BNA
Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Ambiente » "Cultura para la Acción Ambiental": una científica uruguayense ganó el primer premio de ensayo en la ecorregión del NEA

"Cultura para la Acción Ambiental": una científica uruguayense ganó el primer premio de ensayo en la ecorregión del NEA

El “Concurso Federal de Cultura para la Acción Ambiental” fue convocado por los ministerios de Ambiente y Cultura de la Nación. En el rubro “Ensayo”, la ganadora del premio regional es la licenciada química radicada en Santa Fe, Ana Laura Pino, oriunda de Concepción del Uruguay, con su trabajo “Mujeres frente al cambio climático”. Esta científica y docente universitaria se define como “entrerriana, madre, feminista, defensora de las luchas ambientales colectivas, y sensible ante las personas siempre vulneradas”.

 

REDACCIÓN de EL MIÉRCOLES DIGITAL

 

Organizado en conjunto por los ministerios de Ambiente y de Cultura de la Nación, el concurso federal “Cultura para la Acción Ambiental”, busca consolidar y potenciar la participación ciudadana en clave ambiental y climática en todo el territorio a través de la innovación y el desarrollo de expresiones artísticas y culturales. La convocatoria incluyó las categorías de fotografía, dibujo, pintura, ensayo, historieta, música y mural.

El concurso era abierto y estaba destinado tanto a personas aficionadas como a creadoras, creadores y profesionales dedicados al dibujo, la pintura, la fotografía, la gráfica, la música y la producción intelectual.

El “Concurso Federal de Cultura para la Acción Ambiental” surge del convenio de cooperación y colaboración suscripto entre las carteras de Ambiente y Cultura de la Nación y es una iniciativa a partir de los compromisos asumidos por ambos organismos con el objetivo de promover el empoderamiento de la juventud y la equidad de género en la política cultural tendientes a lograr los objetivos de Desarrollo Sostenible para la Agenda 2030.

Días atrás comentamos que el periodista y filósofo entrerriano Américo Schvartzman ganó el primer premio nacional, con su ensayo sobre ética y ambiente (ver nota). Pero además de ese premio federal, cada categoría cuenta con seis premios por ecorregiones, y doce menciones honoríficas por categoría.

En el caso de la ecorregión del NEA, participaban las provincias de Chaco, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Misiones y Santa Fe. Y la ganadora en la ecorregión fue una científica oriunda de Concepción del Uruguay, la licenciada química Ana Laura Pino, quien obtuvo el premio regional con su ensayo “Mujeres frente al cambio climático y eventos climáticos extremos”.

Ana Laura Pino: entrerriana y luchadora

Ana Laura Pino es hija del recordado médico uruguayense Raúl Tuso Pino, quien fuera director del Hospital Urquiza. Ana está radicada en Santa Fe desde hace varios años, es científica y docente universitaria y tiene una amplia especialización, a partir de su titulo de base, que es licenciada en Química (egresada de la Universidad Nacional del Litoral). También es magíster en ciencias de la madera, celulosa y papel (de la UnaM), especialista en Gestión Ambiental (de la UNL).

Además es docente universitaria en Química verde, Gestión Integral de Residuos y Microbiología ambiental. Además es autora del libro Química Verde. Enfoque sistémico, que fue editado por la UNL en 2020 (y que se puede descargar libremente en este enlace: Química Verde). Es integrante del Programa Ambiente y Sociedad de la UNL y consultora externa del Ministerio de Ciencia y Tecnología, y del Ministerio de Producción de la provincia de Santa Fe.

Ana Laura se define de esta manera: “Soy madre, feminista, defensora de las luchas ambientales colectivas, y sensible frente a las y los siempre vulnerad@s. Convencida de la importancia fundamental de la ciencia, la educación, la cultura y la comunicación ambiental. Mi concepción de ambiente es el de un ambiente inclusivo, justo, equitativo y popular. Mis lemas: La salida es colectiva, y No dejar a nadie atrás (Agenda 2030)”.

En diálogo con El Miércoles Digital, Ana contó que vive en Santa Fe desde los 17 años, cuando llegó para estudiar en la Facultad de Ingeniería Química de la UNL, “y ya nunca más me fui, aunque sigo hablando con cantito, y cuando me preguntan, digo que soy entrerriana. Tanto que cuando al principio de la pandemia la gente salió como loca a comprar papel higiénico, yo salí a abastecerme de yerba”.

-No viviste mucho tiempo en Concepción del Uruguay...

Hasta los siete años, cuando mis padres se separaron y nos fuimos a vivir con mi mamá, primero a Buenos Aires, y luego a Paraná, de donde era ella. Me hubiera encantado estudiar en el Colegio, ser parte de alguna de las comparsas, tener a mano Pelay o Cambacuá. Me casé, tuve dos hijos, me separé, y aunque acá estaba sola, no me fui para no repetir la historia de tener padres en distintas ciudades. Crie sola a mis dos hijos, por lo cual empecé a ser realmente ‘profesional’, a poder dedicarle tiempo, cuando ellos crecieron. Hoy ambos trabajan, estudian y viven solos: Carolina trabaja en Litus UNL, está terminando Comunicación social, y es fundadora de @periodicas.ar, y Facundo es ingeniero eléctrico de UTN , trabaja en el Túnel Subfluvial, y está terminando una especialización en no sé qué de la energía (risas).

-¿Y a qué te dedicás en Santa Fe?

Mi fuerte es la docencia universitaria, hoy en Química verde, también llamada Química sustentable, que da para una charla larga. Pero he tenido otros trabajos, en los Ministerios de Producción y de Ciencia y Tecnología. Hoy, tengo dos frentes de lucha: por un lado el académico, donde trato de marcar la diferencia con las y los futuros profesionales argentinos, y por otro, comunicando lo ambiental en redes, una apuesta fuerte que empecé este año, y que me permitió hacer vivos, salir en la tele, y conectarme con muchas personas.

-¿Cómo surgió el ensayo y qué significa ese reconocimiento para vos?

Respecto al ensayo, no puedo acordarme cómo me enteré o quién me lo pasó, pero cuando vi: mujeres, ambiente, cambio climático, acción ambiental, comunicación… Pensé: “¡Esto es lo que hago!”. Lo escribí en un par de días, y lo mandé con cero expectativas, pero con mucha ilusión. Haber sido premiada significa para mí muchísimo, pero sobre todo, el reconocimiento (que no tengo) de lo que soy, de lo que pienso, de lo que hago, porque siempre tuve que remarla, porque me guío mucho por la intuición, y porque todo lo mucho o poco que represento, lo he hecho sin ayuda ni apoyo. Pero además, y más allá de lo personal, cuando nos convoquen en 2022 para difundir estos trabajos, se podrá sembrar esperanza, se podrá formar redes, conexiones, y así, juntes, traccionar, tener más fuerza, concientizar, educar, llegar a muchos. Y en ese caso, lo personal no es lo importante.

El ensayo premiado

El ensayo de Ana Laura Pino se titula “Mujeres frente al cambio climático y eventos climáticos extremos” y responde a una profundización de una investigación previa, publicada en el medio web autogestivo Periódicas (del que forma parte su hija). El trabajo está redactado en forma sencilla, con el objetivo de trasladar conceptos teóricos, academicistas, a un público más amplio.

Parte de la constatación de que el Cambio Climático es una realidad, y nos enfrentamos como humanidad a una situación nunca antes vivida. Es un fenómeno global, pero sus impactos son locales y diferenciados en cuanto a los sectores más vulnerables. Las mujeres enfrentan mayores riesgos y vulnerabilidades, desde distintos frentes: desde sus características fisiológicas, desde su maternidad, y tareas domésticas y de cuidado, desde sus desigualdades económicas y educativas y desde su escasa participación en espacios de toma de decisiones.

Pero las experiencias relatadas en el ensayo de Ana Laura muestran que las mujeres pueden ser agentes de cambio. Y lo son. La mirada del Cambio Climático y los problemas ambientales ha incorporado sólo en los últimos años la perspectiva de género, siendo que las mujeres poseen una larga trayectoria y saberes en lo referente al cuidado de los suyos, a la educación, aún, cuando no han sido educadas formalmente, en la producción y preparación de alimentos para sus familias, así como una relación especial con la naturaleza. La visibilización de sus quehaceres y sus luchas, y una apuesta fuerte a la cultura y la educación ambiental, son desafíos, pero también faros iluminando el camino a seguir.

Así, su trabajo examina los impactos del Cambio Climático, vinculando las dos dimensiones: el territorio (ciudad de Santa Fe y alrededores) y un sector vulnerable (las mujeres). Con ese punto de partida, se relatan experiencias, reales y exitosas, que articulan saberes académicos y la formación de futur@s profesionales universitari@s, con un medio comunicacional con perspectiva de género, una asociación civil dedicada a la cultura de la sustentabilidad y al fomento del ecodiseño, y con emprendimientos productivos locales con generación de empleo verde.

Redes sociales

Sus redes son las siguientes:

@anit.pinoinstagram

https://www.facebook.com/Ana-Laura-Pino-104414868402138/

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Liberaron 25 aves silvestres atrapadas cruelmente con "pega pega"

Habían sido cazados en la zona de María Grande (departamento Paraná) con una artimaña dañina …