Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Deportes » A 10 años del ascenso de Tomás de Rocamora a la Liga Nacional B

A 10 años del ascenso de Tomás de Rocamora a la Liga Nacional B

Este sábado 9 de Julio  se cumplirán 10 años de que el club volvió al básquet grande el país tras ganar la Liga Provincial 2006 y conseguir el ansiado ascenso a la Liga Nacional B –hoy Torneo Federal de Básquet- En aquella oportunidad el Rojo, dirigido por el inolvidable Mario Tucumano González, ganó la final frente a Estudiantes de Concordia barriendo la serie 3-0.

Después de una muy buen campaña y de haber batallado con Olimpia de Paraná en semifinales, al que derrotó 3-2 en la serie luego de vencerlo en el quinto partido 92-50 como local, llegó el turno de Estudiantes y tras haber ganado los dos primeros encuentros en el estadio Paccagnella el equipo se hizo fuerte en el Gigante Verde, ganó 75-67 (48-47) para poner las cosas 3-0 y de esa forma desatar la locura que genera ser campeón y conseguir un ascenso a una instancia nacional.

El equipo que comandó Coco González estuvo conformado por Aldo González, Martín Franzolini, Carlos Pérez, Luján Caire, Gabriel Beragua, Pablo Bocuhet, Gabriel Dantas, Matías Plut, Eugenio Wiemann, Norberto Santini, Juan Pablo Gavino y Gastón Leal. Marcelo Herlein fue el preparador físico y Jorge Maximiliano Quintana hacía sus primeras armas como asistente tras haber arrancado como utilero. En los dos primeros juegos el triunfo había sido 87-66 y 81-76.

Varios de los jugadores que integraron aquél plantel hacen hoy su recuerdo de lo que fue el momento y también el hecho de haber sido dirigidos por el Tucumano González, luego técnico en la primera temporada en la Liga B y quien falleciera a comienzos del año pasado.

“Qué se puede decir sobre algo que se buscó durante tanto tiempo… volver a la Liga Nacional. Fue el gran objetivo de muchos de dirigentes anteriores, ayudantes, familiares y jugadores; se llegó a ese objetivo gracias a la gente que anteriormente, y en ese momento, siempre forjó, defendió esta institución y nos hizo sentir amor por el deporte y hacia el club, siempre con respeto hacia los eventuales rivales deportivos. Orgullo por haber crecido y ser criado en este club, del cual haber defendido y tener este ascenso donde los rocamorenses tanto hemos festejado me hace feliz. El equipo que protagonizó este ascenso jugaba al estilo del clásico del Rocamora con el temperamento y gratitud de cada uno de los integrantes nacidos y ‘adoptados’ deportivamente del Rojo. ¡Un sueño cumplido!”, manifestó el base Aldo González.

Por su parte, Luján Alberto Caire, emblema del equipo, agregó: “Cuántas cosas para decir y cómo cuesta resumir cuando se trata de hablar de los sentimientos, cuando se consiguen logros siempre como en la vida es por algo; en este logro tan importante para el club pero aún más  importantes para los integrantes del equipo, fue que teníamos grabado el sentido de pertenencia, queríamos y queremos estos colores de la misma forma que queremos nuestra casa, es sentir y también vivir por lo que uno quiere”.

“De esa forma, teniendo el mismo sentimiento todos y siendo en verdad una familia, conseguimos lo que anhelamos en ese momento. Hoy decir qué se siente es orgullo, alegría, felicidad de pertenecer de la historia del más grande: El Rojo.”

“Qué decir del Coco, unas de las pocas personas que me han marcado en mi vida con ejemplos, y siempre ayudando a ser mejor persona, cuando lo recuerdo siempre se me llenan los ojos de lágrimas, como en este momento. Al equipo, los quiero mucho por siempre a todos. Qué más agregar, gracias por momentos tan lindos”, enfatizó también.

“Cuando de chico te enseñan a cuidar y defender un color los resultados no son casuales; en un equipo de amigos, vigilados por el culpable de crear ese sentimiento, llega ya a 10 años. Abrazo para todos y gracias Coco”, sintetizó Norberto Santini.

Gabriel Dantas también dijo lo suyo: “Agradecido a la vida de haber formado parte de tamaño grupo de personas sobre todas las demás conocidas cualidades, y que el tiempo nos hizo con ellos crear una enorme amistad. Párrafo aparte para el Coco, un amigo fuera de la cancha y como un padre adentro. Siempre en mi corazón viejito querido”.

Carlos Cali Pérez, actual entrenador de Central Entrerriano en el TFB, destacó: “La verdad que el equipo que armó del primer momento era amigos y más que nada con compromiso de llevar a lo más alto a Rocamora y eso era el ascenso a Liga B. Y se cumplió con el objetivo fue una Liga dura y larga por que enfrentamos muy buenos equipos. Y de Coco qué se puede decir con toda su trayectoria como jugador y entrenador nos indicaba con su mirada lo que debíamos jugar y transmitía con personalidad la entrega que teníamos que dejar por estos colores. Así que súper orgulloso y contento con la distancia de este logro deportivo”

Finalmente, Martín Franzolini, otro hombro identificado desde siempre con el Rojo, opinó: “Un recuerdo único, qué se puede decir de un ascenso, gran equipo, gran grupo, grandes personas… Coco, un tipo dentro de la cancha que sabía lo que quería y contagiaba el convencimiento a todos. Fuera de la cancha un tipo sencillo siempre preocupándose por uno, y que no te falte nada. ¡Un grande!”.

Informe de Mauricio Galarza

La foto que ilustra la nota es la que puede apreciarse hoy en una de las paredes del buffet de la institución.

 

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

“El sureñito”: Los gurises se apoderan del Puerto Viejo

Después de mucho trabajo, comenzará esta tarde en el club Parque Sur la segunda edición …