Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » La Ciudad » Detuvieron a Mazzaferri, represor que actuó en Concepción del Uruguay durante la última dictadura
Mazafferi detenido

Detuvieron a Mazzaferri, represor que actuó en Concepción del Uruguay durante la última dictadura

Mazafferi detenido
Mazafferi detenido

El ex comisario de la Policía Federal José Darío Mazzaferri, imputado por delitos de lesa humanidad ocurridos en La Histórica durante la última dictadura, fue detenido y trasladado al Juzgado Federal, este lunes al mediodía. El represor estaba prófugo desde 2009 y pesaba sobre él un pedido de captura internacional, además de una recompensa de 200 mil pesos, con el objetivo de obtener datos y lograr atraparlo.

 

Por VALENTÍN BISOGNI, de la redacción de El Miércoles Digital

 

En la mañana de este lunes 16 de diciembre fue trasladado al Juzgado Federal uruguayense Mazzaferri, que logró ser detenido el jueves pasado. Según pudo conocer El Miércoles Digital, su aprehensión se concretó la semana pasada en la provincia de Buenos Aires, aunque no trascendió aún el sitio donde fue hallado. Mediante un operativo, personal de Gendarmería Nacional logró dar con su paradero y detenerlo para ponerlo a disposición de la Justicia Federal, que lo investiga por delitos de lesa humanidad ocurridos en Concepción del Uruguay.

Llegado el mediodía de este lunes Mazaferri fue indagado en el Juzgado Federal durante aproximadamente una hora y media por el juez federal Pablo Seró, mientras que la defensora oficial, Julieta Elizalde, se encargó de la asistencia legal al detenido. Alrededor de las 13.30, Mazzaferri fue trasladado esposado y custodiado por gendarmes, momento en que pudo ser fotografiado por El Miércoles Digital. Al ex prófugo lo llevaron al conocido popularmente como Penal de Devoto (oficialmente “Complejo Penitenciario Federal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”). No ha trascendido su situación procesal, pero se espera que sea conocida en las próximas horas.

El represor está imputado en la denominada causa César Román (que luego pasó a integrar la megacuasa Harguindeguy) por los delitos de allanamiento, detención, privación ilegitima de la libertad, torturas y asociación ilícita en el marco del terrorismo de Estado. Estos hechos fueron denunciados por el mencionado Román, ex detenido-desaparecido, y confirmados por diferentes víctimas, entre ellos estudiantes y militantes políticos y sindicales que habían sido secuestrados en el ex centro clandestino de detención Policía Federal de Concepción del Uruguay, a sólo dos cuadras de Plaza Ramírez. Entre 2006 -año en que se inició la causa- y 2009 -momento en el que se fugó-, Mazzaferri había evitado presentarse a indagatoria en diversas oportunidades por certificados médicos. El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación había ofrecido una recompensa de cien mil pesos para quienes aportes datos e información que permitan su detención y en 2013 la suma había sido elevada a 200 mil.

En el marco de la misma causa fueron condenados, por el Tribunal Oral Federal N° 2 de Paraná en diciembre de 2012,  Francisco Crescenzo  y Julio César El Moscardón Verde Rodríguez,  ex subcomisario y ex suboficial mayor respectivamente de la delegación Concepción del Uruguay de la Policía Federal Argentina, a las penas de diez y 15 años de prisión, respectivamente.

 

LA BÚSQUEDA INTERNACIONAL

Mediante una orden de captura internacional dictada por la jueza federal de La Histórica, Beatriz Aranguren, en mayo de 2009, la Interpol buscaba a Mazzaferri, imputado por torturar a estudiantes y dirigentes políticos en la sede uruguayense de esa fuerza policial, durante la última dictadura militar. El represor, tras evitar presentarse a indagatoria en diversas oportunidades, se había dado a la fuga.

Aranguren, quien se encontraba en ese momento a cargo de la causa en la que se investigan delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura en la delegación uruguayense de la Policía Federal, libró un pedido de captura internacional para José Darío Mazzaferri (DNI 10.395.323).

El apresado se desempeñó hasta mediados de 2007 al frente de la Superintendencia de Planificación y Desarrollo de la Policía Federal, año en el que fue desplazado de su cargo a pedido de la Subsecretaría de Derechos Humanos de Entre Ríos.

La captura internacional había sido pedida por la abogada querellante en la causa, María Isabel Caccioppoli, al igual que por el entonces subsecretario de Derechos Humanos entrerriano, Roque Pepa Minatta, además una de las víctimas de Mazzaferri y testigo en la causa judicial.

 

UNA FUGA MÁS QUE ANUNCIADA

 

Tal como lo adelantara en su momento El Miércoles Digital, la Justicia se anotició de la fuga de Mazzaferri en la noche miércoles 13 mayo de 2009, cuando mediante un allanamiento se descubrió que ya no se encontraba en su domicilio de Pavón 416 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La esposa de Mazzaferri dijo a los efectivos que ignoraba dónde se encontraba y que hacía tiempo se había ausentado de su hogar.

Un día antes, el martes 12 mayo, mediante un exhorto, Aranguren había solicitado al Juzgado Federal porteño de turno el seguimiento y la detención de Mazaferri.

Por ese motivo se había activó un operativo a cargo de la Unidad Especial de Investigaciones y Procedimientos Judiciales de Gendarmería, con asiento en la Capital Federal, que tras realizar tareas de inteligencia para hallar al represor, fue autorizada a allanar su domicilio en la madrugada de ese miércoles.

 

UN VIEJO PEDIDO

Sin embargo, antes de que Mazzaferrri se diera a la fuga, en tres oportunidades la querella había solicitado su detención, ya que éste se había excusado de presentarse ante las reiteradas convocatorias a indagatoria, amparándose en tener hipertensión (presión alta). Según se explicó a El Miércoles Digital, una persona con hipertensión con una adecuada medicación podría asistir a indagatoria sin mayores inconvenientes. También este medio pudo conocer que, mientras se llevaba a cabo el proceso judicial, Mazzaferri realizó viajes al exterior hasta principios de 2008, entre ellos a Brasil y España.

 

¿QUIÉN ES MAZZAFERRI?

 

El ex comisario federal está imputado en la causa iniciada por la denuncia de Román ante el Juzgado Federal uruguayense como responsable de la detención y tortura de estudiantes secundarios y dirigentes políticos en julio de 1976. Las víctimas fueron el propio Román, actualmente docente universitario residente en Mar del Plata, Minatta y Juan Carlos Changui Rodríguez, funcionario del Senado provincial y uno de los hombres de confianza del ministro de Educación, Deportes y Prevención de Adicciones, José Lauritto, además del empleado municipal Carlos Martínez Paiva.

“El oficial Masaferro tomó un artefacto, parecido a un soldador eléctrico pero más chico (supongo que era una picana eléctrica) y la aplicó sobre el cuerpo de aquella persona, la que se arqueó sobre sí mismo y gritó de dolor. Una vez hecho esto, apuntándome con aquel artefacto, el oficial Masaferro me dijo: ‘Empezá a cantar, pendejo de mierda, o después sigo con vos’. Las dos personas que estaban allí me volvieron a encapuchar y volvimos por las escaleras, donde tuve tremendas sensaciones de vómitos y mareos como consecuencia de la escena observada. La persona a la que el oficial Masaferro le aplicaba semejante tormento era Carlos Martínez Paiva”, dijo Román en su testimonio de la causa iniciada por él mismo a principios de 2006. Aquel año, mediante una investigación de Américo Schvartzman en el semanario El Miércoles de La Histórica, finalmente se supo que Massaferro era José Darío Mazzaferri, el represor ahora detenido.

 

Foto: V.B./EL MIÉRCOLES DIGITAL.

 

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

La Municipalidad local adhirió a la "Ley Micaela"

Con la presencia de los trece concejales se aprobó este jueves 19 de septiembre el …