BNA
Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Ambiente » Registraron un ave que hace 30 años no se veía en la provincia
Foto: Alfredo Zapata

Registraron un ave que hace 30 años no se veía en la provincia

Se trata del Yetapá de Collar, un bellísimo pájaro que se creía extinto en Entre Ríos y se encuentra amenazado a nivel mundial. Fue hallado por un equipo de especialistas de la ONG CEYDAS.

Un equipo de la ONG CEYDAS (Centro para el Estudio y Defensa de las Aves Silvestres) detectó y fotografió un ejemplar macho de Yetapá de Collar (Alectrurus risora) en la zona de Puntas del Moreyra, entre las localidades de Concordia y Federal.

El profesor Gabriel Bonomi, referente de la institución, expresó que "la especie migraba hasta el noreste de la provincia de Buenos Aires hasta el siglo XX pero fue desapareciendo debido a la destrucción de su hábitat que son los pastizales húmedos" y agregó que "la última vez que se la vio en Entre Ríos fue en 1992".

"La alegría de verla en Entre Ríos es porque recientemente se la había considerado probablemente extinta" expresó Patricia Ríos, miembro del equipo de CEYDAS. El hallazgo "da una chispa de esperanza de seguir encontrándola en algún que otro rinconcito de la provincia", agregó.

Las fotografías del ejemplar tomadas en un cultivo de maíz por Alfredo Zapata -también miembro de CEYDAS- muestran su extraña y bella cola, característica que lo hace inconfundible.

El yetapá de collar

Es una especie nativa del centro sur de Sudamérica. Habita principalmente el sur del Paraguay y el norte de Argentina, concentrándose en las provincias de Formosa y Corrientes. En grave retroceso por la destrucción de su hábitat, está considerado vulnerable por la IUCN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza).

El macho es inconfundible y se diferencia de la hembra por su largas y anchas plumas timoneras en la cola que flamean en vuelo, y con ellas llegan a medir hasta 31 cm.

Esta especie habita sabanas, pastizales húmedos y zonas de bañados, que en su área de distribución actual son utilizados en forma cada vez más intensa para actividades ganaderas, agricultura intensiva y plantaciones forestales, por lo que existe preocupación por el destino de estas poblaciones.

Asimismo, debido a su preferencia por zonas de pastos altos, característicos de pastizales maduros, la quema recurrente de estos pastizales (asociada a prácticas agropecuarias) también podría afectar la persistencia de sus poblaciones.

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

La ciudad participó de un encuentro por el cambio climático

La ciudad expuso sobre decisiones, acciones y políticas ambientales que viene desarrollando la Municipalidad. Fue …