficar lo que allí estaba ocurriendo, definiendo así la importancia de lo que se había dado en ese momento.

Por eso, pensando en función de los intereses de todos dentro de un espacio de características “movimientistas”, estar en grupo y en encuentro permanente es una necesidad más que una aspiración cuando se busca un norte claro de cara al futuro inmediato.

Sistemas naturales

La medicina y su aplicación para explicar la Conducción Política siempre fue una estrategia usada por Perón, por eso podemos proyectar el estudio del Dr. Murray Bowen (1913-1990), quién desarrolló la “Teoría de los Sistemas Naturales” con base en la observación de los procesos que ocurren en los seres humanos desde un punto de vista natural.

Murray describió dos grandes tendencias en el ser humano, por una parte la necesidad de estar en grupo y acompañado, y por otra parte la necesidad de sentirse autónomo e independiente. Según Bowen, las relaciones interpersonales, tienen que ver con lo que ocurre en la naturaleza misma de las cosas, por ser parte de un sistema primariamente natural y claramente emocional. La necesidad de estar en grupo y acompañado, dándole “valor al encuentro” en este tiempo, explicaría el momento político de inflexión y transición necesaria para quienes nos identificamos con una cosmovisión de la vida que tiene su origen en la Doctrina Justicialista.

Valor al encuentro

Expresa Leopoldo Lugones que “en una época sin ideales definidos el porvenir de esperanza se torna en amenaza”. Por eso esta coincidencia generacional y política se enmarca en el valor de encontrarse, de cara a una construcción política colectiva de manera real, que asuma el desafío de volver a representar esperanza en la gente, pero con la sana iniciativa de continuar reflejando en la acción política la escala de valores de la verdad peronista número 8º) Primero la Patria, después el Movimiento y por último “las personas”.

Este encuentro que se pretende vitalizar, de cara a un tiempo futuro pero con presente, sirve para tratar de conseguir un punto de cohesión y proyección social que procure encontrar -en términos de Conducción Política- una “unidad de acción”, lo que permitirá revalorizar realmente el concepto de política, buscando terminar con las formas en que ciertas personas ejercen este noble arte pero de manera nociva, muchas veces careciendo del “óleo sagrado de Samuel”, otras con un “bastón de mariscal” prestado o portando una “mochila ajena”, ayudando con esto a profundizar una crisis de representatividad política que sigue sin resolverse desde el 2001 y que mucho daño nos hace todavía.

Locales

Enseña Julián Licastro que en las crisis ocurren las grandes creaciones que graban a fuego una época, como así también que en momentos históricos suelen aparecer grupos de personas que terminan siendo ejemplo orientador de todo un ciclo por delante ante el desgaste de las organizaciones, “lo que caracteriza casi siempre el fin de un período y el comienzo de otro”.

Debemos transformarnos en un claro mensaje hacia todo el peronismo entrerriano, como un real ejemplo de lo que se es capaz de hacer desde “el valor del encuentro”, primero en función de la gente, luego en razón de resultados electorales que nos permitan seguir siendo gestión; bregando -además- por el surgimiento de nuevos dirigentes de distinto género que puedan sintetizar el gran desafío de pensar en un proyecto político que contenga al conjunto pero que piense exclusivamente en los intereses de la ciudad y en función de los vecinos. Cuando hay voluntad con un objetivo superior y en común, todo puede hacerse realidad.

La gente reclama y demanda, por eso aún nos debemos la constante tarea de reconsiderar la relación ética entre fines y medios. En este sentido dos cuestiones son clave: 1) la esperanza que se debe volver a representar en la gente y 2) la necesidad de un peronismo movilizado, bajo un marco de encuentro para poder construir la transformación social positiva que se reclama; todo esto puesto al servicio de un verdadero interés, el que necesita el pueblo para ser feliz. Vale decir, apostar a lo que realmente importa (o debería importar), la gente. Por eso, según Almafuerte “a veces un gran destino está dormido, viene el dolor y lo despierta”. Estemos juntos, désde “el valor del encuentro”.

(*) Abogado. Concejal 2023-2027. Vicepresidente 1° HCD. Presidente del Bloque Concejales PJ 2023-2027. Apoderado del Consejo Departamental PJ Uruguay. Secretario de Gobierno 2019-2023. Concejal 2015-2019. Presidente del Bloque Concejales PJ 2017-2019. Presidente Comisión Hacienda y Presupuesto 2015-2019. Decano del Colegio Mayor Universitario de Santa Fe 2003-2004.-

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

"La boleta única de papel va a cambiar notablemente el sistema de votación"

El secretario de Asuntos Políticos de Entre Ríos, Julián Maneiro, se refirió al proyecto de …