Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Entrevistas » Seba Ozdoba: “En esta época de ‘grieterío’ cada vez cuesta más encontrar espacio para reírse” 
"La sociedad está muy sensible, crispada, en una etapa donde todavía no sabe qué hacer con el exceso de información y este síndrome de la comunicación permanente en el que nos metimos con internet".
ACTOR, DIRECTOR Y HUMORISTA

Seba Ozdoba: “En esta época de ‘grieterío’ cada vez cuesta más encontrar espacio para reírse” 

Director y docente teatral, humorista, creador de I’mpro (una exitosa propuesta de improvisación teatral en San Juan), radicado en Cuyo desde hace más de una década, este uruguayense que ha hecho de su pasión su forma de vida, dialogó con El Miércoles Digital sobre su reconocida labor, que sus copoblanos todavía no han podido disfrutar.

“Con I’mpro hacemos pequeñas escenas improvisadas con ideas (títulos, personajes, situaciones) que brinda el público. Este año cumplimos 6 años y sí, fuimos los primeros en abordar el género en San Juan y con muchísimo éxito. La improvisación teatral, como género es espectacular”.

 

Por A.S. 

 

¿Cuánto hace que estás en San Juan?

¡Puf, desde que tenía pelo! Llegué en el 2004 sin bombos ni platillos y acá estoy, gordo como un bombo de tantos platillos.

 

¿Cuándo empezaste a dedicarte al teatro?

Me gusta contar esta anécdota: a los 8 años, mi maestra de la escuela Nicolás Avellaneda, Margarita Parodi, le dijo a Olga, mi señora madre, que yo tenía que estudiar teatro. En séptimo grado reincidí con Marga en la escuela y nuevamente vaticinó mi profesión. Una genia. A los 15 años fui a una clase con Miguel López en la Bancaria, creo. Me encantó pero no volví porque los gurises me cargaban por haber ido a teatro. ¡Un nabo! Y bueh… peor fue cuando dejé de estudiar órgano porque a esa hora daban el Chavo en la tele. Cuando tuve edad para lavarme la ropa solo, me fui a Córdoba a estudiar Profesorado de Educación Física, y tiempo después hice un taller de teatro. Me gustó y al año siguiente cambié el IPEF por el Profesorado de Teatro en la Escuela Integral de Teatro Roberto Arlt. Ahora te respondo la pregunta: en el año 1997. ¿20 años ya? ¡Me moiro!

 

Tranquilo Seba, veinte años no es nada. ¿Y cuándo arrancaste con la docencia teatral?

Me recibí en el 2000 pero no ejercí hasta el 2009 porque me dediqué exclusivamente a la actuación y a la venta ilegal de tazas con manijas para zurdos por catálogo. Cuando mermó un poco la primera, arranqué con los talleres.

 

¿Se puede vivir de la actuación en San Juan?

Ésta parece pregunta de idishe mame desesperada porque el proyecto de médico que tenía para el hijo se va truncando. ¡Claro que sí! Se puede vivir de lo que uno quiera,  siempre y cuando aprenda a no multiplicar necesidades, trabaje profesionalmente y evite que lo atrape la policía.

 

Hablando de necesidades ¿desde cuándo te dedicás al humor?

Desde siempre. Toda la vida tuve una mirada humorística sobre mi cotidianidad. Pero podría decir que en el 2002 me lo empecé a tomar en serio, tanto desde el teatro como desde la escritura. Y en el 2004, publiqué mis primeros artículos en un semanario de miércoles. No sé si te suena.

 

También le has hecho al humor gráfico.

Sí. Intenté dibujar, confieso que (Juan Carlos) Argüelles hizo todo lo posible por enseñarme, pero preferí hacer los guiones, las ideas y dejar el lápiz a los que saben. Si no me equivoco, mi  primer chiste publicado lo dibujaron Marbot y Aco. Creo que fue para la muerte del Papa Juan Pablo II. La anécdota es que hicimos el chiste del verdulero porque “no había papa” y antes de imprimirlo tuvimos que cambiarlo porque empezó a salir humo blanco en el Vaticano y eligieron a Benedicto.

 

¡Cierto! Me acuerdo… Seba, además del teatro, has sido impulsor de iniciativas novedosas como la de Humor y Memoria. Contame un poco sobre eso.


Fue una convocatoria para un festival de teatro por la memoria que se hizo en San Juan, en la sala de teatro El Avispero. Me dieron un espacio para exponer y convoqué humoristas de todas partes que enviaron material sobre el tema. Además, la muestra era acompañada por actores que recreaban algunas viñetas en vivo. Luego la muestra fue declarada de interés por el Congreso de la Nación. Una experiencia fenomenal.
También sos un pionero de I’mpro. Yo sé lo que es porque te tengo de amigo en feisbuc. Pero hay gente que no. ¿Querés explicarlo?
No, no quiero (risas). Bueno, está bien. I’mpro es el elenco de teatro con el cual trabajo en San Juan. Hacemos pequeñas escenas improvisadas con ideas (títulos, personajes, situaciones) que brinda el público. Este año cumplimos 6 años y sí, fuimos los primeros en abordar el género en San Juan y con muchísimo éxito. La improvisación teatral, como género es espectacular, lleva años de trabajo intenso y buenos resultados. Tanto para quien improvisa como para el público es una experiencia catártica muy gratificante. La característica de I’mpro es que trabajamos en la producción de espectáculos multidisciplinarios para toda la familia. Cada show es como una varieté donde reunimos artistas plásticos, músicos y fotógrafos. Además hay degustaciones y sorteos, son dos horas de pura fiesta de donde ha salido mucha gente embarazada.

 

¿Venís seguido a Concepción del Uruguay?

Maomeno (sic), no tanto como quisiera porque estoy en la otra punta. Estuve en enero, la pasé bárbaro como siempre. Me encanta porque me junto con gente que quiero mucho. La ciudad sigue creciendo y me pone feliz, digo esto sin que me lo preguntes y porque no me cuesta escribirlo. Además, como el diario ahora es digital, no vamos a andar pijoteando caracteres. Le mando un saludo a todos los que me conocen.

 

¿Te presentaste alguna vez en tu ciudad natal?

Nooooo, qué lo parió.

 

¿Qué diablos esperás para hacerlo?

Bueno, no es tan sencillo ni barato movilizar un elenco de teatro de San Juan a Concepción. El año pasado hice las gestiones, llamé por teléfono a Cultura, le escribí al encargado, mandé una paloma mensajera, le escribí a Papá Noel pero nada, che. Ni pelota me dieron.  Lo único que hice fue una colaboración en el Campus Toro Palladino, en el club Rocamora. Hice un mini taller de ejercicios teatrales. Sería interesante poder compartir con los uruguayenses algo de lo aprendido en estos años. Aunque sea un taller para los teatreros, docentes o gente interesada. Queda pendiente. Organizalo y llamame Marta. ¡Ah! Ahora me acuerdo que hace un par de años hice un tallercito con los Puntuales pa’ la tardanza pero llegaron tarde y se perdieron la mitad de los contenidos.

 

¿Cómo ves la política nacional? Digo, vos te dedicás al humor. ¿Se puede competir contra nuestros políticos?

Como siempre, cambian los apellidos, los problemas son los mismos. La única solución que proponen los políticos para los problemas son ellos mismos. “Desocupación, vote a Fulano, Inseguridad, vote a Mengano, Desarrollo social, vote a Sutano” cuando te das cuenta con qué rima cada ejemplo ya lo tenés roto como botella de baldío. Contra eso es imposible competir pero al menos podemos divertirnos y olvidarnos, por un rato, de la finitud de nuestras vidas. En esta época de “grieterío” (hay grietas por todos lados) cada vez cuesta más encontrar el espacio (lugar y tiempo) para reírse. La sociedad está muy sensible, crispada, en una etapa donde todavía no sabe qué hacer con el exceso de información y este síndrome de la comunicación permanente en el que nos metimos con internet. Ahora todo se viraliza rápidamente, antes tenías que esperar semanas, días y horas detrás de la cortina para pescar un chusmerío bueno en el barrio. Hoy nos regalan un pelapapas y hacemos un video con la ceremonia de entrega.

Confío en que el humor seguirá acompañando estas transformaciones como lo hizo siempre y siga dejando en evidencia a los #laculpaesdelotro, los #conmigoestonopasa, y los #robaperohace temibles personajes del recontraespionaje.

 

 

Sebastián Ozdoba
Es Profesor en Técnicas Teatrales y Dirección Actoral. Dicta cursos de teatro, comicidad, improvisación teatral y capacitación docente en el Instituto Alemán de San Juan. Es titular de las cátedras Formación Actoral III y Trabajo Final de Producción en el Profesorado de Teatro del Instituto Superior de Formación Docente Ana Pavlova.
Actor, director y productor del elenco I’mpro humor + improvisación. Administrador de San Juan Cultural – www.sanjuancultural.com.ar agenda cultural de San Juan en Internet.

 

Fue redactor humorístico del suplemento Humor con Voz y Humor Docto (Córdoba),  guionista de humor de la revista La Vanguardia y colaborador de El Miércoles.

Como humorista de radio hizo su paso por las emisoras: Sarmiento, Amanecer, Nacional y Metropolitana de la capital sanjuanina.

 

Estudió en la Escuela Nicolás Avellaneda y el Colegio Nacional Justo José de Urquiza. Está casado pero escucha ofertas. Tiene dos hijas a las que obliga a festejarle los chistes y una perra que se llama Lola que no tiene cola porque en casa de herrero cuchillo de palo.

 

 

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Concepción del Uruguay firmó convenio para implementar el botón antipánico

Los intendentes José Lauritto y Enrique Cresto, de Concordia, firmaron este viernes el convenio que …