BNA
Inicio » El País » El Encuentro somos todas
"Concepción del Uruguay participó con una comitiva de 16 mujeres, quienes realizaron actividades para recaudar dinero y así poder solventar los gastos". (Foto: Facebook del Encuentro).

El Encuentro somos todas

Alrededor de 90 mil mujeres, de distintos puntos del país, de distintas ideologías políticas, algunas integrantes de organizaciones y otras independientes, de diferentes edades, de diferentes extractos sociales y culturales, de diversas profesiones, trabajos u ocupaciones, se encontraron este fin de semana largo en la ciudad de Rosario. El Encuentro Nacional de Mujeres (ENM) tuvo su 31º edición con una masiva concurrencia donde se exigió, una vez más, por todos los derechos que faltan para lograr una verdadera igualdad.

 

"Concepción del Uruguay participó con una comitiva de 16 mujeres, quienes realizaron actividades para recaudar dinero y así poder solventar los gastos". (Foto: Clara Chauvín).
"Concepción del Uruguay participó con una comitiva de 16 mujeres, quienes realizaron actividades para recaudar dinero y así poder solventar los gastos". (Foto: Facebook del Encuentro).

 

Por CLARA CHAUVÍN de EL MIÉRCOLES DIGITAL

 

Desde estudiantes a obreras, desde militantes sindicales y políticas a artistas, amas de casa, activistas, trabajadoras sexuales, miembros de pueblos originarios, solteras y casadas, ateas y creyentes, heterosexuales, lesbianas, bisexuales y trans, se concentraron, debatieron, intercambiaron ideas, concertando algunas veces y otras disintiendo, y se movilizaron todas juntas en una marcha que año a año se supera y crece.

Llegaron desde toda la Argentina para participar, teniendo que realizar un gran esfuerzo en pos de conseguir los medios necesarios para afrontar el viaje.  En particular, Concepción del Uruguay participó con una comitiva de 16 mujeres, quienes realizaron actividades para recaudar dinero y así poder solventar los gastos. Esto es algo que se replica cada año en todo el país ya que el Encuentro se trata justamente de eso, de compartir, de luchar en conjunto. La sororidad en todo sentido.

 

EL ACTO DE APERTURA Y LOS TALLERES

El primer día comenzó con el acto de apertura por la mañana, que tuvo lugar en el Monumento a la Bandera, donde los variados emblemas se desplegaron. Allí la comisión organizadora del Encuentro 2016, la cual trabajó a lo largo de casi un año para concretar esta nueva edición, realizó la lectura del documento en donde abordaron diferentes puntos que luego fueron profundizados en los talleres. Dichos puntos remarcaron la trágica estadística de una mujer muerta cada 28 horas por violencia machista y la falta de voluntad política de los sucesivos gobiernos para cumplimentar efectivamente con la ley nacional 26.485 de Protección Integral a las Mujeres.

Además, se resaltó cuestiones referidas a la situación laboral que padecen muchas mujeres en donde se les pagan salarios inferiores a los que perciben los hombres, sufren de acosos dentro del ámbito de trabajo o son despedidas si están embarazadas. El documento también se refirió a la eterna deuda por parte de Estado para con el aborto legal, seguro y gratuito, donde las principales víctimas de su falta de legalización son las mujeres más pobres que mueren en abortos inseguros, que no pueden pagar en una clínica privada como mujeres con alto poder adquisitivo, o que terminan presas. En este sentido, se reclamó por la anulación de la condena a Belén, la joven que estuvo presa durante dos años tras un aborto espontáneo y que la justicia de Tucumán injustamente acusó de homicida.

Otros de los puntos fueron el derecho a decidir sobre el propio cuerpo,  al derecho de vivir una sexualidad plena y libre sin discriminación y sin violencia, a acceder a una salud sexual y reproductiva efectiva, y a la implementación definitiva de una educación sexual integral en todos los niveles de escolaridad. Como en años anteriores, se reclamó nuevamente por un Estado laico, sin la injerencia del poder eclesiástico que desde hace siglos ha sido uno de los tantos opresores de las mujeres.

Tras el acto de apertura el ENM avanzó con su desarrollo principal. En total se realizaron sesenta y nueve talleres de forma simultánea donde cada mujer eligió libremente a cual asistir. En estas instancias se establecieron los temas de discusión, dando lugar a debates y a elaboración de posibles estrategias de acción. El funcionamiento es totalmente horizontal, no hay una disertante o una voz más autorizada que la otra, sino que cualquiera de las participantes puede ofrecerse como coordinadora, permitiendo que todas las voces sean escuchadas.

Las temáticas de dichos talleres son ampliamente variadas, abordando temas como salud sexual, maternidad, familia, educación, feminización de la pobreza, organizaciones sindicales, partidos políticos, organizaciones productivas y cooperativas, anticoncepción, aborto, la lucha feminista, adicciones, lucha contra el narcotráfico, prostitución, trata de personas, abuso sexual, violencia obstétrica,  misoginia en el poder judicial, cuidado del medio ambiente, la crisis mundial actual, medios de comunicación, entre muchos más.

"Se resaltó cuestiones referidas a la situación laboral que padecen muchas mujeres en donde se les pagan salarios inferiores a los que perciben los hombres, sufren de acosos dentro del ámbito de trabajo o son despedidas si están embarazadas". (Foto: Clara Chauvín).
"Se resaltó cuestiones referidas a la situación laboral que padecen muchas mujeres en donde se les pagan salarios inferiores a los que perciben los hombres, sufren de acosos dentro del ámbito de trabajo o son despedidas si están embarazadas". (Foto: Clara Chauvín).

LA MARCHA

El domingo por la tarde, luego de la finalización de los talleres en donde se elaboraron las conclusiones, se realizó uno de los hechos más esperados del ENM: la marcha. Miles de mujeres se movilizaron con banderas, pancartas y cánticos. Desafortunadamente la represión policial volvió a ser noticia al igual que el año pasado en Mar del Plata, siendo el foco para muchos medios de comunicación hegemónicos, que sólo se centran en hablar de “incidentes” sin referirse nunca a lo que el Encuentro realmente es y lo que genera en quienes participan. Sin embargo, se trata de un espacio donde las mujeres realmente se encuentran y emponderan. Eso queda demostrado en que, a pesar de la “mala prensa”, cada año son más las mujeres que se suman poniéndole el cuerpo a la lucha.

El lugar elegido para el próximo año fue Resistencia, Chaco, donde por 32ª año consecutivo el Encuentro Nacional de Mujeres reunirá a miles de luchadoras que no bajamos los brazos. “Algo cambia en cada mujer que participa” reza uno de los eslóganes del ENM, y para realmente entenderlo hay que vivirlo. Nos vemos ahí.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

El incentivo docente debe seguir a cargo de Nación

Muchas veces se escucha desde la dirigencia política que apostar a la educación es lo …