Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Novedades » No surgió de la nada
OPINIÓN

No surgió de la nada

¿Por qué el peronismo pudo destruir en 5 años la obra que el mismo peronismo había creado 40 años atrás? ¿ Cómo pudo desmantelar el Estado de bienestar, con el apoyo de la mayoría de la población?

 

Por JORGE VILLANOVA (Especial para EL MIÉRCOLES DIGITAL)

Notas relacionadas:

Menem y la metamorfosis

La generación perdida

Menem: la destrucción del país

Memenem

 

Menem no surgió de la nada. Fue parte del experimento neoliberal que se aplicó en toda Latinoamérica. Aquí fue también la continuación de la política económica de la Dictadura (con el paréntesis del gobierno de Alfonsín, quien no pudo, no supo, o no quiso revertir esa situación).

El neoliberalismo aplicado por Menem no solo dejó consecuencias tremendas en lo que refiere a marginalidad y pobreza estructural, que se padecen aún hoy y que tampoco pudieron ni supieron revertir los gobiernos posteriores.

¿Por qué el peronismo pudo destruir en 5 años la obra que el mismo peronismo había creado 40 años atrás? ¿ Cómo pudo desmantelar el estado de bienestar, con el apoyo de la mayoría de la población?

Señalo dos aspectos, pero son muchos más. La sensación de caos que dejó el gobierno radical ante la cuál, cualquier cosa que viniese sería mejor, aunque se tratase de Bunge & Born o las relaciones carnales. Sumado a la enorme campaña contra el Estado argentino, por aquellos que siempre habían hecho negocio con el estado y ahora querían ser los dueños. ¿La soberanía dónde está? preguntaba Neustad y mostraba un avioncito de Aerolíneas. El tren pierde dos millones por día. Vendamos, regalemos, cerremos, agregaba.

Y se aplaudió y se votó. La historia había terminado. La política había terminado. Gerenciemos.

Solo quedaba el show y la farándula.

Y no importaron ni los atentados, ni la corrupción ni la ostentación. Tampoco importó demasiado la concentración del poder. Mientras la política se degradaba el estudio jurídico Nazareno- Menem-Menem podía controlar los tres poderes del país.

Hoy a treinta años, con los actores actuales, la política vuelve a perder prestigio, con el riesgo de que surjan nuevos Menem, nuevos políticos que se montan en la anti política. Con desencanto todo es posible. Si algo debemos aprender de aquella etapa es mejorar la política empoderando con respuestas reales al pueblo en el día a día, volviéndola creíble con hechos concretos, acortando distancias entre representes y representados.

Pero no hay intenciones, tres días de duelo por el peor presidente democrático de nuestra historia, es todo un síntoma.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Un científico uruguayense ganó una beca europea para seguir investigando edificios “de energía cero”

Será durante dos años en una universidad de Alemania. La investigación se enmarca dentro de …