Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » La Provincia » Pasará el año y las causas de Urribarri no serán juzgadas

Pasará el año y las causas de Urribarri no serán juzgadas

El megajuicio al ex gobernador de Entre Ríos y actual embajador en Israel, Sergio Daniel Urribarri, no tiene fecha -no se hará este año- ni tampoco tribunal -dos de los tres jueces fueron recusados y el trámite no está concluido, y se ha pedido la incorporación de un cuarto magistrado que tampoco se ha definido- y se prevé que será el más largo de los que se tenga memoria en estas tierras.

Lo de megajuicio se relaciona con la decisión de la Justicia entrerriana que, después de haber fijado fecha para las tres audiencias que debía enfrentar en 2020 Urribarri al final hizo lo que nadie esperaba: decidió que nada de todo eso debía ocurrir y que solamente debía sustanciarse un solo juicio al exgobernador. Y cuando al fin pudo definir qué jueces conformarían el tribunal sobrevino la recusación de dos de los tres integrantes, María Carolina Castagno y José María Chemez. El tercer juez, Elvio Osir Garzón, no fue recusado, pero su situación es endeble: está concursando el cargo ante el Consejo de la Magistratura.

Todo muy volátil, más aún en este cambio de época que en Tribunales saben leer muy bien: sus señorías suelen tener un oído muy atento a lo que sucede allende los recoletos ambientes judiciales, publicó el portal Entre Ríos Ahora.

“No han puesto fecha al juicio. Estamos esperando que el tribunal de juicio resuelva un planteo para que se designe un cuarto vocal para el juicio, Eso es lo que tienen para resolver hace cuatro meses y no resuelven”, se quejan desde el Ministerio Público Fiscal, el organismo que ha llevado la investigación penal sobre sobre las causas a Urribarri que, después, han puesto a juicio.

La explicación de la tramitación de las causas judiciales contra Urribarri merece siempre tener a mano un ayuda memoria para seguir el zigzagueante itinerario que le han impreso “sus señorías”.

El 18 de agosto de 2020 debía comenzar el juicio por el “Sueño Entrerriano”, una causa que incorporó tres investigaciones penales que corrían por cuerda separada, pero cuatro días antes, el 13, la Justicia acogió favorablemente un planteo de los defensores que, dizque por la pandemia, plantearon la imposibilidad de llevar adelante las audiencias, que se extenderían hasta finales de septiembre.

La primera señal de que el juicio por el Sueño no se haría fue la inhibición que plantearon los tres jueces que debían juzgar a Urribarri desde el martes 18: Alejandro Grippo, Gustavo Pimentel y Rafael Cotorruelo. Un nuevo tribunal, integrado por José María Chemez, María Carolina Castagno y Elvio Osir Garzón aceptó esas inhibiciones. Así, el juicio se quedó sin jueces.

 

Más inhibiciones

Ese segundo tribunal adoptó luego otra decisión: aceptó otras dos inhibiciones, de los jueces Pablo Andrés Vírgala y Gervasio Pablo Labriola. Pero lo más relevante fue la determinación de disponer la acumulación de las tres causas judiciales que carga Urribarri sobre sus espaldas: la causa de la vaca, el Sueño Entrerriano y la distribución amañada de publicidad. Así, al resolver la acumulación de las tres causas para ser debatidas en uno solo juicio y no en tres, derivó todo a la Oficina de Gestión de Audiencias (OGA) para que, tras suspender el debate del martes próxima, fije un nuevo calendario de audiencias, con nuevo tribunal.

La OGA decidió que el tribunal se conformaría por Chemez, Castagno y Garzón, pero no fijó fecha de realización. En el ínterin, los defensores de uno de los imputados en el ahora megajuicio, Germán Buffa, recusaron a los jueces Castagno y Chemez. El planteo lo tiene a resolución la Cámara de Casación Penal desde inicios de octubre último y todavía no ha resuelto el incidente. Desde la Procuración aseguran que esa discusión no tendría por qué entorpecer el desarrollo del juicio. Pero sí. “Lo de Buffa no traba nada -explican-. Es un recurso de queja, que no suspende plazos ni nada”.

Aunque sí: no hay fecha del megajuicio ni tampoco tribunal. Menos aún se ha designado el cuarto juez.

Abecé

La causa del “Sueño Entrerriano”, la segunda investigación que hubiera sentado en el banquillo a Urribarri pero que no, incluye tres expedientes: la investigación por la instalación de un parador playero en Mar del Plata, que le costó a la provincia 14 millones de pesos; la contratación de la productora del empresario farandulero Jorge “Corcho” Rodríguez, Nelly Entertainment SA, para difundir tres spots de promoción de la Cumbre de Presidentes del Mercosur, que se realizó en Paraná en 2014, por un monto de 27 millones de pesos; y la contratación con distintos medios gráficos de la publicación de una solicitada contra los fondos buitres que le supuso a las arcas del Estado entrerriano el gasto de unos cuatro millones de pesos, publicó el portal Entre Ríos Ahora.

La tesis de la Fiscalía es que dichos fondos públicos se utilizaron para financiar la fallida campaña presidencial de Urribarri, cuyo slogan distintivo fue el “Sueño Entrerriano

Las audiencias del juicio se habían fijado para los días 18, 19, 20, 25, 26 y 27 de agosto y 1, 2, 3, 8, 9, 10, 15, 16, 17 22, 23, 29 y 30 de septiembre a las 9 en el Salón de Audiencias N°1 en los Tribunales de Paraná. No fue: se suspendieron.

Fue, así, el segundo juicio que se suspende a Urribarri. El primero que se iba a sustanciar contra el hoy embajador en Israel, el que se denomina mediáticamente como “Causa de la Vaca”, ya lleva tras aplazamientos.

En abril último, la Justicia suspendió el primero de los tres juicios que iba a sentar en el banquillo a Urribarri. Se trata la denominada “Causa de la vaca”, con fecha de inicio de las audiencias previstas para 27 de abril de este año y que se extenderían por un mes: hasta el 27 de mayo.

Aquella vez, la suspensión se fundamentó en la situación de emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus.

El juicio debió, en realidad, comenzar el 20 de noviembre de 2019, pero diez días antes se suspendió a pedido de un grupo de abogados defensores por cuanto las audiencias se iban a superponer con las audiencias de las causas Narcomunicipio y Narcoavioneta que se sustancia en el Tribunal Oral Federal (TOF) de Paraná.

La resolución, firmada por los jueces Rafael Cotorruelo, Gervasio Labriola y Alejandro Grippo, dispuso la suspensión en base a la petición hecha por los abogados defensores de los imputados, quienes argumentaron que la denominada “causa de la vaca”, que investiga el pago de retornos en la distribución de contrataciones publicitarias en vía pública, supone una recarga de trabajo porque su realización coincide con el juicio por la causa narco que sustancia el Tribunal Oral Federal (TOF), en la que están imputados, entre otros, Daniel “Tavi” Celis y el intendente de Paraná, Sergio Varisco, de la que participan los mismos defensores.

Fue el segundo aplazamiento. En realidad, el juicio tenía fecha de inicio para el 29 de julio de 2019, pero la petición de dos abogados defensores, Marcos Rodríguez Allende y Emilio Fouces, que argumentaron problemas de salud, derivó en la primera suspensión.

En febrero último se conoció la resolución judicial que fijó fecha a un nuevo juicio, el tercero, que iba a enfrentar este año el exgobernador y designado embajador en Israel Sergio Urribarri: los días 26, 28, 28 y 30 de octubre de 2020 fueron las fechas que se fijaron para los debates en la causa en la que está acusado de negociaciones incompatibles con la función pública en la que también están involucrados el exministro de Cultura y Comunicación y exlegislador provincial Pedro Ángel Báez, y el empresario pizzero Germán Buffa, resaltó el portal Entre Ríos Ahora.

La resolución de los jueces Gervasio Labriola, Gustavo Pimentel y Alejandro Grippo se dio en el marco de la causa en la que Urribarri y Báez están procesados por supuestas negociaciones incompatibles con la función pública, por el otorgamiento de una pauta de 118 mil pesos a la empresa Global Means SA, del empresario pizzero Germán Buffa. El empresario también está procesado y se le endilga el mismo delito, pero en grado de partícipe necesario.

En la causa se investigaron hechos sucedidos en 2011, cuando Urribarri era gobernador y Báez director de Información Pública. En 2013 el diputado nacional radical Jorge D’ Agostino (mandato cumplido) denunció la situación. El caso se tramitó bajo el viejo Código Procesal Penal de la provincia, y por ello la instrucción estuvo a cargo de un juez de Transición.

Buffa fundó la empresa Global Means SA junto a Leonardo Víctor Poma.  El acta de constitución de esa empresa está fechada el 15 de agosto de 2011. Pero extrañamente, un mes antes la firma ya operaba como proveedora del Estado entrerriano.  Todo fue extraño, a decir verdad: la orden de publicidad que le pagó la administración Urribarri/Báez está fechada el 1° de julio de 2011; Global Means SA presenta presupuesto recién el 15 de julio de 2011, y la sociedad se constituiría el 15 de agosto de ese año.

La imputación precisa que siendo Urribarri gobernador, y Báez director de Información Pública, el 1° de julio de 2011 habrían direccionado hacia Global Meanas SA dos avisos para publicar en el diario Agroempresario, en las ediciones de agosto y septiembre de 2011.

Nada de todo eso será así: la Justicia decidió unificar en agosto último las tres causas, y conformar el mega juicio a Urribarri, que no tiene fecha ni tampoco tribunal.

Y el año ya se termina, por lo que todo ocurrirá, si ocurre, en 2021.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Un científico uruguayense ganó una beca europea para seguir investigando edificios “de energía cero”

Será durante dos años en una universidad de Alemania. La investigación se enmarca dentro de …