Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Novedades » Nuevas nuevas de Curribarri & Company

Nuevas nuevas de Curribarri & Company

La desesperación lleva al delito. El triste destino de las palmeras saqueadas. Curri arrocero y algo más.

 

Por JULIO MAJUL

El ex gobernador Sergio Urribarri, sus familiares y amigotes son motivo de frecuente aparición en el periodismo entrerriano. Claro que no como ellos quisieran, supongo.

 

LA DESESPERACIÓN QUE LLEVA AL DELITO

No parece necesario haber hecho cursos de detective para suponer que, en el robo perpetrado en el estudio jurídico de Rubén Pagliotto y otros, han actuado amigotes de Curribarri.

Hay indicios suficientes de ello: pegado al estudio jurídico donde trabaja Pagliotto está la inmobiliaria de María Rébora, esposa de Jaime Martínez Garbino, socio de Pagliotto y damnificado en el robo de una computadora, que no tiene nada que ver con las investigaciones de Pagliotto y Mulet. Evidentemente, Lola Drone no tenían tiempo de revisar qué afanaban, la cuestión era meter miedo al denunciante  de su amigote Curribarri.

Otros detalles significativos: enfrente al Estudio Jurídico hay dependencias policiales, y en la zona hay numerosas custodias dispuestas para locales gubernativos. Sin embargo, milagrosamente para Lola Drone, nadie vio nada. ¿Será un delirio pensar en una zona liberada, como algunos delirantes piensan que ocurrió cuando el asesinato del fiscal Nisman?

Lo que esto indica, seguro, es que los amigos de Curribarri se están poniendo nerviosos.

Y que no saben con quién se meten: creer que a Rubito Pagliotto lo asustará el robo descarado y la amenaza a su hija, es desconocerlo.

Y hace bien Pagliotto en pedir que no intervenga la Policía local; al menos en la experiencia personal de quien escribe, en Paraná los delitos contra gente opositora a los gobernantes, terminan invariablemente impunes.

 

¿Y QUÉ FUE DE LAS PALMERAS SAQUEADAS POR CURRIBARRI?

Como ustedes recordarán, cuando el delirio por ser candidato a Presidente de la Nación del nefasto personaje que asolara nuestra provincia durante ocho terribles años estaba en su cenit, se apropió de palmeras del Parque Nacional de Colón, para llevarlas a su campañita electoral. ¿Qué es un acto delictivo?  Por supuesto, pero ¿qué hace una mancha más al tigre?

Luego de terminar  el delirio entrerriano, no se supo más de las palmeras saqueadas.

Hasta ahora, que en la revista digital bonaerense “0223” se informa que las palmeras, luego de abandonadas por nuestro personaje en la playa, se enfermaron de gravedad, ya que no son árboles adaptables a vivir en tales lugares.

Ante la falta de interés de Curri & Friends por ocuparse del tema, expertos en fitosanidad bonaerenses trasplantaron las palmeras a un hábitat más adaptable a sus características, y las curaron, salvando a casi todas, que ahora se están reponiendo en un lugar especialmente destinado a ellas.

Sería bueno que alguien allegado al gobierno provincial actual mostrara más sentido común que el saqueador, y las traiga nuevamente a su lugar de origen, el Parque Nacional sito en cercanías de Colón. Digo, nomás, con pocas esperanzas de que este pedido tenga eco. ¿A quién le puede interesar el destino de unas palmeras, no? Son sólo plantas, no votan.

 

CURRIBARRI & CÍA, EMPRESA ARROCERA

En realidad, la empresa arrocera a la que se refiere el sitio digital “Entre Ríos ahora” no es de Curribarri.

Vale la pena, empero, conocer (aunque sea a grandes rasgos) la historia de la empresas “Transoil SRL”, de propiedad (formalmente al menos) de la familia de José Luis Galván, pequeño empresario de San Salvador.

Galván tomó como empleado a un recién casado Sergio Urribarri, en su boliche “Nippur”; vendía entradas y cuidaba el guardarropas. Nuestro personaje no olvidó el favor de Galván, quien en 1995 creó la empresa Transoil, para producir arroz.

No pasaba de ser un productor más, hasta que la Providencia colocó de gobernador a su amigo Curribarri.

Súbitamente, la familia Galván pasa a ser exportadora de arroz, primero a la República Bolivariana de Venezuela, casualmente donde su amigo tiene múltiples amigos  gobernantes e importadores…

Cuando, en 2012, se formaliza la ridícula expedición comercial a Angola, donde se presentó (recordarán) la famosa cosetrucha, en esa expedición (¿la nueva Armada Brancaleone, comandada por el reconocido intelectual Moreno?) en esa expedición, decía, viaja Galván, para concretar nuevos negocios.

No piensen mal; no tendría nada que ver la ascensión al mando de su amigo con la explosiva multiplicación de la fortuna de Galván.

Es otra de las múltiples casualidades causales que le aparecen a Curribarri, seguramente impulsadas por enemigos políticos, malditos sean, como el radical Rubén Pagliotto, quien seguramente actúa impulsado por quién sabe qué oscuras razones.

Nadie va a creer que alguien se arriesga, hasta físicamente, por amor a la verdad, ¿no? ¿En qué mundo estamos, no?

 

POR SI FALTABA ALGO, ESTABA DANIEL ENZ INVESTIGANDO

Recientemente, el director del quincenario ANÁLISIS, y de la revista digital del mismo nombre, Daniel Enz, reveló que el papá y la hija de la Presidenta del Superior Tribunal provincial tienen el mismo domicilio comercial, en Buenos Aires, que las empresas sospechadas como pertenecientes a Urribarri, y/o sus familiares, y/o amigotes.

Pero más aún: el padre de la Juez es socio de personajes sospechados desde hace mucho de corruptos y coimeros.

Claro que  uno no es responsable de su papá y su hija, pero ya se sabe que la mujer del César no sólo debe ser honesta, sino también parecerla.  Claro que el papá de alguien puede ser socio de Miguel Marizza, Iván Szczech y Claudio Tórtul,  quien hacen negocios (al menos) sospechosos con el Estado entrerriano y no tener nada que ver con esas personas, afortunadamente para mis vecinos, desconocidas en Gualeguaychú, aunque no (por ejemplo) en Concepción del Uruguay.

Todo lícito, no pasa nada. Parece. Por ahora.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Se cumplen 14 años de la desaparición de Jorge Julio López

Hace ya catorce años que Jorge Julio López desapareció el día de los alegatos en …