BNA
Inicio » La Provincia » Pedro Báez fue imputado por negociaciones incompatibles y fraude

Pedro Báez fue imputado por negociaciones incompatibles y fraude

El ex ministro de Comunicación y Cultura de Urribarri fue llamado por la Justicia a comparecer en el marco de una causa en la que se investiga los delitos de negociaciones incompatibles, fraude a la administración pública y peculado, entre otros. Fue llamado a declarar también Juan Pablo Aguilera.

El ex ministro de Cultura y Comunicación, Pedro Ángel Báez, fue imputado por los delitos de negociaciones incompatibles con la función pública, fraude, peculado, abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público y/o falsificación de documentos públicos, en el marco de la causa donde se investigan las contrataciones que beneficiaron a la imprenta que se le atribuye a Juan Pablo Aguilera, el cuñado del ex gobernador Sergio Urribarri. La misma imputación enfrenta Gustavo Raúl Tamay, que se desempeñaba en el Ministerio. Ambos deben designar abogados defensores.

Además, la fiscal Patricia Yedro –que lleva la investigación junto con Santiago Brugo– citó a prestar declaración indagatoria a Aguilera y su esposa Luciana María Belén Almada para el 26 de septiembre, a las 9, según publicó Página Judicial.

También fueron citados a declarar como imputados los socios de Aguilera: Emiliano Oscar Giacopuzzi y Alejandro Luis Almada deberán comparecer el 12 de octubre, a las 9; y Maximiliano Romeo Sena deberá presentarse el 25 de octubre a las 9.

La fiscal consignó en la resolución que “Urribarri, en su calidad de gobernador de la provincia de Entre Ríos, y Pedro Báez, en un inicio como director general de Información Pública del Gobierno y posteriormente como ministro de Cultura y Comunicación de Entre Ríos, beneficiaron económicamente a los señores Juan Pablo Aguilera, cuñado del primero de los mencionados, Emiliano Giacopuzzi, Maximiliano Sena, Luciana Belén Almada y Alejandro Almada, y a las empresas de las cuales formaban parte, direccionando para éstos, contratos de publicidad del Estado entrerriano, ocasionando un perjuicio económico al Estado provincial, en una suma que aún resta determinar”.

La maniobra se habría concretado “de manera arbitraria y constante” desde 2010 hasta 2015, “sorteando los mecanismos legales para garantizar la libre competencia de oferentes del Estado, sin observar la normativa vigente, direccionaron contrataciones directas emitiendo múltiples órdenes de publicidad (…) posteriormente aprobadas por medio de decretos”, señaló la fiscal Yedro.

“Además de tal direccionamiento de las contrataciones, en muchas de ellas se simuló que los contratados cumplían con las prestaciones a su cargo por medio de ficticias constataciones de su ejecución, las que fueron firmadas por Pedro Báez y/o Gustavo Tamay, éste último en carácter de Responsable de Certificación de Publicidades en Vía Pública”, agregó la fiscal en la resolución.

Para graficar de lo que se está hablando, la imprenta que se atribuye a Aguilera facturó solo en el año 2014 una suma de 4.788.623,36 pesos al Estado provincial por la instalación de cartelería en la vía pública. Entre los impresos más vistosos e importantes en cuanto a dimensiones y precio, obviamente, están los que se solían lucir en el edificio del Concejo General de Educación. Allí se colocaron imágenes en homenaje a los combatientes en las Islas Malvinas y también a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, entre otras.

 

Contrataciones bajo la lupa

Báez es actualmente diputado provincial por el Frente para la Victoria y, por lo tanto, tiene fueros. En 2007, tras la asunción de Urribarri, fue designado al frente de la Dirección General de Información Pública; y en la segunda gestión, a partir de 2011, quedó al frente del nuevo Ministerio de Cultura y Comunicación. Lo cierto es que durante los dos períodos estuvo al frente de las políticas de comunicación del gobierno provincial.

Aguilera, por su parte, está siendo investigado en la causa por enriquecimiento ilícito que involucra a toda la familia del ex gobernador. La pesquisa alcanza a la esposa del ex gobernador, Analía Aguilera; sus hijos Sergio Damián –ex empleado del Ministerio de Gobierno– y Mauro Gabriel –actual ministro de Gobierno–.

El mes pasado, la Justicia allanó la sede de la empresa TEP SRL –ex 5 Tipos, porque eran cinco socios–, que funciona bajo el nombre de Formato Urbano en un galpón ubicado en Boulevard Racedo 415. La empresa tiene otra oficina en calle Villaguay 842, que comparte con la Cámara Argentina de la Construcción.

En esa ocasión, los fiscales también ordenaron allanar la casa de Aguilera, en calle Fray de Montesinos 2107, en el Acceso Norte, donde vive con su esposa, que sería socia de la imprenta TEP SRL.

Si bien Aguilera no aparece en el directorio de la empresa, los accionistas serían allegados al cuñado de Urribarri. Uno de ellos es el diseñador gráfico Giacopuzzi, que figura como socio gerente de la firma; del mismo modo que Sena y Alejandro Almada, cuñado de Aguilera y oficial de la Policía de Entre Ríos desde 2006.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Barberán salió con los tapones de punta contra Lauritto: "Nos miran por arriba del hombro"

El sindicalista uruguayense no ahorró críticas a la conducción municipal, incluso advirtió que están "en …