BNA
Inicio » Cooperativismo » La inclusión laboral como forma de reinserción social

La inclusión laboral como forma de reinserción social

Las personas que intentan reinsertarse tras recuperar la libertad se enfrentan a innumerables obstáculos. En Entre Ríos, buscan soluciones desde diferentes organismos.

 

El Instituto de Promoción de Cooperativas y Mutualidades de Entre Ríos (Ipcymer) impulsó la idea del trabajo asociado de personas que cumplieron una condena establecida por la justicia. Por eso, durante este mes se reunieron con las autoridades del Patronato de Liberados que depende del Ministerio del Gobierno y Justicia de la Provincia que hace un seguimiento a las personas que tienen salidas condicionales, previo paso a la libertad definitiva.

El titular del Ipcymer, Ricardo Etchemendy, lo explicó detalladamente a El Portal de las Cooperativas. “La reunión se concretó en las instalaciones del Instituto junto a personas que están bajo la órbita del Patronato. La idea es que exista la posibilidad de conformación de Cooperativas de trabajo tras haber sido capacitados en oficios en las Unidades Penales de la Provincia, ya que cuando gozan de la libertad necesitan contar con una fuente laboral. Se les explicó toda la documentación necesaria para la conformación de la Cooperativa y se habló de los programas de desarrollo social”.

Y luego especificó: “muchas personas cuando salen de las unidades penales lo hacen capacitadas en varios oficios, por ejemplo zapatería, textiles, taller mecánico, panadería, pero cuando van a reinsertarse en una empresa o una fábrica y presentan sus antecedentes hay una estigmatización con la gente que estuvo presa”.

El funcionario resaltó que “hicieron una encuesta y relevamiento dentro de la gente que está bajo su tutela y ya hubo dos grupos para escuchar la charla. Tuvimos una presencial, cuidando todos los elementos como barbijo, distanciamiento y todo, avanzamos en la posibilidad de que vayan entendiendo lo que es el asociativismo primero, cuáles son las ventajas de asociarse, y de integrarse a una Cooperativa. Le fuimos dando herramientas de trabajo para que vayan estudiando y leyendo”.

Asimismo, destacó: “Hasta ahora las reuniones han sido muy positivas, descubrimos en ellos muchas capacidades en determinados oficios, en los cuales estamos estudiando la posibilidad de cuando se levante la pandemia y empiecen a funcionar los casinos- que son los que financian la Ley 11051- para evaluar la posibilidad de financiar compra de herramientas, brindar microcréditos, etc”.

“Las Cooperativas las deben conformar ellos con familiares o quienes quieran, pero siguiendo los puntos que les impone la Ley de Cooperativas, que tiene algunas incompatibilidades para aquellos que participaron de alguna quiebra fraudulenta o una cosa de esas, en este caso son otros los delitos por lo que estaban cumpliendo la pena”, resaltó.

Por último, subrayó que estas iniciativas no significan una imposición para esas personas, “si resuelven conformarla vienen y hacemos los papeles, sino quedan como charlas de información y capacitación, o educación cooperativa. Ellos están evaluando cuales son las ventajas y desventajas, están viendo cómo se pueden juntar por oficios como se han capacitado, porque las unidades penales distribuidas en toda la provincia son todas distintas, por ahora empezamos con Paraná, y en algún momento iremos para la cárcel de mujeres de Gualeguaychú”, anticipó.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

La recesión pegó fuerte

Varias organizaciones que nuclean han desaparecido. Apuntan a recibir sindicatos. La Cooperativa de Trabajo Trabajadores …