BNA
Inicio » La Provincia » Frigerio cuestionó la herencia provincial y citó a Milei: "No hay plata"

Frigerio cuestionó la herencia provincial y citó a Milei: "No hay plata"

Recibimos una provincia desfinanciada y endeudada, sin recursos, sin servicios de calidad y sin incentivos para producir y crecer; a esto hay que sumarle un escenario nacional muy delicado y, como dijo el presidente en varias oportunidades, sin plata, lo que impacta directamente en, por ejemplo, la tarifa de luz que es una competencia del gobierno nacional, en la política de viviendas, en la obra pública en general, en el transporte público de pasajeros y en los fondos destinados a la educación, entre otras áreas”, describió ante la Asamblea Legislativa en el Centro Provincial de Convenciones de Paranáy dejó inaugurado el 145º período de sesiones ordinarias.

Ante todo quiero decirles gracias a todos los entrerrianos que me hayan confiado la responsabilidad de ser el gobernador de nuestra provincia, es el honor más grande que pudieran haberme dado. Como dije el día que asumí, lo más importante para mí y para este equipo que me acompaña es volver a poner a nuestra provincia en el lugar que se merece y que todos podamos vivir mejor”, introdujo en su mensaje. Y agregó: “Sé que después de tantas décadas en la que sentimos que el esfuerzo no sirvió para tener la vida que queremos este objetivo que nos planteamos puede sonar lejano o una simple expresión de deseo. Estamos viviendo un momento crítico, no tengo que contárselos, a un escenario nacional devastador producto de años de políticas populistas se suma un contexto provincial muy delicado que en los próximos minutos voy a empezar a precisar, y no les voy a mentir, salir adelante no va a ser fácil ni inmediato, pero ya dimos un primer gran paso, tal vez el más difícil: empezamos a orientarnos en el rumbo correcto, cientos de miles de entrerrianos decidimos dejar atrás años de decadencia convencidos de que podemos volver a ser esa provincia pujante que alguna vez fuimos. Y estamos ya transitando ese camino, no sin dificultades, empezamos a ordenar una situación caótica en varios frentes: las cuentas del Estado, la administración pública, las prioridades de la gestión, la visión o la falta de visión con respecto al sector privado y la importancia de traer inversiones, y algo básico, la concepción de la política, de cuál debe ser el rol de los funcionarios públicos y de lo esencial que es tener un estado moderno, facilitador y transparente, ya que la oscuridad favorece la viveza de unos pocos”.

Mientras nos ocupamos de desenmarañar el caos que encontramos, reordenamos las prioridades. Y empezamos a encarar las reformas estructurales pendientes, estamos presentes donde hay que estar, atendiendo a la urgencia para que nadie le falte lo indispensable”, sostuvo. Y afirmó: “Lo dije más de una vez, recibimos la provincia sin beneficio de inventario, y nos hacemos cargo. Sabíamos que no sería fácil sacar adelante una Entre Ríos postergada durante tantos años, por eso le agradezco al pueblo entrerriano la confianza que depositó en mí y en mi equipo. La mejor forma de honrar esa confianza es decirles la verdad. Durante años la credibilidad fue destruida porque la política mintió descaradamente, cada vez veíamos que estábamos más estancados, que vivíamos peor, mientras nos querían hacer creer lo contrario. Y cuando nos mienten tanto nos enojamos, pero también pasa algo peor, que es que dejamos de creer y nos cansamos de esperar. Yo no quiero un pueblo que espere, quiero un país y una provincia en la que todos juntos construyamos nuestro propio destino”.

Sacar adelante Entre Ríos no es algo que puede hacer una persona o un grupo reducido de personas, es algo que va a lograr el esfuerzo de todo un pueblo orientado en la dirección correcta”, aseguró, y expresó: “Quiero que todos tengamos la certeza de que podemos estar mejor y que todos los días vamos a trabajar para ir en esa dirección. Acá hay un equipo que siempre les va a hablar con franqueza, aunque la verdad duela y aunque la provincia duela. Por eso hoy quiero contarles cuál es nuestro punto de partida, no voy a ser exhaustivo porque podría estar horas hablándoles del estado de situación en cada una de las áreas y porque hay una realidad: tampoco puedo darles una idea precisa y completa de lo que recibimos ya que todos los días seguimos encontrando nueva muestras del desorden que había en nuestra provincia. Sacarle el velo a tantos años de gobiernos que buscaron preservar la oscuridad no es algo que se puede hacer en un mes, ni en dos ni en tres, voy a darles un panorama general de lo que sucede en distintas áreas de la gestión y voy a contarles qué pasos estamos dando para empezar a ordenar un estado sin brújula, sin tablero de control”.

Con esto no quiero sembrar alarma ni deslindarme de responsabilidad, quiero informarles con transparencia los problemas que debemos enfrentar porque una sociedad informada es una sociedad madura, empoderada y libre, que puede proyectar su futuro sobre bases reales para poder avanzar”, afirmó.

Recibimos una provincia desfinanciada y endeudada, sin recursos, sin servicios de calidad y sin incentivos para producir y crecer; a esto hay que sumarle un escenario nacional muy delicado y, como dijo el presidente en varias oportunidades, sin plata, lo que impacta directamente en, por ejemplo, la tarifa de luz que es una competencia del gobierno nacional, en la política de viviendas, en la obra pública en general, en el transporte público de pasajeros y en los fondos destinados a la educación, entre otras áreas”, describió.

 

Situación nacional

En ese punto, se refirió a la situación nacional y los recursos para las jurisdicciones provinciales: “Desde la provincia estamos apoyando los esfuerzos que necesita el gobierno nacional para transformar un país devastado por el kirchnerismo y lograr equilibrar las cuentas públicas y bajar la inflación, y volver a crecer, que es ni más ni menos que el cambio que pidió la sociedad. No podemos seguir pateando los problemas hacia adelante, y tenemos que discutir de una vez por todas la solución a esos problemas estructurales que venimos acarreando desde hace tanto tiempo. Vivimos momentos de mucha turbulencia, los argentinos no aguantan más, viven con una enorme incertidumbre respecto al futuro y la política está en un estado de crispación y de beligerancia. Lo primero que tenemos que hacer es bajar los decibeles y entender que no puede haber una contradicción entre el objetivo del gobierno nacional para alcanzar su equilibrio fiscal, indispensable para eliminar el flagelo de la inflación, y la defensa de los intereses de las provincias”.

Y continuó: “Pasaron más de 170 años desde la Batalla de Caseros, me niego a creer que retrocedimos casi dos siglos en la pelea entre unitarios y federales. Estoy convencido de que hay puntos de encuentro entre las necesidades del gobierno nacional y la necesidad de las provincias de contar con recursos para prestar servicios de calidad y mejorar la vida de sus habitantes. Yo estoy dispuesto a hacer ese esfuerzo para encontrar esas diagonales, esos lugares de encuentro donde confluye el interés de ambas partes, que sin lugar a dudas y en definitiva es el interés común de todos los argentinos”.

La discusión que hoy se está dando con respecto a las transferencias discrecionales del gobierno central es una discusión pendiente que tiene que ver con la asignación de responsabilidades entre los distintos niveles de gobierno. El kirchnerismo se apropió desde el inicio de su gestión de recursos automáticos de las provincias para poder manejarlas después de manera discrecional, esto contribuyó a generar aún más confusión en la ciudadanía respecto a qué nivel de gobierno es responsable de qué cosa, y es tiempo de que terminemos con eso, porque una democracia sana exige que la sociedad tenga claridad y sepa a quién reclamar por la cantidad y calidad de los bienes públicos que recibe”, observó. Y subrayó: “No tiene lógica en un país federal que el gobierno nacional gire fondos para pagar sueldos de empleados públicos provinciales, no tiene lógica que el gobierno nacional se ocupe de subsidiar en un país federal el transporte urbano de pasajeros ni que haga obra pública en los municipios; de eso tienen que ocuparse las provincias y los municipios. Pero antes de eso tenemos que reordenar cómo se distribuyen los recursos en nuestro país, qué le toca a cada nivel de gobierno”, instó.

Y completó sobre este tema: “En el último año, debido a la demagogia electoral, las provincias perdieron recursos significativos que es necesario recuperar: la Nación, en cambio, se ha quedado con los recursos que más han crecido en el último tiempo. Si esta dinámica persiste el equilibrio de la Nación va a estar acompañado, lamentablemente, de desequilibrios crecientes en las cuentas públicas provinciales y esto no es gratis para la gente, porque todos los argentinos viven, se educan, se atienden, y necesitan ser cuidados en las provincias y en los municipios en los que viven. Cada nivel de gobierno tiene que ser austero y hacer un ejercicio de introspección para ver dónde eliminar gastos que no llegan a la gente”.

Y comparó: “Sería más fácil para nosotros ordenar el descalabro que recibimos eliminando las transferencias a los municipios quedándonos con recursos que deben compartirse. En nuestra provincia hacemos el esfuerzo con nuestro gastos y con nuestros recursos y estamos dando todas las peleas que hay que dar para defender nuestros derechos sin que esto implique impulsar o apoyar medidas que signifiquen de financiar al gobierno nacional ante todo tiene que primar el sentido común algo que tantas veces faltó en la historia de nuestra provincia y de nuestro país”.

Escenario provincial

Frente a la incertidumbre del escenario nacional y a pesar de la inflación estamos bajando el gasto público y saneando las cuentas provinciales que encontramos en rojo. Antes de asumir nos enteramos de que no había fondos para garantizar el pago de los sueldos de diciembre, aunque nos habían dicho que esa necesidad estaba cubierta. Por eso decidimos, junto a otros gobernadores, reclamar allá por el mes de diciembre al ministro de economía saliente que reintegrara los recursos que nos habían sacado de un día para el otro tras las reformas de ganancias e IVA. Conseguimos una parte menor de esos recursos perdidos, pero de todas formas nos vimos obligados a tomar deuda de corto plazo porque faltaban 40 mil millones de pesos para pagar los sueldos de diciembre en tiempo y forma”, describió sobre el panorama en la provincia al asumir.

Abrimos un espacio de diálogo permanente con distintos dirigentes gremiales que representan a las trabajadores estatales con los que logramos hace unas semanas un acuerdo para la actualización de salarios tomando como base el salario de diciembre del 2023 y no de junio como venía haciéndose hasta ese momento y una suma fija de 25.000 pesos para afrontar los gastos de la canasta escolar”, completó, y agradeció a los referentes sindicales “por el trabajo y la buena predisposición que encontramos en todas las mesas de diálogo”. En ese punto, agregó: “Espero que juntos podamos trabajar para revalorizar la carrera administrativa porque la calidad de nuestra gestión depende de los trabajadores del Estado, y quiero que estos puedan crecer en base al mérito, a la capacitación, al trabajo, al compromiso con su tarea, y no en base al padrinazgo de un político de turno. En nuestro gobierno no va a entrar nadie a la planta permanente del Estado por ser amigo o familiar de algún funcionario”, afirmó.

Ley de ética pública

También en esa dirección, Frigerio destacó que “en 15 años, no se impulsó una ley de Acceso a la Información Pública, y esta gestión en 30 días lo hizo”.

A ello se suma la ley de Régimen Legal de Transparencia y Ética de la Función Pública, “que vamos a enviar mañana mismo a la Legislatura”, anunció.

“Este proyecto incluye, entre otros puntos, un régimen de incompatibilidades y de conflictos de intereses, para que ningún funcionario público opere de los dos lados del mostrador; la figura de ficha limpia, como existe ya en Santa Fe y Salta, para que personas que tengan condenas firmes por corrupción, acoso sexual o violencia de género, entre otros delitos, no puedan presentarse a elecciones ni ser designados como funcionarios”, detalló el mandatario.

De la misma manera, “incluimos la obligación de presentar una declaración jurada al inicio y al final del mandato, para que todos los entrerrianos sepan con cuánto patrimonio entramos a la función pública y con cuánto nos vamos”.

Reforma política

Por otra parte, Frigerio reveló que “estamos trabajando en una reforma política que incluye la adopción de la boleta única de papel, un sistema transparente, económico, que se usa en todo el mundo y que va a permitir que toda la oferta electoral sea presentada en una única boleta suministrada por el Estado”.

“Hoy somos la única provincia de la Región Centro que vota con boleta sábana. Se termina el robo y la falta de boletas, y se terminan los negocios en torno a la impresión de boletas”, subrayó.

Economía del conocimiento

Gran parte del discurso del gobernador entrerriano estuvo centrado en el desarrollo del potencial productivo de la provincia. Se trata de medidas tendientes a desburocratizar el Estado y facilitar el accionar de los sectores productivos. Entre ellas, se destaca la reforma de la Ley de Promoción de la Economía del Conocimiento, y la nueva ley de promoción industrial que Frigerio enviará a la Legislatura.

“Quiero que Entre Ríos sea una provincia que atraiga: a los jóvenes, a los emprendedores, a los que quieren invertir. No una provincia que expulse. Que, a los que ya invirtieron, les dé herramientas para potenciarse, y a los que no invirtieron les dé razones para hacerlo”, explicó.

Humanizando la salud

También en materia de salud, anunció que avanzará con medidas estratégicas como el desarrollo de la telemedicina, la historia clínica digital y en el objetivo de “garantizar que en todos los departamentos de la provincia haya centros a los que llamamos CONE, donde se pueda atender el embarazo, el parto y el post parto”.

“Estamos trabajando para que la atención esté centrada en las personas. Estamos humanizando la salud. Y esto implica ser humanos no sólo hacia los pacientes sino también hacia todos los profesionales, administrativos y personal de maestranza de cada centro, que trabajan de manera incansable. Nos demostraron su compromiso en la pandemia y nos lo demuestran todos los días”, fundamentó el mandatario.

Del mismo modo, anunció medidas importantes para el sector turístico, entre las que se destacan la iniciativa para crear un ente mixto de turismo, para que las políticas de desarrollo turístico sean trabajadas en conjunto entre el sector público y el privado; un sistema turístico inteligente y la marca provincia.

“En materia ambiental, nuestra provincia también tiene una gran deuda pendiente”, subrayó Frigerio y anunció que propondrá “una ley provincial de mitigación y adaptación climática”, a lo que se sumarán “políticas públicas de protección de los ecosistemas y de promoción de la movilidad sostenible”. También añadió el desarrollo de energías renovables.

Una policía cercana

En el capítulo Seguridad, Frigerio reiteró que “en nuestra provincia hace años venía creciendo el delito mientras los políticos hacían la vista gorda”. “El narcotráfico se instaló en nuestras calles, y hay constantes robos y arrebatos en la calle, las casas, los comercios y las zonas rurales”, sumó.

Para hacer frente a esa problemática, “estamos construyendo una policía cercana, enfocada en la prevención y federalizando el accionar en toda la provincia”, dijo y puso de relieve los resultados de las acciones que ya se implementaron estos dos meses de gestión, como el operativo Barrios Seguros: “hicimos un 70 por ciento más de detenciones por diferentes delitos; incautamos en enero un 170 por ciento más de armas de fuego que en enero del año pasado, y reforzamos la presencia policial en todos las ciudades las 24 horas del día”.

Garantizar la alimentación

En otro orden, confirmó que, en materia de Desarrollo Humano, “nuestros objetivos más urgentes en este tema son garantizar la alimentación, porque a nadie le puede faltar un plato de comida, cuidar a los niños y a los adultos mayores y terminar con la violencia social y la violencia de género en particular, atendiendo sus consecuencias, pero trabajando en prevenir sus causas”.

Anunció que “estamos trabajando en una ley para declarar la emergencia alimentaria en la provincia”.

Punto de partida

“Conocer nuestra realidad nos sirve como punto de partida para empezar a mejorarla”, indicó Frigerio ya sobre el final de su discurso.

“Hay una Entre Ríos mejor posible y estamos avanzando hacia ella”, describió el mandatario y aclaró que “no hay margen para mezquindades ni oportunismos”.

Sostuvo que “estamos iniciando una etapa distinta en nuestra provincia”, “este sendero de sentido común”, cuyo objetivo es “poder vivir en una Entre Ríos que nos permita desarrollarnos y concretar nuestros proyectos y sueños”. “Lo estamos empezando a hacer. Hoy, Entre Ríos ya está en marcha”, finalizó.

Fuente:Análisis/Prensa de la Gobernación de Entre Ríos.
 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

El CGE comienza un relevamiento de conectividad en las escuelas entrerrianas

La iniciativa, implementada a través del Sistema de Administración de Gestión Educativa (SAGE), tiene como …