BNA
Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » La Provincia » La sociedad de la familia Urribarri fue armada por la esposa de Guillermo Moreno
De Vido apostó fuerte por la candidatura presidencial de Urribarri. (Foto: UNO)

La sociedad de la familia Urribarri fue armada por la esposa de Guillermo Moreno

La sociedad Kriptax Inc, integrada por los hijos del ex gobernador Sergio Urribarri y dedicada al negocio de la soja, fue conformada por la escribana Marta Cascales, esposa del ex secretario de Comercio kirchnerista, Guillermo Moreno. La escribana Cascales fue socia de Alessandra “Lali” Minnicelli, esposa de Julio De Vido, en la consultora Fonres para atender juntas ciertos negocios privados. De Vido era el funcionario del kirchnerismo que más apoyó a Sergio Urribarri en su “sueño entrerriano” por llegar a la candidatura presidencial.

 

Por DANIEL ENZ de ANÁLISIS DIGITAL

 

La fuerte vinculación de Sergio Urribarri con el polémico ex funcionario kirchnerista, Guillermo Moreno y con el ex ministro de Planificación, Julio De Vido, quedó demostrado en el documento de creación de la sociedad Kriptax Inc, en la que aparecen como socios varios de los hijos del ex gobernador. La sociedad fue confeccionada por la escribana Marta Cascales, esposa de Moreno y quien fuera también socia de la mujer de De Vido, Alessandra  “Lali” Minnicelli. Ambas integraban una sociedad anónima con domicilio en Avenida Cordoba 1145, de Capital Federal. Según consta en el Boletín Oficial, la empresa se dedica a un rubro que ya era una marca del kirchnerismo: “El ejercicio de la actividad de Fiduciario Financiero. Según la Ley número 24.441, la S.A. está habilitada para “la adquisición, enajenación, cesión y transferencia de la propiedad fiduciaria de cualquier tipo de bienes, créditos, derechos y/o títulos de crédito, incluyendo sin limitación créditos hipotecarios y prendarios”.

Durante la era K, los fideicomisos se convirtieron en el instrumento preferido por De Vido para financiar las obras públicas que hace el gobierno nacional a lo largo de todo el país. Tenían las oficinas en Puerto Madero; o sea, muy cerca de la denominada La Rosadita, donde el dinero sucio se contaba y se pesaba.

Como se consignara en este medio, las relaciones entre Urribarri y De Vido se fueron profundizando a partir de la llegada al poder de Cristina Fernández. El ministro de Planificación no solamente “beneficio” con cientos de obras a Entre Ríos, a partir de esa buena relación con Urribarri, sino que el año pasado, cuando el ex gobernador comenzó a recorrer el país por su campaña presidencial -a la que luego se bajó-, De Vido era su principal bastión. De hecho, también fue su sostén económico en el gobierno de Cristina F, obviamente, con dineros públicos.

El lazo entre De Vido y Moreno venía de años, de cuando se conocieron en la Corriente Peronista Federal que Néstor Kirchner lanzó en 2000. La escribana Marta Cascales es recordada cuando, en pleno conflicto con el campo, golpeó en el restaurante vasco Laurak-Bat del barrio de Monserrat a Fátima White, esposa del productor agropecuario Sebastián de la Bouillerie. Por esos días, Urribarri marcó distancia del entonces presidente de Diputados y su principal mentor político, Jorge Busti y con esa postura logró un fuerte acercamiento a Cristina Fernández, precisamente por oponerse al reclamo del campo, liderado en Entre Ríos por el dirigente Alfredo De Angeli, actual senador nacional de Cambiemos.

 

Cascales cuenta con currículum kirchnerista propio, con pasos como funcionaria por la petrolera estatal Enarsa y Ar-Sat, y su rol privado como escribana en la constitución de Meldorek, la empresa de Sergio Schoklender que terminaría en el epicentro del escándalo de «Sueños Compartidos» y Madres de Plaza de Mayo, además de asesora legal para el armado de los fideicomisos entre Venezuela y la Argentina.

La mujer de Guillermo Moreno siempre fue una desconocida para el gran público pero para el kirchnerismo fue una pieza clave. Marta Amelia Cascales no era sólo la pareja de Moreno en el ámbito privado, sino también su mano derecha y endurecida en la gestión pública. La escribana fue jefa de asesores del secretario de Comercio Interior y lo acompañaba en cada una de las jugadas estratégicas del entonces funcionario.

Cascales se encargaba personalmente de la causa judicial contra la petrolera Shell por desabastecimiento y de los encontronazos con el sector agropecuario que se libraban en los Tribunales. Incluso, llegó a integrar el directorio de la empresa satelital Arsat, que presidía el ex gobernador mendocino Rodolfo Gabrielli. Además, durante la gestión de Néstor Kirchner, fue designada como parte de la petrolera Enarsa.

En un principio, la empresa Kriptax Inc. S.A. fue conformada por Mauro Gabriel y Sergio Damián Urribarri, dos de los hijos del ex gobernador y luego se sumó el futbolista de Atlético Rafaela, Bruno Urribarri. Pero tampoco fue una sociedad que se originó con ellos, sino que “compraron” la firma. El ingreso a la sociedad por parte del actual ministro de Gobierno de Entre Ríos, Mauro Urribarri y de su hermano mayor, Sergio Damián, se produjo el 9 de octubre de 2008. Ese ingreso se concretó por la renuncia de María Rosa Barraza y Silvia Guallama, ambas con domicilio en la provincia de Buenos Aires. Se reformó el estatuto y el objeto, porque hasta ese momento era una “constructora, mediante la refacción y reciclado de inmuebles, administración, arrendamiento, comercialización y explotación integral de inmuebles urbanos y rurales”. La fecha de inscripción de Kriptax Inc ante la AFIP fue el 4 de agosto de 2008 y dos meses después pasó a manos de los hermanos Urribarri.

Con la incorporación de los hijos del ex gobernador, la empresa pasó a ser “agropecuaria, mediante explotación de establecimientos rurales en inmuebles propios o arrendados, compra, venta, cría y engorde de ganado vacuno, ovino, porcino o equino. Siembra y forestación y explotación de frigoríficos. Importación y exportación de ganado en pie o faenado, granos y maderas. Compra venta, importación o exportación de fertilizantes, plaguicidas y productos de uso veterinario”. El domicilio fiscal es en el coqueto edificio de calle Junin 658, piso 6, departamento A, torre B, de Capital Federal, donde funciona la firma Darco S.A., dedicada a servicios inmobiliarios. O sea, la conocida dirección fiscal en la que también aparecieron firmas de Miguel Marizza y de Jorge Mizawak -padre de la presidenta del Superior Tribunal de Justicia, Claudia Mizawak-, entre otros conocidos empresarios paranaenses, varios de ellos ligados al negocio de la construcción.

Las anteriores socias de Kriptax, María Rosa Barraza y Silvia Guallama, formaron una verdadera empresa fantasma. En su momento declararon domicilio en Mendoza 5640, también en Buenos Aires, pero esa altura no existe y en el barrio nadie escuchó hablar de las entonces empresarias. Es más: Guallama y Barraza eran beneficiarias de planes sociales y su domicilio real está ubicada en la villa Carlos Gardel. Ambas cobraron el plan social Jefas de Hogar hasta enero de 2009, cuando se les dio la baja y fueron traspasadas al Plan Familia. A su vez, las dos mujeres, aparecían, por esos tiempos de entre 2007 y 2010, en un total de 17 sociedades fantasmas, que con el correr de los años pasaron a otros “empresarios”. Entre ellos –además de los hermanos Urribarri- aparece el ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime, actualmente preso por la justicia.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Convocan a organizaciones que trabajan la temática de género a formar parte del Observatorio de la Ley Micaela

La Secretaría de Mujeres, Género y Diversidad del Ministerio de Desarrollo Social, a través del …