Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Entrevistas » Testimonio argentino desde China: entre el bloqueo de la información y el retorno a “cierta normalidad”
LA PANDEMIA Y LOS ENTRERRIANOS POR EL MUNDO (IX)

Testimonio argentino desde China: entre el bloqueo de la información y el retorno a “cierta normalidad”

Eduardo Raúl Louzada vive hace un año en China, donde empezó todo. Si bien es porteño su papá vive en Concepción del Uruguay. En un reportaje con El Miércoles Digital contó su experiencia. La forma que manejó el régimen chino con el bloqueo en la información interviniendo hasta las redes sociales, la deficiencia del sistema de salud público. Reconoce que “lo peor ya pasó” y que las recomendaciones de “hacer cuarentena domiciliaria” dieron resultados, “con restricciones, de a poco estamos volviendo a la normalidad”.

 

Entrevista: JORGE RUBÉN DÍAZ de EL MIÉRCOLES DIGITAL.

Fotos: gentileza de E.R.L.

Notas relacionadas: Cómo se vive en el resto del mundo, en primera persona.

 

Vive en Tianjin, nordeste de China. Es una de las cinco ciudades más importantes de ese país junto con Shanghai, Beijing, Guanzhou y Shenzhen. Tiene 15 millones de habitantes y está a 120 km de Beijing, la capital.

 

UN AÑO EN ORIENTE

Tiene 38 años, es profesor de inglés y español. “Vine solo a China, mi núcleo familiar está en Argentina, entre Buenos Aires y Entre Ríos”.

Reconoció que su chino es muy básico, “mis compañeros de trabajo hablan inglés, algunos incluso español. Para comprar online traduzco las páginas con un traductor y para comprar en persona me ayudo con el celular para traducir” contó de la manera en que se las arregla en la diaria.

Trabaja en un centro de idiomas como profesor de inglés y español, “con gente de todas las edades pero la mayoría de los estudiantes son niños” amplió.

Poco a poco empiezan a recobrar "la normalidad".

Luego detalló cómo era su trabajo antes de la pandemia y cómo cambió de ahí en más hasta la actualidad “previo a la cuarentena trabajamos ocho horas por día con dos francos semanales. En mi caso, me tocaba trabajar turno tarde-noche entre semana y mañana-tarde los fines de semana. Mis francos eran lunes y jueves. Cuando se nos anunció la cuarentena, por dos semanas se suspendieron totalmente las actividades, al menos de los profesores. Luego, gradualmente, comenzamos con los preparativos para las clases online. Durante las dos semanas siguientes hicimos un entrenamiento, unas clases piloto, y luego de eso empezamos a tener la agenda normal pero trabajando desde casa. A partir de esta semana, los profesores empezamos a cumplir uno de los días de trabajo en la oficina. Resumiendo: paramos dos semanas en febrero y arrancamos a mediados de ese mes con los preparativos. Para principios de marzo ya nuestras agendas volvieron a la normalidad, pero enseñando online ”.

 

VIRUS Y EL CONTROL HASTA DE LAS REDES SOCIALES

¿Cómo fue la evolución del coronavirus en China y en tu zona?

Según me enteré por diferentes medios, cuando se difundió lo de la epidemia, en otros institutos a los profesores los mandaron de vuelta a sus países, les pagaron sólo un porcentaje del sueldo o directamente no les pagaron. En mi caso, por suerte no sólo pude cobrar la totalidad de mi sueldo sino que la empresa agregó un adicional para nuestros gastos extra, máscaras y guantes.

"Ahora la gente está un poco recelosa de los extranjeros porque se sabe que los principales focos de infección están en el exterior".

Todo comenzó, al menos públicamente, en el año nuevo chino que se celebra a fines de enero- las fechas creo que pueden variar cada año- pero es feriado por una semana. Las actividades en mi trabajo se suspendieron por el feriado en la última semana de enero, y durante esos días se nos comunicó a los profes lo sucedido con el virus.

Directamente no retomamos las actividades cuando se terminó el año nuevo chino.

Las noticias las recibimos por sms oficiales, con recomendaciones e información general. Mi empleador también nos fue comunicando lo sucedido. Según los primeros trascendidos todo comenzó en Wuhan, aparentemente con un virus de origen animal. Empezaron a circular imágenes de gente comiendo murciélagos, y estos animales eran probablemente los portadores de este virus. Las primeras recomendaciones fueron no exponerse a animales salvajes o de granja y cocinar bien las carnes.

¿Es fácil acceder a la información allí?

Nunca tuve acceso a otra información, salvo la oficial, hasta hace un par de semanas. Incluso desconocía la situación en otros países. Siempre la información estuvo dirigida a la prevención más que al origen de la pandemia.

"...me estoy enterando que todo comenzó mucho antes, así que ya no estoy tan seguro de que tan bien haya actuado el Gobierno chino. Si el virus se expandió a otros países, quiere decir que la respuesta fue tardía".

¿Cuándo y cómo se fueron enterando?

Acá en China, whatsapp, facebook, google y muchos sitios web están bloqueados. Normalmente, los extranjeros usamos aplicaciones llamadas VPN (red privada virtual, en inglés), para ocultar la dirección IP de nuestras computadoras (estas app simulan una conexión desde otro país en lugar de China). De esta manera, al menos en mi caso, estoy al tanto de lo que pasa en el mundo. Sin embargo, cuando se hizo público lo de la epidemia, las vpns dejaron de funcionar, esto generalmente pasa durante acontecimientos importantes; había pasado en el aniversario de la creación de la República Popular China, por ejemplo. Probablemente los controles sobre internet se intensificaron para evitar que se filtren imágenes o videos al exterior de lo que estaba pasando acá. De hecho mi madre me escribió preocupada por unos videos que vio de gente muriendo en la calle. Por suerte no me tocó vivir nada parecido.

¿Qué medidas empezaron a tomar y cuánto duraron?

Al igual que mi escuela, todos los demás establecimientos cerraron sus puertas. No hubo cuarentena domiciliaria pero nos recomendaron evitar salir lo más posible. De hecho, hasta el día de hoy tengo que reportar cada día mis salidas y mi temperatura a mi empleador. A mediados de marzo, al menos según me enteré, algunos negocios empezaron a funcionar, como los restaurants, pero solamente preparando pedidos para delivery. Hoy en día, ya muchos negocios funcionan normalmente.

Los cuidados y restricciones siguen al día de hoy: se aconseja salir lo menos posible, siempre con barbijo y no recibir visitas. En los complejos de edificios la seguridad no deja pasar a nadie que no viva allí. Tenemos que usar aplicaciones en el celular y escanear códigos, así también como chequear nuestra temperatura para entrar y salir de nuestras casas, para usar el transporte público y entrar a negocios. No podemos salir de la ciudad. En caso de salir de la ciudad, al volver, no podría volver a mi departamento por 15 días y debería estar en cuarentena en un hotel, pagado de mi propio bolsillo.

"Estoy orgulloso de lo que se está haciendo en Argentina por parte del gobierno pero al mismo tiempo me siento avergonzado de los 'vivos' que se van a la costa, etc".

Según tengo entendido, en muchas provincias el nivel de alerta es ya mínimo pero acá, por estar cerca de la capital, el nivel de alerta es todavía alto y vamos a ser los últimos en terminar el alerta. De todas maneras, como comente antes, muchos negocios funcionan prácticamente con normalidad. En mi caso, al trabajar con niños, este tipo de establecimiento va a volver a funcionar con clases presenciales más adelante.

Desde hace dos semanas, aproximadamente, pude volver a usar vpns para acceder a whatsapp, facebook, etc. Probablemente los controles sobre internet ya no son tan rigurosos.

¿La prensa de qué manera trata el tema del coronavirus?

Lamentablemente toda la programación está en chino y nunca me tomé el trabajo de traducir algún portal de información chino. Desconozco como la prensa trató en caso acá.

El uso del barbijo fue una de las primeras medidas adoptadas en China.

LA REACCIÓN ANTE LAS MEDIDAS

Esas medidas seguramente afectaron tu forma de vida ¿no?

En mi caso no me sentí afectado por lo sucedido. Por supuesto, sentí preocupación por la gente infectada en Wuhan, pero en lo particular siempre lo sentí como algo lejano y por suerte la enfermedad no afectó a ninguna persona cercana. El quedarme en casa no fue un martirio sino un alivio. Unas vacaciones forzadas pero con gusto, después de un año de trabajo intenso, puesto que no había tomado todavía mis vacaciones.

Cuando comencé a trabajar desde casa fue algo nuevo para mí. Nunca enseñé online. Costó un poco acostumbrarse pero una vez que le agarré la mano me empezó a gustar. ¡De hecho, me va a costar volver al aula!

Con el tema de las salidas, nunca hubo cuarentena domiciliaria. Nunca me sentí forzado a quedarme en casa. Simplemente supe que era lo más seguro y que todo lugar de interés alrededor iba a estar cerrado. Por supuesto, los pequeños supermercados siempre estuvieron abiertos.

Hoy en día estoy tomando mis verdaderas vacaciones. Por supuesto, no puedo salir de la ciudad, pero puedo transitar libremente, usar el transporte público, visitar museos, ir a una cafetería, etc.

"El sistema de salud es uno de los grandes puntos negativos de China. No me extrañaría que antes del alerta del virus muchos infectados hayan fallecido incluso en la sala de espera".

En mi vida social, por suerte pude sobrellevar la cuarentena. Mi novia vive en otro barrio pero la registré como si viviera conmigo, así que puede usar su aplicación en el celular para entrar y salir de mi edificio. Cuando yo la visito, el control no es muy riguroso y siempre hay algún hueco en el vallado para entrar.

¿Hubo miedo en la población cuando reconocieron que era una pandemia?, ¿ fue responsable y respetó las indicaciones pedidas?

Yo creo que la gran mayoría de la gente acató las medidas. Por un buen tiempo las calles se vieron vacías. La gente de mi entorno se tomó la situación con tranquilidad y responsabilidad. No conozco a nadie que haya hecho ninguna locura, más que haberse reunido con amigos en una casa o haber visitado a la novia.

¿Cómo fue el comportamiento del Gobierno chino?

Hasta hace dos semanas estaba convencido de que actúo rápidamente, porque ni bien se hizo público lo de la enfermedad- fines de enero acá en China- se tomaron medidas al respecto. Ahora, gracias a otros medios, me estoy enterando que en realidad todo comenzó mucho antes así que ya no estoy tan seguro de que tan bien se haya actuado. De hecho, si el virus se expandió a otros países, quiere decir que la respuesta fue tardía.

El sistema de salud público ¿cómo reaccionó?

Según sé construyó un nuevo hospital en Wuhan en cuestión de semanas. Por suerte, nunca me tocó pisar un hospital acá, pero sé que el sistema de salud es uno de los grandes puntos negativos de China. No me extrañaría que antes del alerta del virus muchos infectados hayan fallecido incluso en la sala de espera. Espero que esta pandemia sirva para aceitar el andamiaje del sistema hospitalario. En general la atención es mala y extremadamente lenta, las drogas poco efectivas y los diagnósticos poco certeros. Esto es algo que otros extranjeros que tuvieron que atenderse me comentaron.

LUEGO DE LA CUARENTENA Y COMPARACIONES

¿De qué manera se está llevando a cabo el retorno a “la normalidad”?, ¿hay temor a las consecuencias económicas?

Cuando los negocios cerraron me imaginé en carne propia dejar de trabajar y no cobrar por tiempo indeterminado. Algo que mi empleador me comentó, es que acá hay una cultura del ahorro, y que la gente puede subsistir ante una eventual calamidad. Algo que vi con gente que conozco que trabaja en negocios es que ellos acataron las normas y en cuanto hubo oportunidad se adaptaron, por ejemplo, haciendo delivery en lugar de vender comida in situ.

Creo que lo peor ya pasó, y viendo que los negocios están casi en su totalidad abriendo normalmente, me imagino que la economía va a empezar a reactivarse.

"En China, whatsapp, facebook, google y muchos sitios web están bloqueados".

¿Cómo ven desde allá lo que se está haciendo en la Argentina y en otros países del mundo?

Hace un par de semanas, gracias a poder a acceder a internet libremente, me estoy poniendo al día con lo que pasa en el mundo. Estoy orgulloso de lo que se está haciendo en Argentina por parte del gobierno pero al mismo tiempo me siento avergonzado de los “vivos” que se van a la costa, etc. Algo que me había comentado mi empleador, es que la situación acá está mucho mejor que en el exterior y puedo comprobar ahora que es verdad.

Para cerrar, ¿cómo tratan a los extranjeros en China?

Ahora la gente está un poco recelosa de los extranjeros porque se sabe que los principales focos de infección están en el exterior. Es común que en el transporte público las personas se cambien de asiento o intenten alejarse si ven a algún extranjero. Esto no va más allá de una extrema precaución. No conozco casos de xenofobia.

 

Infodemia: la epidemia informativa de la pandemia

Antes de compartir alguna información, desde El Miércoles Digital te invitamos a que hagas un pequeño ejercicio para ayudarnos y ayudarte a combatir la infodemia.

¿Cómo?, ingresando a este link que propone la agencia Télam Guía para identificar Noticias Falsas. 

Es una forma de poder Confiar en las fuentes oficiales, en la palabra autorizada, en los expertos, en la investigación científica comprobada, en las instituciones. Desconfiar de toda información que genere dudas en lugar de certezas.

La infodemia, un mal que nos acecha como sociedad y corre a mayor velocidad que el virus, invade con noticias poco confiables, maliciosas o falsas, que aumentan el pánico, alimentan la angustia o promuevan conductas incorrectas.

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Pueblos que se apagan (2005)

En esta nota del 10 de agosto de 2005, el semanario El Miércoles se contaba …