BNA
Inicio » Novedades » La falacia del “Tú también” en el país del “Yo no fui”

La falacia del “Tú también” en el país del “Yo no fui”

El gobierno de Cambiemos justifica todo lo que hace mostrando que el gobierno anterior también lo hizo. El Frente para la Victoria no existe más. La neurociencia va a estar en problemas para justificar el endeudamiento. Y la muerte de una burguesa victoriosa demonizada por algunos, alabada por otros.

 

Por A.S.

 

¿Cómo anda? ¿Contento?

¿Debería estarlo?

Y sí. Todo tiene un final, todo termina.

¿Anduvo escuchando rock nacional del viejo y bueno?

Siempre. Pero me refería a la nueva salvajada del Gobierno. Con la cuestión de las pensiones por discapacidad.

Ah. Sí. Qué cosa, este país nuestro bendito ¿no? El Gobierno da de baja unas 80 mil pensiones de discapacidad y cuando salta la indignación, para justificarse muestra que en 2015, el Gobierno anterior dio de baja unas 170 mil pensiones por razones similares.

 

Y que entonces nadie dijo nada.

Claro. La indignación selectiva, que le dicen.

La grieta sigue intacta, pero cada vez apesta más. Ahora, como la indignación es selectiva, hay unas cuantas medidas que no generaron ningún tipo de aclaración ni rectificación, ni mucho menos vuelta atrás. Por ejemplo el aumento de las dietas.

Ja. Ahí no hay grieta.

O la quita de las retenciones a las mineras. O Vaca Muerta, cada vez más en manos de las multinacionales. O los acuerdos con China. En esas cosas, no hay mucha diferencia con el gobierno anterior.

Cierto. La duda que me queda es si cada macana que se mandan la van a justificar así. “Los otros también lo hicieron, así que ¿por qué nosotros no?”

Es hacer trampita eso, ¿nocierto? Si vos robás, yo también puedo hacerlo.

Tal cual. En filosofía eso se conoce como “la falacia tu quoque”, que en latin significa precisamente tú también”.

Mire usté. ¿Así que eso también está estudiado?

Claro. No hay nada nuevo bajo el sol. Y como bien decía usté, es un argumento tramposo, una manera de atacar a un razonamiento atacando en realidad a quien lo propone.

Bueno, pero lo importante es que decidieron dar marcha atrás.

Eso anunció la ministra. ¿Vio que las únicas buenas noticias que sigue dando el Gobierno son las rectificaciones de sus propios anuncios? Pero mejor desconfíe.

¿Por?

Porque si miramos “la letra chica” de lo que dijo la funcionaria, la cosa cambia un poco. La ministra Stanley prometió "restablecer todas aquellas pensiones de personas que tienen una discapacidad que por error de aplicación de criterio pueden haberse quedado sin cobrar la pensión en este último cobro".

¿Y?

Porque acá no hubo errores. Lo que hubo es un criterio que revela la forma de pensar, una vez más, de este gobierno, según el cual el hecho de padecer una discapacidad no alcanza para merecer el apoyo de la comunidad, expresada por el Estado. Como el Gobierno cree (y pongo énfasis en eso de que “cree”) que hay pensiones mal otorgadas, las elimina a mansalva. Es la misma lógica falaz con la que se hacen, por ejemplo, los bombardeos masivos. Y no estoy exagerando. Analizar cada caso les parece mucho trabajo.

¿Usté dice que esas pensiones no están mal otorgadas?

No. Digo que una cosa es la corrupción, es decir, si hay personas que no padecen ninguna discapacidad recibiendo pensiones como si tuvieran una discapacidad. En ese caso, hay que detectar cada situación y suspenderla. Y a otra cosa. Pero no es eso lo que hizo el Gobierno. Lo que hizo fue establecer un criterio que literalmente viola derechos humanos, ignora que en la Argentina adherimos a la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad, que reconoce como un derecho humano el de asegurar a esas personas que puedan desarrollar una vida libre de obstáculos.

No sé si le entiendo.

Le doy un ejemplo. Para el Gobierno, que una persona adulta tenga síndrome de Down, o no pueda moverse por sus propios medios, o padezca displasia de Kniest, no son suficientes motivos para recibir una pensión. Para ellos, todo eso no es obstáculo para trabajar, así que basta de pensiones para esa gente.

Ahhh. Ahora le entiendo. Cada persona con discapacidad debería mostrar que no puede trabajar. Ni siquiera que no puede conseguir trabajo.

Algo así. No lo digo yo. Lo dijo el presidente de la Comisión Nacional de Pensiones Asistenciales, Guillermo Badino. Le leo: “Una persona con síndrome de Down no es sujeto de derecho de esta pensión. Puede trabajar si lo deseara, quizás le pueda caber la asignación universal por hijo”.

Qué bárbaros. Ahora, son medio salames ¿no? Torpes. No sé, como quiera llamarle. No se puede creer que tomen medidas como éstas.

¡Encima en año electoral! Imagínense lo que pueden llegar a hacer si la población los apoyara masivamente.

Ni quiero. Pero difícilmente pase eso ¿no?

No parece.

Según las encuestas, en eso hay coincidencia total entre los encuestadores, la mayor parte de la ciudadanía está desconforme con este Gobierno, pero al mismo tiempo no quiere saber nada con los corruptos que se fueron en 2015. Y esos corruptos lo saben, por eso ya están reconvirtiéndose, lo más rápido que pueden.

¿Usté cree? Yo los veo a todos muy orondos en sus cargos…

Sí, pero mire los detalles. ¿Se dio cuenta de que el Frente para la Victoria ya no existe más, no?

¿Cómo que no existe más?

Desapareció. Se acabó. Es historia. En Entre Ríos el peronismo inscribió una alianza que se llama “Frente Justicialista Somos Entre Ríos”.

Sí, y la forman el PJ que conduce Bordet, el conductor natural…

El conductor natural es el que firma los cheques.

Naturalmente.

Pero no crea que solo pasa en el peronismo.

Naturalmente. Je.

Bueno, pero sigo: a ese frente lo forman el PJ, el partido de Jorge Busti, que se llama FEF, y cuatro partidos más, que en realidad no existen: el Frente Grande…

¿El de Chacho Alvarez?

Ese mismo. El Movimiento por Todos, el Partido de la Cultura, la Educación y el Trabajo y el Partido Compromiso Federal.

¿El Partido de la Cultura, la Educación y el Trabajo? ¿Y ése cuál es?

El de Hugo Moyano.

Me está jodiendo. ¿El partido de Moyano en Entre Ríos es socio de Urribarri?

Ajá. Y también Busti, le recuerdo.

¿Y todos los ex comunistas del Frente Grande?

Bueno, “todos” suena como mucho... Son tres o cuatro funcionarios del peronismo que mantienen la personería jurídica para facilitarle al PJ formar frentes. Igual que el Movimiento por Todos, que ya ni se acuerda de quiénes son sus propios dirigentes. Ambos, dicho sea de paso, le cobran en cada elección al PJ algunos pocos pesos o algunos pocos cargos.

Es un negocio.

Un trabajo, como cualquier otro. No sea demasiado duro con esa pobre gente, que no sabe de qué otro modo ganarse la vida.

Ahora, eso es en Entre Ríos. Pero en el resto del país, me imagino que el kirchnerismo, el Frente para la Victoria, debe seguir existiendo.

Se imagina mal. Bueno, en realidad, en Santa Cruz, sigue existiendo. O por lo menos se presenta con ese nombre.

Bueno, justamente allí…

Sería el colmo ¿no? Pero en la provincia de Buenos Aires, el único lugar del país en el que Cristina aun manda en el peronismo (sacando Santa Cruz, que es casi como ser emperador de un cementerio), formó un frente que se llama Unidad Ciudadana, ¡que no incluye al PJ!

Ah sí, porque es toda una manganeta, como decía mi abuela, para dejar afuera a Randazzo. Una estrategia bastante absurda Yo creo que la droga que consume le está haciendo mal.

¿Qué droga?

La soberbia. Produce cerrazón, negación de la realidad, y finalmente aislamiento.

Puede ser. He visto fanáticos cristinistas contentos porque Randazzo se lleva a gente como Pichetto, Abal Medina, Emilio Pérsico y Alberto Fernández.

Razonamiento raro ¿no? Fíjese los nombres: todos figuras claves durante el Gobierno anterior. El ex presidente de bloque del FPV en el Senado, dos ex jefes de Gabinetes, el líder de uno de los principales movimientos sociales que apoyó al kirchnerismo, y bastante tiempo responsable de la Secretaría de Agricultura Familiar. ¿Ahora descubren que eran malos?

Raro, sí. Además de que no parece molestarles que se queden junto a ella otros como Aníbal Fernández, De Vido, Boudou, Esteche…

Estarán esperando que se vaya otro y se los lleve. Hasta quedar ellos solitos, con Cristina, santa, impoluta. El fanatismo, del lado que sea, termina destruyendo la conexión entre las neuronas. En serio.

¿La conexión entre las neuronas? Uh, no me diga que a usté también le agarró para el lado de la neuromoda.

Nah, estoy resistiendo como puedo. Y más desde que Facundo Manes es candidato del PRO.

¿Está confirmado?

Parece. Si con toda su ciencia la conclusión es ésa, ¡cómo no va haber tanta gente que caiga en la pseudociencia, en la charlatanería, en los manosantas y en el psicoanálisis!

Ja. Ésa es buena. A mí me tienta mucho la participación de Manes en el PRO. Quiero ver cómo justifica, desde la neurociencia, la toma de deuda a 100 años, por ejemplo.

No crea, en eso no usa la ciencia. Va a retomar la falacia “tu quoque”

¿Lo qué?

La que hablábamos al comienzo.

Ah, “tú también”.

Esa. Le va a decir que el gobierno kirchnerista dejó a diciembre de 2015 240.665 millones de dólares, sin contar los valores negociables vinculados al PBI, que el gobierno anterior se negó a contabilizar.

¿Y eso es posta?

Absolutamente. Eso viene alertando Alejandro Olmos Gaona, quizás el mayor especialista en el tema que hay en la Argentina.

Pero este Gobierno sigue agrandando la deuda.

Obviamente. Se estima que para fin de año, la deuda llegará a los 300.000 millones de dólares, con el enorme pago de intereses por año que eso significa. A eso hay que agregarle estos nuevos bonos a 100 años.

Por eso, va a ser interesantísimo: van a tener que poner a andar todas sus neuronas neoliberales para explicar eso, y pintarlo de manera que parezca algo bueno. Hablando de embellecer, ¿vio el obituario con el que el Presidente despidió a la dueña de Clarín, la “bestia negra” del kirchnerismo?

Sí. Es notable. Por un lado, es raro.

¿Raro?

Sí, me resulta raro ver cómo un Presidente en ejercicio le chupa las medias a un cadáver. Por el otro, también pienso que es raro cómo demonizan a la muerta. No es pa´ tanto.

¿Le parece?

Sí, me parece que exageran. La mina era una nueva rica, una burguesa que ni siquiera construyó ella sola su fortuna sino que tuvo el gran mérito (casi que el único) de casarse con el dueño del negocio.

Bueno, pero mantuvo el imperio y lo hizo crecer.

Ese es el otro mérito: se animó a confiar en el management de otros, de gente como Héctor Magnetto, tan inescrupulosos como cualquier otro miembro de las clases dominantes argentinas.

Pero le salió bien. Incluso nunca tuvo demasiados problemas con la justicia si se consideran las varias tropelías que cometieron para quedarse con una posición dominante en el mercado.

Claro que le salió bien. Convengamos: la otra burguesa (la que fue su socia hasta 2007 y ahora es la Redentora de las Masas pero sin FPV) no solo no pudo derrotarla sino que además tiene bastante más problemas con la justicia que los que en vida tuvo la muerta. Y casualmente quienes las demonizan a ambas no se dan cuenta de los grandes negocios que hicieron (la burguesa inescrupulosa viva con la burguesa inescrupulosa muerta) hasta el año 2007 sin que antes de esa fecha jamás dijesen, ambas, ni una sola palabra en contra de la otra. Cosas que pasan en la Argentina peronista.

Cosas que pasan en la Argentina del “Yo no fui”.

Que no es muy diferente a la del “Tú también”.

Bueno. La seguimos en quince días, ¿le parece?

 

(*). Nota publicada en la edición de la revista Análisis de la Actualidad de Paraná.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

El adiós a Hugo Prat, el que nunca se enojaba

El 20 de febrero y después de varios días de aferrarse a la vida, falleció …