BNA
Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Ambiente » Profesional alertó que el río Uruguay también puede sufrir una bajante como la del Paraná

Profesional alertó que el río Uruguay también puede sufrir una bajante como la del Paraná

"Sin duda el Uruguay también se va a  afectar de la misma manera porque es la misma cuenca y el problema es la falta de lluvia en la Cuenca del Plata", señaló el master en ecología, hidrólogo ambiental y geofísico, Eduardo Pujato, quien mantuvo una extensa entrevista con el programa radial "En la Víspera", que se emite por LT 11 como FM Arenas y es producido por El Miércoles Comunicación y Cultura Cooperativa de Trabajo. Tampoco ahorró críticas a nuestra clase dirigente por no tomar conciencia de los problemas.

 

Por EQUIPO de EL MIÉRCOLES DIGITAL

 

 

El prestigioso profesional habló de las razones de la bajante del río Paraná. Culpó a la mala intervención de las personas sobre el medio ambiente. "Tendríamos que tomar muchas medidas", sostuvo, y cuestionó: "Creo que si deforestamos como deforestamos el ciclo que producía lluvias  ya va a ser muy difícil que vuelva a su normalidad".

¿Tiene  registrado una situación previa con esta bajante extraordinaria sostenida durante tanto tiempo en el río Paraná? 

 

Eduardo Pujato.

Con respecto a la bajante del río,  hace más de un año - en plena cuarentena, en pleno encierro- hablamos mucho de esto por varios medios. El problema no es la bajante en sí porque es un ciclo natural como las crecidas, sino que es sostenida en muchísimo tiempo y no es natural a lo que nosotros estamos acostumbrados. En nuestros conocimientos no ha pasado desde que tenemos registro. Han  habido bajantes más pronunciadas pero por muy corto tiempo y acá llevamos más de un año -quizás ya estemos en los dos años- y es algo alarmante porque cambió el comportamiento del río.

Sin duda el Uruguay también se va a  afectar de la misma manera porque es la misma cuenca y el problema es la falta de lluvia en la Cuenca del Plata. O sea, involucra a todos los ríos que conocemos nosotros. Es un sistema de los más importante del mundo, porque incluye al río de la Plata. El Río de la Plata, el más ancho del mundo, se abastece del Uruguay y del Paraná principalmente, de los infinitos cursos menores y acuíferos de gran potencia que desaguan en todo este sistema.  Pero todo depende de las gotas de lluvia que caen en la cuenca superior principalmente,  que involucra a nuestro territorio, a Brasil y a Paraguay. 

En la Cuenca del Plata, que involucra a millones y millones de kilómetros cuadrados,   ha dejado prácticamente de llover, las sequías son extremas. Brasil está peor que nosotros y hace más tiempo. En las ciudades del sur brasilero, como Curitiba, están racionando el agua ya hace más de un año.

¿O sea que ya están en periodo de racionar el agua, de pedirle a la gente que controle su uso?

Sí. Ellos nos llevan muchísimos años a nosotros, por lo menos veinte años, de manejo de represas. Yo no comparto el desplazamiento del río pero te digo que ellos todavía tienen agua gracias a esas represas. En esta catástrofe para ellos era la generación de energía y la provisión de agua potable, porque no tienen el caudal que tenemos nosotros acá. Ellos tienen muchísimos escurrimientos menores que van conformando lo que nosotros recibimos como el río Paraná y el Uruguay. Pero sí, lo están racionando hace muchísimo tiempo, más de un año. El racionamiento es cierto y es grande.

¿En la costa del Uruguay a cuánto estamos de que haya que tomar medidas de ese tipo o crees que no será necesario?

Yo creo que tendríamos que tomar muchas medidas, no solamente disminuir el gasto domiciliario porque esto es mucho más complejo, más grande. Nosotros al saneamiento lo hemos abandonado, en Entre Ríos principalmente está muy abandonado. Trabajé más de cuarenta años en Obras Sanitarias de la  provincia y veo que todo el apoyo que tenía históricamente el saneamiento hoy ha desaparecido prácticamente. Por ejemplo no tenemos más laboratorio.

¿A qué se referís exactamente con el saneamiento?

El saneamiento significa dar agua y cloaca pero el saneamiento es mucho más complejo. Nosotros, al tener saneado un ambiente, prevenimos las enfermedades como el dengue. El saneamiento en Argentina se  empezó con la epidemia de la fiebre amarilla que duró seis meses y fue consecuencia de  la cantidad de cadáveres que venían por la lamentable Guerra del Paraguay. Se produjo una epidemia de fiebre amarilla y ahí se empezó a sanear con la construcción del Palacio San Martín en Buenos Aires, copiando cánones europeos y que todavía funcionan perfectamente. Se le dio prioridad a eso.

Ahí nacieron los sistemas de agua potable y las cloacas, ¿verdad?

El saneamiento es principalmente el tratamiento del agua para potabilizarla. El déficit que hoy tenemos es el tratamiento de cloacas. En toda la  provincia -y en Santa Fe tampoco-no se tratan las cloacas.

El otro gran engaño es el famoso acuífero Guaraní. No es un acuífero, es un sistema que se llama SAG (Sistema Acuífero Guaraní)

 Se vuelcan directamente en los efluentes.

No solamente para Paraná sino Rosario y Santa Fe también la vuelcan crudo. Eso, en un escenario en este momento de escasísimos caudales,  de falta de oxígeno, de muchísimos contaminantes de todo tipo: de la agroindustria, de la ciudad, de las industrias normales, de la navegación. Hay una contaminación que ha estresado el ambiente en forma muy peligrosa.

Estaba leyendo a un ex profesor mío que es una eminencia en el tema  Pablo Collins -del Instituto Nacional de Limnología- y  él hablaba de que en por lo menos diez años, haciendo buenas prácticas, por ejemplo tratando los residuos cloacales, impidiendo el vertido que sea contaminante, por lo menos diez años para recuperar esto que ha sucedido o que está sucediendo.

¿Diez años para recuperar la situación del río Paraná?

La situación biológica del río, la situación del hábitat pero con estrictos controles. Si vos me preguntas si estamos llegando a  un racionamiento del agua y yo diría que no solo,  todas las medidas que se puedan tomar y sobre todo el saneamiento que nos falta: el cloacal.

Es casi como la denominada "tormenta perfecta"  en relación con nuestros ríos.

Desgraciadamente sí. Pero la tormenta perfecta  incluye no solamente los escenarios naturales, sino la desidia, la falta de acciones. Hay que tratar de ser optimista en algún momento, en algunas cosas porque si no, ¿qué nos queda?  Ahora hay una muy buena medida que se tomó, el cambio rotundo que hubo en la Secretaría de Ambiente de la provincia (de Entre Ríos). En este momento han puesto a una persona totalmente apta para el manejo de la situación,  que está muy preparada, es una ingeniera joven, con muchos posgrados y  mucho vínculo universitarios que es lo que nos hace falta.  No solamente necesitamos que haya personas capaces como la ingeniera Daniela García sino que haya fondos.

Pasó  más de un año de los  incendios y en este momento estamos igual o peor. Han prometido personal, no hay; presupuesto, no hay; faros de vigilancia, no hay. El esfuerzo que está haciendo la provincia de Entre Ríos con otras jurisdicciones es sin fondos prácticamente. No son los fondos necesarios, es muchísimo menos de lo que se necesita.

Engaños y represas

Mencionabas que Brasil sí hizo represas, aunque con el objetivo de generar energía, pero le sirve también para administrar el agua ¿Existe la posibilidad de que Brasil largue algo de agua para mejorar la situación del Paraná o eso es impensable?

Ese es el gran engaño, hay un par  de engaños que la gente tiene que conocer. Brasil no tiene nada para largar y tiene una sequía anterior a la nuestra con pérdida de cosechas. Nosotros todavía estamos a tiempo de una cosecha récord, ellos ni eso. Yo ya lo decía hace un año: una cosa es el volumen y otra cosa es el caudal. Podés tener un gran volumen, imagínate una provincia entera, llena de agua, con una cantidad "x" y no llueve y vos empezás a mover esa agua que se transforma en caudal. Hasta ahí estaba quieta y era un volumen y en un tiempo "X" desaparece ese volumen y no hay más caudal. No tenemos caudal,  no tenemos lluvia. Ese es el problema, lo sufre Brasil y lo sufrimos nosotros.

¿Qué van a largar? Si abrieran todas las represas brasileras habría un poco más de agua unos días y se acabó.  Se acabó para ellos y se acabó para nosotros.

El año pasado todavía largaban un poco de agua  para que algunas barcazas paraguayas sojeras -de esas que están arruinando el Gran Pantanal-   pudieran circular,  pero hoy ya no lo pueden hacer.

El otro gran engaño es el famoso acuífero Guaraní. No es un acuífero, es un sistema que se llama SAG (Sistema Acuífero Guaraní) y que ellos sí lo aprovechan mucho. Empieza a la altura de San Pablo una de las formaciones geológicas que lo componen. Son muchas formaciones, son muchos acuíferos.

Algo elemental, una gota de agua que cae en el suelo y puede llegar a infiltrarse, va penetrando por gravedad y por el tema de la pendiente va llegando a distintas profundidades y nos llega a  nuestro territorio. Nosotros no tenemos recarga del Sistema Acuífero Guaraní en nuestro  territorio. Y tenemos apenas una pequeña franja de donde podemos explotarlo que es Chajarí, o sea el norte nuestro, pegado a la costa de Uruguay, prácticamente hasta Colón. Ya en Villa Elisa es otra cosa, ya es salino y hacia el interior nuestro María Grande es hipersalino. María Grande por litro tiene trescientos gramos de sal.

 O sea que ahí ya no es apto para el consumo humano.  

No. No es el Sistema Acuífero Guaraní descripto por el geólogo uruguayo Danilo Antón, acá tiene otro nombre: Acuífero Profundo Hipersalino. Lo  ha estudiado  bastante Adrián Silva Busso, un geólogo de Buenos Aires, pero con vínculos en Entre Ríos que es una eminencia en el tema y un estudio de nuestra provincia.

Participé de la perforación termal de Diamante -porque soy diamantino de origen- y llegamos a 1.500 metros, es el pozo más profundo de la provincia, el más salado y con más temperatura por la profundidad. No hay agua. No hay agua subterránea apta desde María Grande para acá seguro y desde Villa Elisa, con menos salinidad, pero tampoco.

O sea, el agua subterránea buena de acuíferos nuestra es de  hasta 100, 150 metros de profundidad, después ya todo es salino.

Más razones para cuidar los ríos, ¿verdad?

Por supuesto 

¿Esos cambios en el régimen de lluvias es algo pasajero?  

Eso escapa a mi conocimiento pero puedo tener una postura, una idea. Creo que si deforestamos como deforestamos el ciclo que producía lluvias  ya va a ser muy difícil que vuelva a su normalidad. Y si se producen lluvias torrenciales que ocurren en el mundo, en zonas deforestadas... Es increíble lo que le pasó a los alemanes por ejemplo. Un país que vos lo visitas y es todo perfecto, tuvieron lluvias torrenciales y ellos no han modificado tanto el suelo como nosotros; arrasó con ciudades, carreteras

Si tenés una opinión tomada acerca del tema, ¿cómo ves esto que se conoció hace poco de que en un plazo bastante cercano en el tiempo Entre Ríos se vería muy afectada por las consecuencias  de la crisis climática? Incluso se asegura que enormes sectores de la provincia quedarían  bajo el agua. ¿Efectivamente crees que nos afectaría de esa manera?

Leí el artículo. Por ahí, alguna prensa necesita algún título más catastrófico. Por ejemplo, el cambio de polaridad de la Tierra, de los polos tendría que ocurrir ya, que la aguja en vez de marcar para el Norte marque para el Sur, si pasa eso se acaba la humanidad posiblemente.

Eso sería catástrofe en serio

Digo también ahora que es muy real que el nivel del mar está subiendo por todos lados. Puntualmente Silva Busso, este geólogo que te nombré,  estudia en la Antártida a los glaciares antárticos que alimentan principalmente a la corriente de Humboldt que desde nuestro sector antártico van hacia las Galápagos. Toda esa investigación  tiene fondos de Alemania en conjunto con los organismos oficiales de acá, no lo hace en forma privada ni particular. Están viendo un retroceso importantísimo de los glaciares, han visto pingüineras de miles de años que han quedado al descubierto. El casquete polar tiene prácticamente 80%  o más del agua no salada del mundo. Entonces, evidentemente, se sabe que van a subir los niveles de agua. ¿Inundación? Y sí, pero antes desaparece Buenos Aires. Nos asustamos porque nos toca a nosotros, le va a tocar a todo el mundo. Las grandes ciudades costeras que conocemos van a desaparecer quizás la mayoría.

Falta de interés de la dirigencia

Esa es una información que se tiene desde hace mucho tiempo y pareciera que nuestras dirigencias no toman conciencia

Te decía que se están desmantelando los servicios. Trabajé en Obras Sanitarias de la provincia 40 años y me corrieron para Hidráulica. De los profesionales que saben de agua no está quedando nadie y de agua subterránea ninguno. Acá hay que "tomar el toro por las astas" en la parte de acuíferos, que han sido contaminadas en forma criminal por un director de Obras Sanitarias que terminó en la Unidad Penal N° 1. (NdelR: se refiere al ex director de Obras Sanitarias de Entre Ríos, Hugo Righelato, condenado por peculado, negociaciones incompatibles con la función pública y Fraude al Estado en concurso real). Contaminó todos los acuíferos potables, ha usado caños empetrolados que tienen elementos cancerígenos en todas las localidades de la provincia y en hospitales como escuelas.

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Hoy cumpliría cien años Carlos María Scelzi, tres veces intendente uruguayense

Fue el caudillo más importante en la historia del peronismo de Concepción del Uruguay y …