BNA
Inicio » La Región » Las ventas vuelven a caer y acumulan una baja del 0,4 por ciento en el primer trimestre

Las ventas vuelven a caer y acumulan una baja del 0,4 por ciento en el primer trimestre

Según un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, los resultados vuelven a ser adversos para las ventas. En marzo registró una caída del 0,1 por ciento, lo que acumula un 0,4 por ciento en caída durante los primeros tres meses del año.

Las ventas minoristas pymes descendieron 0,1 por ciento anual en marzo, medidas a precios constantes, y suman así un declive del 0,4 por ciento en el primer trimestre del año, frente al mismo periodo de 2022. En la comparación mensual, los comercios vendieron 0,7 por ciento más que en febrero.

Cuatro de los siete rubros relevados vieron reducir sus ventas en el contraste interanual, registrándose el mayor retroceso en Indumentaria (-10,1 por ciento), mientras tres rubros finalizaron en alza, con la mayor suba en Farmacias (+8,2 por ciento).

En la suma del primer trimestre, comparado con el mismo periodo de 2022, prevalecieron los aumentos, con cuatro rubros en alza y tres en baja. Los rubros que más crecieron y cayeron fueron los mismos que para este último mes, Farmacias (+8,9 por ciento) e Indumentaria (-11,8 por ciento), respectivamente.

En estos primeros meses del año, los hogares mantuvieron sus niveles de consumo en alimentos y bebidas, concretaron compras en bienes durables que tenían planificadas, especialmente electrónicos, y evitaron productos menos urgentes como indumentaria, calzados, decoración y textiles del hogar.

Así surge del Índice de Ventas Minoristas Pymes de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), elaborado en base a su relevamiento mensual entre 1.184 comercios minoristas de todo el país, realizado entre el 3 y 5 de abril.

Fuente: Elaboración propia en base a encuesta de CAME.

Análisis sectorial

Alimentos y bebidas

Las ventas en marzo crecieron 1,5% anual, pero bajaron 1,1% mensual, a precios constantes. Para el primer trimestre del año acumulan un aumento de 2,6% frente al mismo periodo del año pasado. Si bien el mes fue mejor que en 2022, los comerciantes manifestaron mucha preocupación por los precios, especialmente por carnes que subieron fuerte en febrero y marzo, y no están pudiendo trasladar a los importes la totalidad de los aumentos. Hubo más consumo en grandes comercios donde la gente aprovechó las ofertas y promociones agresivas, y eso también les restó ventas a los almacenes de barrio. Igual, el mes dejó un balance positivo.

“El pollo en el mes aumentó 80%, no trasladamos al público porque si no las ventas serían más bajas. En las últimas semanas, la gente empezó a pagar todo tarjeta de crédito, hubo pocas ventas en efectivo”, contaron desde una pollería de la ciudad de Rosario, Santa Fe.
“Con el inicio de clases nuestras ventas comenzaron a mejorar, pero con los aumentos de precios que están ocurriendo será difícil mantener el consumo”, resumieron desde un minimercado de Godoy Cruz, en Mendoza.

Bazar, decoración, textiles para el hogar y muebles

Las ventas descendieron 1,7% anual en marzo, pero subieron 1,8% mensual, a precios constantes. Para el primer trimestre suman un retroceso del 1,8% frente al mismo periodo del año pasado. La falta de financiamiento a más largo plazo y en cuotas sin interés comenzó a afectar la venta de muebles, que hasta ahora venía bastante bien. En el rubro decoración y textiles del hogar, el contexto económico actual no está ayudando y en marzo la gente evitó esos gastos.

“Fue un mes bueno porque ingresaron pedidos que nos salvaron la venta, pero en general el rubro viene flojo”, expresaron desde un local de la ciudad de San Benito, en Entre Ríos.
“La situación se nota muy resentida, las ventas son más bajas que en 2022. Sería bueno que lancen programas para fortalecer a los comercios porque a este ritmo vamos a terminar cerrando”, advirtieron desde una tienda de textiles para el hogar de la ciudad de San Martín.

Calzado y marroquinería

Las ventas en marzo tuvieron un declive interanual de 2,9% y un incremento mensual de 2,1%, siempre a precios constantes. Para el primer trimestre llevan una caída del 2% frente al mismo tramo del 2022. Los comercios trabajaron mejor las primeras dos semanas del mes, pero luego la venta desapareció. Continuaron los problemas de abastecimiento, especialmente en primeras marcas y calzado importado.

“Con el comienzo de las clases hubo una suba en las ventas, pero ahora están disminuyendo, la gente no tiene plata”, comentaron desde una zapatería de la Ciudad de Buenos Aires.
“No sabemos qué sucederá con las ventas, hay poco poder adquisitivo, y el calzado deportivo subió mucho. Marzo fue muy malo para nuestro negocio”, contaron desde un local de venta de zapatillas de primeras marcas de la ciudad de Córdoba.

 

Farmacia

Las ventas del mes crecieron 8,2% anual y 0,3% mensual, a precios constantes. Para el primer trimestre del 2023 suman un aumento de 8,9% contra igual periodo del año pasado. Hubo demoras en las entregas de las droguerías lo que perjudicó la venta. En algunos casos se suplantaron con productos genéricos. Las farmacias que venden con obras sociales tuvieron un movimiento similar al año pasado, mientras que las otras, trabajaron mejor.
“En marzo comenzaron las ventas relacionadas a tratamientos para alergias y enfermedades respiratorias, lo que hizo aumentar las ventas mensuales, pero con relación a marzo del año pasado vendimos muy similar”, señalaron desde una farmacia y perfumería de la ciudad de Salta.

“Vender se vende bien, pero trabajar con obras sociales está volviendo insostenible el negocio farmacéutico”, dijeron desde una farmacia de la ciudad de San Luis.

Perfumería

Las ventas en marzo retrocedieron 2,4% anual y 4,1% mensual, a precios constantes. Para el primer trimestre el aumento es del 1,5% frente al mismo lapso del 2022. Hubo muy poco movimiento, en perfumes, lo que salió mayormente fue lo nacional y de bajo importe. En cambio, los productos caros e importados casi no tuvieron expendio. Lo que mejor se vende en cualquier contexto, son los productos anti-age, donde se hace un esfuerzo y se gasta, pero en marzo esa venta se orientó a la mercadería más económica.

“Pensábamos que en marzo se reactivaría el consumo, pero siguió cayendo, los precios cambian todo el tiempo, es muy difícil trabajar así”, contaron desde un local del rubro en San Fernando, Provincia de Buenos Aires).
“Estamos preocupados, ha bajado muchísimo el nivel de ventas, pensamos que tiene relación con la apertura de varios comercios en la zona con propuestas similares a la nuestra, pero tampoco a ellos les está yendo bien”, confiaron desde una perfumería de San Salvador de Jujuy).

Ferretería, materiales eléctricos y materiales de la construcción

Las ventas mejoraron un 3,7% anual en el tercer mes del año y 4,9% mensual, a precios constantes. En el trimestre tiene un aumento del 1%, siempre en la comparación interanual. El expendio del mes se orientó fundamentalmente a obras nuevas, lo que hizo que los locales de mayor envergadura vendieran mejor que los más pequeños. Igual el mes fue bueno. Hubo más consultas de lo habituales y los comercios consultados esperan sostener la demanda en abril.
“Se está vendiendo bastante bien, pero sería bueno que vuelvan a dar créditos para la construcción para fomentar más el consumo”, pidieron desde un local del sector en Mar del Plata, Provincia de Buenos Aires)
“El cepo a las importaciones, reduce las posibilidades de tener mayor variedad de productos, pero el mes fue bastante bien”, dijeron desde un local de materiales eléctricos, en Comodoro Rivadavia en la provincia de Chubut

Textil e indumentaria

Las ventas declinaron un 10,1% anual y subieron 1% mensual, a precios constantes. Para el primer trimestre llevan un desplome del 11,8% frente al mismo periodo del año pasado. Fue el rubro de mayor retracción y es el quinto mes consecutivo en que las ventas caen. En enero y febrero los precios se habían mantenido estables, pero en marzo hubo muchos aumentos fuertes. Los comercios que sostuvieron precios vendieron mejor, pero resignando rentabilidad.
“Estuvimos todo el mes con muy poca mercadería, tuvimos muchos inconvenientes con los proveedores, no nos están entregando”, se comentó en una lencería de Castelar, Provincia de Buenos Aires).

“Las ventas mejoraron los primeros días del mes con el regreso a clases y la vuelta al trabajo, pero después se vendió poco y el mes termino siendo peor que el año pasado”, dijeron en una tienda de indumentaria en Resistencia, Chaco.

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

La industria pyme cayó 11,9 por ciento anual en marzo

La actividad del sector manufacturero pyme registró en marzo una caída anual del 11,9%, experimentando …