Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » El País » Elegir el día para morir
OPINIÓN

Elegir el día para morir

Dicen que Fidel era capaz de suspender una reunión política importantísima para elegir en persona las miles de flores con que llenar una impersonal habitación de hotel donde encontrarse con una amante.

 

(*) Por ITATÍ SCHVARTZMAN 

 

Dicen que la alemana Marita Lorenz, hija de nazis y flamante agente de la CIA con tan sólo 19 años ‑siguiendo al pie de la letra el plan de la agencia estadounidense para asesinar a Castro‑ logró seducirlo hasta encontrarse a solas con él en el Hotel Havana Riviera. Sin embargo, en la emblemática suite 1222 la espía yankee hija de nazis no sólo no asesinó al entonces joven líder revolucionario, sino que cayó rendida a sus pies. Tanto que se convirtió en su amante y madre de uno de sus hijos.

Dicen que el apodo "Caballo" se lo ganó a pura destreza amatoria. Dicen también que su energía avasalladora de tsunami, su asombrosamente rico vocabulario y su despliegue de seducción inteligente seguían intactos frente al paso del tiempo, enamorando a toda muchacha que se acercara. Dicen que hay mucho más descendientes que la casi docena de hijxs legales. Dicen que sigue encabezando toda ¿encuesta? prototípica del hombre más deseado por las mujeres latinoamericanas.

Lo que no dicen es que este hombre, que lideró una revolución en un país donde ser mujer era sinónimo de prostituta alquilable a viejos perversos vacacionantes, vivió interpelando a su propio partido, a sus propios congéneres y a su propia revolución en cuanto a la situación de las mujeres.

Es así que una de las primeras acciones de la revolución cubana fue la de constituir la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) en 1960, fijándose como primordial objetivo  lograr el pleno ejercicio de la igualdad de derechos para la mujer en todos los ámbitos de la sociedad. Una de sus primeras creaciones es la de las "Casas de Orientación a la Mujer y la Familia", con equipos multidisciplinarios dedicados a la prevención de la salud y el combate de la violencia sexual y de género.

La FMC, basándose en la máxima de José Martí "ser culto para ser libre" se consolidó como la primera institución encargada de la alfabetización de trabajadoras, como lucha contra la prostitución y la explotación sexual de las mujeres. Decían ya en 1960: "Primero cultivar para luego implicar a las mujeres en la construcción de la nueva sociedad, desapareciendo las condiciones económicas y sociales responsables de la explotación sexual".

En 1961 la revolución cubana implementa los "Círculos Infantiles" destinados a permitir a las madres cubanas el acceso a la educación, al trabajo y a la participación en la vida económica del país. En ese mismo año, la UNESCO declara a Cuba "primer territorio libre de analfabetismo", hecho único en la América hispanohablante de la época.

En 1975 se promulga en Cuba el Código de Familia que instala la igualdad de derechos entre el varón y la mujer, tanto en el matrimonio, como en el divorcio, como en el ejercicio de la maternidad/paternidad.

En 1979, es Cuba el primer país en firmar la "Convención Sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer" y el segundo en ratificarla.

Si bien en Cuba no existe una ley de aborto, su práctica está despenalizada desde el año 1965. Hasta las diez semanas de embarazo ninguna mujer debe darexplicación alguna para optar por esta alternativa, llevándose a cabo de manera segura y gratuita en la salud pública.

En la isla las mujeres tienen acceso a todos los cargos públicos y a todas las jerarquías en las fuerzas armadas, amparadas en un arsenal legislativo y constitucional promoviente de sus derechos. Además, la ley 62 del Código Penal  cubano, en su artículo 295 tipifica como delito pasible de pena de dos años de prisión"todo atentado contra el derecho a la igualdad".

En Cuba, desde la década del '80 se realizan operaciones de reasignación de sexo gratuitas totalmente a cargo del Estado, y en la actualidad es el CENESEX (Centro Nacional de Educación Sexual) quien lleva adelante acciones constantes contra el machismo, a favor de la educación sexual y la garantización de derechos para las diversidades de género. Y hasta hoy, en Cuba no existen los femicidios.

Dicen muchas cosas de Fidel.

Tal vez a partir de hoy se diga que este hombre que partió como vivió, eligió morir el Día Internacional de la Eliminación de Toda Violencia Contra las Mujeres, como última acción visibilizante, como última interpelación incómoda.

 

(*) Uruguayense residente en la ciudad de Rosario. Artículo publicado este lunes 28 de noviembre de 2016 en Rosario 12, suplemento del diario porteño Página 12.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

La mal llamada “ley solidaria” y un nuevo avance sobre los derechos de la clase trabajadora

Acaba de aprobarse en Entre Ríos una ley que, con el falso pretexto de asegurar …