BNA
Inicio » Novedades » La Argentina de kristina es más parecida a la de Menem que a la de Alfonsín
MENEM, CAVALLO Y MARTÍNEZ DE HOZ DESCORCHAN CHAMPÁN. DONDE ESTÉN

La Argentina de kristina es más parecida a la de Menem que a la de Alfonsín

 

Vamos a ver: Kristina asegura que en la Argentina no hay pobres, que se ha desarrollado la industria nacional, y que es un hecho el desendeudamiento externo.

 

Por JULIO MAJUL

 

Si esto fuera cierto,  si algo fuera cierto, el balotaje no tendría sentido: el motonauta merecería ser Presidente.

Pero veamos si es cierto, o si  (como cree quien escribe) en realidad a estas horas, donde sea, en el infierno más horrendo si existe, el ignorante baratijero Menem, el destructor Cavallo y el terminator Martínez de Hoz, festejan con champagne francés: el plan que pergeñara el ministro de la dictadura es un éxito maravilloso.

La Argentina debe más que cuando asumió Kirchner, la industria real se achicó, y la pobre gente pobre aumentó.

 

LA ETERNA DEUDA EXTERNA

Según las cifras del Banco Central y el Ministerio de Economía, de hace unos días, nuestra pobre y desdichada Patria debía en diciembre de 2014  u$s 228.700 millones.

Cuando asumió Él, la deuda reconocida era de u$s 144.500 millones. Luego del grandioso canje de 2005 bajó a u$s 126.500 millones. En diciembre de 2014 debíamos 228.700 palos verdes. Más, la nueva deuda de 2015, la deuda no contabilizada (con holdouts y el resto del cupón PBI), lo que elevaría el total a U$S 270.000 millones.

Esos números (como señala el economista anti K Ismael Bermúdez)  no incluyen la deuda de provincias y municipios, empresas del Estado, organismos nacionales, fondos fiduciarios, Banco Central y juicios contra el Estado con sentencia en firme.

¿Qué hace el kristinismo? Considera que la deuda con el Banco Central, la ANSeS, el Banco Nación y demás entes públicos, están amparados por un pagadiós, y que no se pagarán nunca. O sea,  que no nos pagarán a los argentinos lo que sí pagaron sin discutir (coimas y comisiones incluidas) a por ejemplo Repsol y el Club de Paris.

 

EN LOS TERRIBLES AÑOS ´70

En este momento recuerdo una charla informal que tuvimos en la Universidad de Buenos Aires, a inicios de la hecatombe de los años de plomo, en la cátedra de Marcelo Ramón Lascano, donde en definitiva acordamos que seguramente lo menos peor era endeudarnos con capitales argentinos. Pero siempre sabiendo que era deuda. Y en esto estuvo acorde por ejemplo Aldo Ferrer, que era la misma palabra mayor que es hoy.  Lo que  a nadie se le ocurrió nunca es que pidiéramos prestado a los argentino para pagar  a los extranjeros, les pagáramos, y no pensáramos devolverle el dinero a los argentinos.

Eso es lo que están haciendo Kiciloff y Kristina: mienten habernos  desendeudado, cuando en realidad cambiaron el acreedor: le pagaron a los ladrones de Repsol, y a los piratas del Club de Pris los intereses usurarios que les pidieron, pero parece que no piensan devolvernos a los argentinos nuestro propio dinero.

Martínez de Hoz debe estar organizando un gran champagne party en su lugarcito del averno; nunca debe haber soñado que este día llegaría; el día de la sinvergüenza llevada al paroxismo.

En otra ocasión seguiré con la pobre gente pobre y la destruida industria nacional.

Por hoy, ya explicamos lo que se tapa bajo el bolazo infame del desendeudamiento.

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Villaguay: suspendieron al concejal libertario que resaltó al dictador Videla

El Concejo Deliberante de Villaguay suspendió por dos meses sin cobro de la dieta al …