Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » La Provincia » Gustavo Blanc: "La mentira del buen administrador"

Gustavo Blanc: "La mentira del buen administrador"

El dirigente gremial docente, Gustavo Blanc, va sobre la imagen "de buen administrador" del gobernador Bordet. 

 

(*) Por GUSTAVO BLANC

Los partidarios del Gobernador de Entre Ríos muchas veces lo han presentado como un buen administrador.

Esto es absolutamente falso pero además esconde un supuesto más falso aún. Daría la impresión que si es un “buen administrador” también es un “buen gobernador”. Nada más equivocado, ser bueno administrando no significa necesariamente que se sea bueno gobernando puesto que el gobernante no solo debe lograr que los números de la administración pública “cierren” correctamente como si fuese el CEO de una empresa.

Por el contrario el gobernante debe buscar las estrategias necesarias para priorizar que los recursos públicos –que no deben ser generados en base al sufrimiento de los trabajadores y los más necesitados sino en base a la contribución de quienes tienen ganancias siderales- sean dirigidos a lograr igualdad de oportunidades para los más necesitados, buena educación y buena salud para garantizar justamente esa igualdad de oportunidades, obras de infraestructura necesarias para el bien común, etc.

Aclarado este primer punto –no menor- es hora de desmontar la frase mentirosa de que “Bordet es un buen administrador”.

Sostener esto es ignorar que Bordet en su primer gestión, más precisamente en el año 2017, endeudó a la provincia de Entre Ríos en 500 millones de dólares, deuda que fue contraída bajo legislación extranjera (si, entregando la soberanía), a muy corto plazo (ya la provincia está en default) y con una tasa de interés en dólares de 8,75 % anual, lo cual es altísima.

Si, el “buen administrador” endeudó a la provincia de Entre ríos en dólares por primera vez en la historia. Esto no es menor puesto que la provincia tiene la totalidad de sus ingresos en pesos. Para saber en nuestro país que teniendo ingresos en pesos es temerario endeudarse en dólares no hace falta ser contador. Encima la deuda tomada es –como quedo dicho- a elevada tasa de interés y a corto plazo.

Solo con estos datos el concepto de “buen administrador” no cabe para el gobernador Bordet. El mismo en su segundo mandato no pudo pagar los vencimientos de la deuda e hizo entrar a la provincia en default.

Hay muchos entrerrianos que no conocen de esta deuda, extrañamente se habla poco del tema, pero son aún menos los que saben a dónde fueron estos 500 millones de dólares. ¿Para qué se endeudó el “buen administrador”? ¿Qué obras en beneficio del pueblo realizó con ese dinero? ¿Cómo previó pagarlo si los ingresos provinciales son en pesos?

El falso “buen administrador” se encontró en su segundo mandato con que debía comenzar a pagar la deuda contraída. Parece que el contador que gobierna nuestra provincia no esperaba que el peso se devaluara y que el valor del dólar pase de $ 15,60 en febrero de 2017 a la cotización actual ($ 86 el oficial, 142 el turista y 160 el blue). Semejante devaluación hace que se resalte el gravísimo error de tomar deuda en dólares cuando los ingresos provinciales son en pesos.

Ante esta situación, ¿que hizo Bordet? Dejo de pagar la deuda entrando en lo que se llama default virtual o selectivo y comenzó a tratar de renegociarla. Para renegociar la deuda pretende mostrar baja del gasto público. Bordet eligió no bajar el gasto político ni el superfluo sino que siguiendo recetas neoliberales buscó bajar el gasto en salarios de activos y jubilados.

Es así como en esta segunda gestión ya sin acceso a crédito internacional y teniendo que pagar los créditos anteriores el “buen administrador” encontró una fórmula para que “los números cierren” y esa fórmula fue congelar los salarios y, en algunos casos – ley de emergencia mediante- bajar algunos sueldos de trabajadores activos y jubilados.

El congelamiento de salarios implica para este año 2020 una pérdida de poder adquisitivo de alrededor del 35 % o sea el congelamiento es rebaja salarial debido a que la inflación crece mes a mes.

La ley de emergencia y su intención de bajar de un 2 a un 10 % los sueldos de aquellos trabajadores que ganan más de 58000 pesos de bolsillos es fruto de una concepción nefasta puesto que estamos en un país en que la línea de pobreza se aproxima a 50000 pesos, o sea que a quienes superan por un 15 % la línea de pobreza se le pretendía bajar los salarios un 2 %. Esto muestra crudamente el pensamiento del “buen administrador” Gustavo Bordet, un trabajador según él no debe superar por mucho la línea de pobreza, debe quedar estancado por debajo de la misma o apenas superarla por poco. No importa que acceda a sus cargos por concurso, no importa que tenga antigüedad y trabaje varios turnos, lo que le importa a Bordet es que no deje de ser pobre.

El “buen administrador” necesita mostrar estos ajustes a los acreedores, necesita mostrar que “baja el gasto” porque para él la educación y la salud son gastos y no inversiones.

Pero pareciera que nada es suficiente y encima el “buen administrador” tropezó con los recursos judiciales presentados por los Sindicatos entrerrianos y vio suspendida su ley de emergencia.
Ante esa novedad Bordet trata nuevamente de “ajustar” a los trabajadores y lo hace atacando la ley jubilatoria, sin modificarla pero derogando Resoluciones de la caja y creando otra nueva en la cual pretende drogar el 3 por 1 (beneficio que tenemos los trabajadores entrerrianos y que significa que cada tres años que nos excedemos en aportes se resta uno de edad como requisito para acceder a la jubilación).

Ataca nuevamente a los trabajadores el gobernador Bordet, parece ser insaciable, no le alcanza con congelar salarios, no le alcanza con que perdamos brutalmente contra la inflación, no le alcanza con pretender bajar los sueldos de algunos trabajadores, también debe ir por la jubilación. Parece que nunca pensó en cobrar impuestos a las tierras improductivas, a los grandes ingresos y al sector financiero. Solo pensó en ajustar a los trabajadores.

Es así que se derriba el mito del “buen administrador” porque bordet nos endeudó, no puede explicar donde esta ese dinero y ahora que no tiene crédito y debe empezar a pagarlo no se le cae una idea que no sea castigar y ajustar a trabajadores activos y jubilados de la provincia.

 

(*)Docente. Ex Secretario General de Agmer Uruguay.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Las restricciones nocturnas serán decididas por los gobernadores

Ahora habrá que esperar qué decide cada provincia. Nota relacionada: Los gastronómicos uruguayenses... Los 24 …