BNA
Inicio » Ambiente » Tras la sequía: las aves están regresando al humedal de la reserva natural "Estancia La Titina"
UN ESPECTÁCULO DIGNO DE VER

Tras la sequía: las aves están regresando al humedal de la reserva natural "Estancia La Titina"

Llegó el agua y con ella la vida de las aves. En Concepción del Uruguay durante lo que va de noviembre, la naturaleza nos está regalando un espectáculo único, completando el escenario natural privilegiado de la "Estancia La Titina, Posada y Reserva natural". 

 

En estos últimos días el humedal de la Reserva Natural Estancia la Titina comenzó a recuperar su vida y sus habitantes. Grandes bandadas de aves han comenzado a llegar aprovechando las condiciones de alimento y refugio que les brinda este magnífico lugar.

Se observan bandadas de cigüeñas americanas, garzas blancas, garcita blanca chica, garcita bueyera; patos de varias especies como el de collar, sirirí pampa, sirirí colorado, pato fierro, pato cuchara, barcinos y capuchinos

También pueden verse cuervillos de cañada y cara pelada, chajáes , teros reales y los grandes migradores que hacen el deleite de todo observador de aves como playeritos, pitotoy y falaropos, aves que realizan migraciones desde Alaska hasta el sur de nuestro país y aprovechan los humedales de la zona para descansar y alimentarse en su largo viaje.

¿Cuáles son las condiciones que hacen posible este espectáculo?

En los últimos 4 años y sobre todo el último, la zona estuvo afectada por una sequía extrema. El humedal desapareció y se convirtió en un gran campo de tierra seca, el Arroyo de La China estuvo con mínimo caudal y la cañada Zabala, incluso, estuvo absolutamente seca durante varios meses. Junto con la desaparición del agua fue desapareciendo la vida, convirtiendo toda la zona en un paisaje desolador.

Actualmente, las grandes lluvias en el sur de Brasil y Norte de Argentina, como es sabido, han provocado la crecida del Rio Uruguay por lo que el caudal del Arroyo de la China, que atraviesa la Reserva, aumentó considerablemente inundando el gran humedal que se encuentra en La Titina. A simple vista se puede observar desde el casco de la estancia cómo, diariamente, va cambiando su fisonomía para convertirse en un gran espejo de agua donde se observa y escucha un concierto de aves y de anfibios.

Hoy, turistas y amigos de la casa, se acercan para ser testigos de este espectáculo único, que sumado a los miles de colores que regala la primavera, hacen del lugar un destino ideal para el descanso y reconexión con la naturaleza.

Para mas información https://www.instagram.com/estancialatitina/

 

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

El caso del hijo del juez federal Seró fue denunciado al Consejo de la Magistratura y pedirían juicio político

El episodio en el que el hijo del magistrado chocó manejando una camioneta de la …